El Atlético vuelve a Europa League

Cuando te acostumbras al caviar volver a comer otra cosa es difícil.

El Atlético de Madrid llevaba unas temporadas malacostumbrándonos en el fútbol. En las cuatro últimas temporadas solo lo hemos visto ganar. Ganar, competir contra los grandes, luchar sin descanso y ganar, afición, juego, seguidores e ilusión para la grada.

Anoche el Atlético necesitaba un milagro por partida doble para poder seguir compitiendo en Champions. No quiero que se me malinterprete, pero había que ganar al Chelsea y que la Roma perdiera. Dos factores que hasta después de descanso no se dieron. Nadie se creyó cuando se sorteaba el grupo de Champions que el Qarabag les iba a hacer un roto tan grande con un fútbol tan sorprendente al Atleti. Los choques contra ese equipo, los fallos que descontaban puntos y los aciertos de los contrarios provocaron esta temible situación. Después de luchar en dos finales de Champions y estar a punto de conseguirlas volver a la Europa League duele. Hay que ser sinceros, nadie quiere eso.  Ahora bien, hay que lucharla y quererla, es el objetivo y de esta temporada junto con la liga y la copa, y en el fútbol se viene a ganar.

Es el peor estreno posible que se esperaba del Metropolitano y del equipo esta temporada. Nadie quería este escenario. Toca levantarse, luchar por una copa de dimensiones y significado inferior. Igualmente hay que sacar el coraje y corazón que los rojiblancos llevan dentro y nunca dejar de creer. Esto es el Atlético de Madrid, este el lema del equipo y esta vuestra afición, la que nunca se rinde, en la buenas y en las malas.

Hay que aprender de los errores, luchar y ganar lo que hasta ahora no se ha ganado, en la medida posible y sobretodo levantarse porque en 2019 la final se celebra en el Metropolitano y esta sí, hay que ganarla.

Italia se queda sin mundial Rusia 2018

Quedan muchos meses todavía para el mundial de Rusia de 2018 pero ya se saben todas las selecciones que van. Anoche vimos de una u otra manera una crónica de una muerte anunciada que nadie quisimos creernos. Italia se perdía el mundial.

Para muchos no es nada importante, el mundial puede seguir sin los “azzurri” pero para otros no es un mundial más. Yo he vivido mundiales con lloros de alegría y de tristeza, de ver caer a Italia pero dentro de la competición, de hacer fuerza a la vez que los de la bota corrían por el campo, he cantando el himno con ellos y he derramado lágrimas allá en 2006 cuando subieron a lo más alto del futbol. Ellos para mi son esenciales en una competición a nivel de selecciones.

Hay que remontarse a 1958 para no verlos en mundiales ni eurocopas. Tengo 28 años y jamás me imaginé que me tendría que quedar sin ver representación italiana en el fútbol a alto nivel. No me imgaino un mundial sin los cantos de emoción de Buffon, la unión entre todos los compañeros, las caras pintadas de los “tifosi”, los gestos de manos en la grada, ni a mi misma sin ponerme nerviosa cada vez que juegan. Saco mi gorra de Italia, mis nervios, me pongo de pie y canto el himno con ellos. Hasta hace unos años me costaba separar Italia y España cuando se enfrentaban.

Hace casi un mes se retiraron los ultimos artífices del mundial de 2006: De Rossi, Barzagli y Chiellini, junto con Buffon y con sus lágrimas nosotros, los aficionados al fútbol. Italia siempre digo que en las grandes ocasciones no está pero se le espera. Así apeó a España de Francia el último año. Ahora ni siquiera eso podré decir. Porque después de esa afirmación Italia arrasaba al contrario, ahora no podrá ni pisar el césped de los campos rusos. Será difiícl no verlos en las guías oficiales de la competición, en las aplicaciones de fútbol, escucharlos en las conversaciones de futboleros ni periodistas. Será difícil no esperar el partido que jueguen, ni no verlos sobre el campo. Será difícil vivir un mundial sin ellos.

Miraremos a portería y no estará Buffon, miraremos a la delantera y ni estará Verratti, ni defenderá Rossi ningún balón. Ni habrá “porca miseria” en las gradas, ni gente vestida de romanos, ni caras tricolores ni bromas con pasta… Porque se perdió un trocito de magia futbolística y todos perdimos con ellos.

(Getty Images)

Los minutos pasaban y la noticia esperada llegaba. La que según mis sensaciones generales nadie quería. Todos fuimos De Rossi diciendo a la vez que él que no era el indicado para salir, y todos lloramos con Buffon y su amarga despedida de la “azurra”.

Real Zaragoza 0 – Valencia 2

Mucho castigo para tanta lucha

Era noche de fiesta en Zaragoza y se sabía. El ambiente era fantástico. Los alrededores de la Romareda respiraban fútbol, fiesta, felicidad, “buen rollismo”. Un choque de trenes en el que casi se podía adivinar el final, pero no que fuese así.

 

El Real Zaragoza salió con un 11 muy diferente del habitual. Antes 16.200 espectadores el equipo maño se puso serio en su encuentro frente al Valencia. Ofrecieron una de las mejores caras hasta ahora vistas contra el colider de Primera en la tercera ronda de Copa del Rey, dieciseisavos.

“Hay que centrarse en liga.”, “La copa ahora no interesa en Zaragoza.” Habíamos oído en las últimas semanas a la afición, pero ayer tanto Natxo como los jugadores no daban esa afirmación por buena y única. Se presumió de cantera con buen rendimiento en un momento en el que coincidían seis: Alberto Zapater, Daniel Lasure, Julián Delmás, Jorge Pombo y Guti. Una mezcla del Deportivo Aragón y el Real Zaragoza jugando contra un Primera.

Se le plantó cara al rival, de tú a tú, defendiendo bien, atacando cuando se podía, jugando el balón, atando o lanzando según se podía… El Zaragoza mantuvo la esperanza mientras sus aficionados no paraban de animar. Hasta el minuto 33 de la segunda parte no se movio el marcador, a favor de los ches, por un cabezazo de Rodrigo. Parejo puso el segundo tras un penalti desafortunado de Delmás. Se acababa el partido y posiblemente la eliminatoria pero no se acaba ahí el ánimo de la afición. Fueron más puntos positivos que negativos. Debutaron Rai y Vinicius con el equipo, Delmás fue uno de los mejores junto con Papu, este equipo lucha sin importarle a quién tiene delante. Dieron la talla ante la importancia del partido. Ahora a centrarse en la liga, sin perder la esperanza que queda todavía la vuelta en Valencia.

Real Zaragoza 1 – Osasuna 1

En la semana complicada del Real Zaragoza saca 7 puntos de 9, 4 de ellos ante los momentáneos líderes de Segunda. Si a los zaragocistas nos llegan a decir hace una semana estos resultados ni nos los hubiesemos creído. Hace 3 jornadas estábamos en descenso. Ahora décimos.

El equipo llegaba fundido después de jugar 3 partidos en tan poco tiempo. Sacar un punto ante el líder no está nada mal. Hubo cambios obligados en la alineación y todos los sustitutos no hicieron el papel esperado. Es el caso de Pombo que dio más de una razón por la que últimamente no era ni titular ni convocado. El pisotón fue una más, un calentón, pero no la única.

El ambiente era estupendo, de auténtica fiesta. En el ultimo día de Pilares 23.000 personas acudimos a La Romareda ante el gran rival del Real Zaragoza. Se arropó al equipo ante, durante y después del encuentro. Sin follones con la afición rival y alguno suelto con los jugadores navarros.

El árbitro acertó y desacertó lo que quiso pero nada grave en comparación con anteriores encuentros (antes de Numancia y Lorca).

Borja Iglesias volvía a marcar de penalti en el 42 y en mitad de la segunda parte empató Oier el partido. Una segunda parte en la que el Real Zaragoza hizo lo que pudo y aguantó todo lo posible el resultado. Se le plantó cara a un gran rival, complicado, y se sacó un punto posible. Ahora el equipo tiene que aprovechar el calendario y seguir con este ritmo de juego y puntuación. Decíamos que se jugaba bien y los resultados llegarían ya ya están llegando. La sensación es muy positiva y hay buen equipo y entrenador. La conexión entre todos es magnífica y se ve remar a toda la plantilla en la misma dirección con el mismo objetivo.

Para mi ayer uno de los mejores fue Papu y Cristian Álvarez, destacando sus buenas actuaciones cuando hizo falta.

Real Zaragoza 3 – Numancia 0

Festival de goles y fútbol en las fiestas del Pilar

Cansados de escuchar que el Real Zaragoza esta temporada juega muy bien y que los resultados llegarán pronto el equipo dio un golpe sobre el césped de actitud, juego y goles. A un Numancia que va segundo en la clasificación y había encajado 4 goles en todo el campeonato, el Zaragoza le metió 3.

A los 2 minutos de empezar el partido Toquero lanzó el balón a la red, a pase de Borja Iglesias y marcó el primero. La Romareda aplaudía y coreaba su nombre. Algo que no dejaría de hacer en todo el partido. Se pasaron algo de nervios al principio  y el árbitro empezaba a jugar su particular partido. Los aficionados silbaban y los numantinos se animaban. Nada preocupante al ver el juego del Real Zaragoza. Quien viene a La Romareda esta temporada a jugar esprobable que se lleve esto, buen juego blanquillo y goles.

Medina volvía loco a Toquero mientras este, a lo suyo, sin caer en su juego. Luchó todos los balones, sin perder ni uno. Borja transformó el penalti que le hizo Diamanka en gol y ponía así el tercero en el marcador. Diamanka fue expulsado por pisar la cara de Borja en el área tras una caída. Roja directa.

Doblete de Toquero, y Borja de penalti. Un buen resultado en La Romareda que se sumaba a las fiestas del Pilar dando una gran imagen. Primer partido ganado. En el minuto 2 de la primera y segunda parte marcaba el vasco que hacía triplete al finalizar el encuentro, aunque anulado por fuera de juego. Llegó al final del encuentro desfondado y pedía que no le pasaran más el balón. Zapater perfecto, Eguaras en su línea, Ros entró y se lució, Febas continuó con su gran juego y Borja ayudó al equipo. Cristian bloqueó lo poco que le llegó. Todos hicieron un gran partido, onsiguieron que la afición disfrutara, hiciera la ola y animara, esta vez si, con un relajado partido.

Al final del encuentro, sin querer hacer más sangre y con los sorianos bajando los brazos iban pasando el balón unos a otros con alguna galopada suelta. 3 a 0 era un gran resultado para un equipo que se estaba ganando a pulso y trabajo el triunfo. ¿Qué más se podía pedir? En casa, en fiestas, contra el Numancia y en el mejor momento de la temporada. Hay que seguir por esta línea y poder ver muchos partidos como este. Es el camino a la gloria.

Real Zaragoza 1 – Nástic de Tarragona 1

Atraco en La Romareda con reparto de puntos

Que el Real Zaragoza no ha jugado tan bien esta temporada como en los últimos años es sabido, que le arbitran como en las últimas temporadas, también.

Ya no es un supuesto el buen fútbol del Real Zaragoza molesta, en especial, actualmente, el de Aleix Febas. El jugador contrario se desespera y lo cose a faltas. Si arbitra al Real Zaragoza Figueroa Vázquez el campo se convierte en el circo de los horrores.

Se escuchan cánticos contra el árbritro. Los jugadores contrarios se crecen y chulean al Zaragoza. La afición se harta, pero Figueroa Vázquez sigue a lo suyo. Viendo faltas inexistentes y no pitando como debería hacer. No sabe arbritrar pero parece que a la federación le interesa que sea él quien medie entre el Real Zaragoza y Lugo o Nástic. Suerte tuvimos que ni los blanquillos ni el entrenador se desquiciaron con su actuación.

Lamentable. Tarjeta amarilla a Febas por protestar un entradón al tobillo, a Borja le saca una amarilla sin saber la razón. Antes del descanso, en un córner, Borja roza a Dimitrevski con el brazo y el portero se tira al suelo retorciéndose exagerando un codazo inexistente. El árbritro corre desesperadamente, saca tarjeta amarilla a Borja y acto seguido la roja. Expulsado. Al descanso, el Real Zaragoza se fue ganando por un gol a cero, con cuatro tarjetas muy dudosas, el enfado de la afición y los actos de los jugadores del Nástic impunes.

Hasta ahora no he hablado de fútbol, que hubo y mucho, pero el buen juego de los blanquillos estuvo empañado por la actuación de árbritro y linier que hicieron lo que quisieron durante los noventa minutos. El Real Zaragoza jugó muy bien, el empate supo muy agridulce. Psicológicamente afecta que te desequilibren a la fuerza lo que consigues jugando bien. Se podía haber ganado si no hubiese sido tan descompensado el trabajo arbitral.

No debería quedarse el Real Zaragoza de brazos cruzados. Debe ir a protestar, otra vez, a la Federación de fútbol. Es inadmisible que solo se le pare a este equipo hundiéndolo moral y legalmente con lo que se le pita y las tarjetas que se les saca. Igual que “premiando” el juego sucio del contrario. El Real Zaragoza va a jugar a fútbol, no a aprender a ser igual de sucios que los rivales jugándoles de esta manera de tú a tú en faltas y teatro.

Lo más destacado es el buen juego de Febas, al que la afición reconoció coreando su nombre en La Romareda, el estreno goleador de Toquero y las paradas de Cristian Álvarez.

Toquero en rueda de prensa tras finalizar el encuentro Fuente: Twitter oficial del Real Zaragoza

Real Zaragoza 3 – Granada 0

Volver a soñar con la Copa del Rey

Que la Copa del Rey es importante en Zaragoza lo sabemos. Que este Zaragoza da pie a emocionarnos es indudable ya. Lo demostró el domingo en liga ante el Córdoba y ayer, en copa, ante el Granada. Los de Oltra no pudieron hacer nada con un Zaragoza que fue de menos a más y no dejó el ritmo en todo el partido. El equipo maño salió enchufado y con hambre de buen juego y gol, aunque no llegara hasta la segunda parte.

Como ya hicera en liga, Borja transformó un penalti claro en gol. El primero del partido. Toquero entró perfecto en el área rival y lo derribaron. El segundo gol vendría en jugada, Benito lanzó un balón espectacular que dejó sin opciones de nada a Rui. Si el penalti les daba seguridad sobre su juego, este segundo gol fue esencial. Pero no  quedaron ahí. El Granada intentaba contrarrestar las acciones del Real Zaragoza sin éxito. La Romareda se convertía en una fiesta hacia el equipo y alababa a los mejores: el todoterreno Toquero, el imparable Febas, el incansable Borja y el muro Ángel.

Importante destacar que Cristian Alvarez, quien se eligió como el cambio en la portería, no recibiera ningún gol en su debut con la blanquilla.

Aún quebaba más. Pombo convertiría un dudoso, pero concedido, penalti en el tercer gol. La ilusión, la fiesta y la euforia quedaban ya latentes en todo el recinto zaragocista. Veíamos a Kase.o celebrar el gol y difrutar de su equipo y la emoción en las gradas. El Real Zaragoza de Natxo González nos iusionaba de nuevo con muchos motivos.

Hacía tiempo que no se veía un equipo así. Un equipo compacto, unido, que piensa antes de actuar, que sabe a lo que juega, que elige cómo jugar…

Un equipo en comunión con la afición, una afición que aplaude y anima por que está segura de sus jugadores. Un afición que disfruta con sus luchadores en el campo, que cree en ellos. Un afición que sabe que esta temporada puede ilusionarse con razón.

 

Borja, Toquero, Febas, Eguaras, Benito, Ángel, Pombo… Todos, junto con el resto de sus compañeros nos hacían creer en menos de una semana que si estábamos ilusionados era por motivos de peso. Podemos volver a soñar con un gran Real Zaragoza.

España 3 – Italia 0

Recital de Isco en el Bernabéu para cerrar una espectacular actuación de España ante Italia

España salió como una locomotora ante Italia, el motivo: clasificarse en buena posición para llegar al mundial de Rusia. Lo consiguió. Nada tenía que ver este combinado español con el que salió derrotado en junio de 2016 ante Italia en Francia. Ni esta Italia era la misma.

España quiere viajar a Rusia y lo demostró con clase. Lopetegui ha reavivido a La Roja y se nota desde el primer partido que vimos con el nuevo seleccionador. Arriesgado, valiente, estratega, pero a la vez cauto. Toda una combinación de buenos jugadores y buenas lecciones de fútbol para conseguir el objetivo. Desde que los gobierna Julen los hemos visto dar buenos recitales de fútbol, como antaño. Los hemos visto volver a la selección que nos tenían acostumbrados. A la del buen juego, la que hace emocionar al aficionado, la de los grandes goles y jugadas. Una selección que hace fácil un fútbol que no es sencillo.

 

Sensaciones

El Bernabéu acompañó el espectáculo apoyando y animando al equipo, pitando maleducadamente a Piqué y ovacionando a Villa. Lopetegui hizo el cambio que toda España estaba esperando: Isco por Villa. Así se ganaban el aplauso esperado y merecido los dos.

España atacaba y defendía de manera perfecta, olvidando al gran rival que tenían enfrente. Jugando al toque y presión, al balón largo cuando era necesario y adaptándose a lo que el rival le pedía. El balón, el juego y la presión era de los de Julen e Italia nada pudo hacer. No había manera de jugarles.

Destacar la perfecta actuación de De Gea las pocas veces que le llegaba el balón. Las brillantes paradas que hizo daban, otra vez, razón de ocupar esa portería. El regate de Isco que hizo recordar a Iniesta en 2012 contra Italia, uno contra cinco. Buffon nada podría hacer contra los tiros de los españoles, y eso era lo que más dolía. Morata salió y goleó el tercero y cuarto, aunque en fuera de juego. Pedían paso los siguientes goleadores de España y volvíamos a pensar que todo es posible a nivel de selecciones.

El Bernabéu se convirtió en una fiesta y una ilusión y España pedía paso en el avión a Rusia. Ni el mejor de los guiones habría derrotado mental y físicamente como esa noche lo hizo España.

Ha vuelto la ilusión a los corazones españoles.

Gattusso vuelve a Milán

“Píntame libre y feliz pero píntame cerca de tu alma…” canta Andrés Suárez en una canción de su último disco. Parece que Gennaro Gattusso la escuchó hace unos meses. En mayo de 2017 se anunciaba que entrenará la próxima temporada a los canteranos del Milan. Gattussso volverá a pisar diariamente Milanello. Volverá al club de su vida, a luchar por los colores que verdaderamente siente pasión. Vuelve pocos años después de retirarse por sus creencias personales.

 

DAvnQucWsAE6MTd

A mediados de 2012 Gattusso cerró las puertas de Milanello. Había dejado de creer en el proyecto en el que siempre puso todas sus energías, esperanzas y cariño. Cinco años más tarde vuelve para entrenar al  “primavera“, nombre con el que se designa a los filiales en Italia.

Screenshot_20170525-222719
Gattussso entrenando
Milanista siempre

Con más de 400 partidos y 13 años con la camiseta rossonera se consagró como un símbolo del Milan. Se hizo leyenda dentro del campo. Luchador como pocos, guerrero incansable y peleón, él buscaba defender con fuerza lo que otros lo hacían con clase. Conocía sus carencias y las suplía de la mejor manera. Nunca fue de los mejores ni su fútbol era vistoso. Siempre estaba en el lugar adecuado para cortar el balón y fue un gran muro de contención.

 

Hay que irse de ciertos lugares cuando aún se te puede echar de menos y volver cuando lo necesitas. Así entiendo este gesto de Gattusso como exmilanista que soy. En la época en la que me enamoró este equipo había mucho jugador bueno, en 2006. Yo me enamoré de él por su constancia, su lucha por superarse a sí mismo y ayudar a los compañeros.

MUNDODEPORTIVO_G_14375130859-kiHF-U422900882643aaF-980x554@MundoDeportivo-Web

Si se comporta bien con sus pupilos y los entrena con sus valores podría renacer una parte importante del club. El club está en horas bajas desde hace muchos años. El primer equipo se está reforzando muy bien esta temporada. Si los valores necesarios en la cantera puede ser un gran renacimiento. Un grande del fútbol europeo puede volver a luchar como lo hemos conocido anteriormente.

Screenshot_20170526-212924
Firmando el contrato como entrenador

Mi primera charla de periodismo deportivo

Charla de periodismo

“Uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida” he vuelto a pensar esta mañana, pisando el plató de la universidad donde aprendí a comunicar. La felicidad se vive en pequeños momentos. Chavela Vargas hablaba de esto. Yo estoy entre esa afirmación y “Al lugar donde has sido feliz no debes volver”, de Sabina. Muchos años después no sé cuál gana más dentro de mi.

Hace unas semanas una amiga, exprofesora mía de universidad me pidió un favor. “Ven a la universidad y junto a mí da una charla de periodismo deportivo. Enfócalo al fútbol.” Yo le dije que si, sin pensarlo. Sabía que no podía decir que no. Si perdía esta oportunidad posiblemente no tendría otra. Para mí ha sido una oportunidad de demostrar, en pequeña o gran medida, lo que sé de este deporte, la manera que tengo de transmitirlo, porqué y qué me gusta en el periodismo deportivo de fútbol. A los amigos no hay que decirles nunca que no, y menos a quién apuesta por ti cuando lo haces bien.

Una persona que ha confiado en mi desde que descubrió Siempreel8, alguien que siempre me habla claro acerca de mi profesión y pasión, que si me tiene que dar un consejo personal o profesional me lo da, por mi bien, todo eso lo valoro mucho y es recíproco. Yo también creo en todo lo que hace y se lo hago ver siempre que puedo.

Hora y media hablando de lo que más me gusta y más disfruto en esta vida a niños pequeños no era fácil, era un buen reto para llevar el fútbol a otro nivel. Había que adaptar lenguaje, temas y manera de enfocarlo a su edad. Coincidí hace dos semanas con dos educadores, una de ellas periodista y con la otra parte de Siempreel8 y pudimos idear cierta manera de dar la charla. Les he hecho caso esta manaña, de la misma manera que a quién me ha llevado a estar delante de los niños. Me dijo que podía hablarles sin problema de fútbol y eso he hecho. sentirme cómoda, a gusto, feliz, convencida de lo que estaba haciendo, transmitiendo desde la seguridad y la emoción, desde las ganas que tenía de que aprendiesen a amar y respetar las cosas buenas que tiene este deporte y evitar lo posible las malas.

No he querido ser como ninguna otra periodista reconocida, como alguien que no soy. Les he hablado desde la experiencia propia y todas las plataformas que uso para informarme y aprender del fútbol. He intentado comunicar valores, rigor informativo, diferentes maneras de aprender a informar fútbol y hacerles del periodismo deportivo una profesión seria y a la vez divertida, respetable.

Con ayuda de mi ex profesora y amiga he conseguido un pequeño sueño que no sabía que tenía, ofrecer mi emoción y saber de lo que más me llena en la vida desde hace más de 11 años. Quiero agradecerle que haya confiado en mí para esta actividad en la que me he sentido cómoda, un pequeño paso más en mi camino por transmitir fútbol de forma periodística.

Gracias por hacerme querer en esta profesión que tanto me gusta, por hacerme ver hasta dónde puedo llegar, por enseñarme que aún me queda mucho camino por recorrer y puedo recorrerlo, por empujarme directa e indirectamente a lo que más me gusta y sé y ver que puedo transmitirlo. Salí pensando que podía haber dado más pero en ese momento lo di todo, en mi cabeza sonando “me lo pide el alma, me lo pide el sentimiento”. Eso fue la mejor señal de que había hecho un buen trabajo y me sentía muy bien.

Ojalá tuviese más oportunidades como esta. Ha sido una gran experiencia.