Mundial de Alemania 2006

 

 

“Gooool de Fabio Grosso. Transforma el penalti en gol y convierte a Italia ganadora de la Copa del mundo de 2006.”

Para escuchar algo similar tuvimos que esperar exactamente un mes. El Mundial de Alemania de 2006 es para mi el más especial de todos los que he vivido. Especial de manera personal y echando un vistazo al pasado profesionalmente. Si, pasaron seis años más hasta que nació Siempreel8 pero este magnífico mundial lo recuerdo con mucho cariño. Fue ese año y mundial cuando despertaron mis ganas por disfrutar, aprender todo lo posible y hablar sobre este deporte.

Guardo el mejor de los recuerdos de la competición de fútbol más grande de este deporte. Por aquel entonces era muy afín a Italia y Holanda. Si tenía que hablar de España lo hacía con Casillas. Un tal Andrés Iniesta debutaba bajo los focos internacionales y lo presentamos ese año a nivel internacional. Si lo hacía con estos otros dos países lo tenía claro: Gattuso y Cannavaro, Robben y Van Nistelrooy.

Tuve la gran suerte en esa época que no me preguntaban con quién de los cuatro me quedaba. Ahora lo tengo claro: con Gattusso. En realidad creo que siempre lo tuve claro.

 

Fases

El 2006 fue un año de cambios radicales en mi vida. Viajé a Europa, conocí a una de las personas más importantes de mi vida y despertó mi curisidad por el fútbol más allá de lo deportivo. Comenzaba mi visión y pasión del fútbol a través de las sensaciones que en mí creaba.

Tenía la sensación de que ese campeonato sería una gran oportunidad para el combinado holandés y el italiano. Con Holanda me equivoqué, volaron de vuelta a su país en octavos. Fueron derrotados por Portugal por un gol a cero.

La noche en la que se jugó este partido yo estaba en un hotel de Ámsterdam. Estrenaba mi camiseta de Van Nistelrooy recién comprada esa misma tarde en un puesto callejero del paseo de las flores. Fue una noche especial para mi. Vi el partido rodeada de holandeses. Recuerdo que pasé nervios. Finalizó el partido y yo me fui a la habitación. Antes de abandonar el salón se me acercó un holandés corpulento, enorme, llorando sin consuelo y me abrazó. Al principio no entendía porqué a mí, luego recordé la camiseta y lo abracé yo también. No quise quedar mal. Fue uno de los primeros momentos en los que sentí que la tristeza en el fútbol es a nivel mundial. Años atrás, en el mundial 2002 de Corea solo sentí rabia y enfado cuando España se marchó de esa manera.

La mañana siguiente partíamos a Francia. Nuestro autobús había sido confundido por algunos holandeses pensando que éramos portugueses y habían lanzado piedras contra el cristal delantero.

wp-1482409637780wp-1482409637783.jpg

Mi camiseta por delante y detrás

 

España tampoco tuvo ese año toda la suerte que los españoles quisimos para nuestros futbolistas.

6997609.jpg

El combinado ya era de una calidad bastante buena pero Francia nos ahogó la fiesta en octavos. España, que demostraba más en este campeonato, tendría que esperar dos años para ganar la primera copa de un ciclo irrepetible. Dos selecciones que habían competido juntas pero no se habían enfrentado nunca entre ellas en un mundial.

El 25 de junio Holanda abandonaba la competición y a mí me fastidió. Dos días más tarde, el 27, lo hacía España, cayendo ante la Francia de Ribery, Trezeguet y Zidane. En esta ocasión yo me encontraba en París. Mis compañeras y yo teníamos muchas ganas de ver este partido en la capital gala. Solo eran octavos de final pero la fiesta que se montó en las calles fue enorme. Al finalizar el encuentro París salió a la calle a celebrar su clasificación a cuartos. Todo eran coches pasando por delante del hotel con banderas de Francia y el claxón sonando toda la noche. Los coches pasaban por cualquier calle de la ciudad, de un lado a otro, pitando continuamente. Recuerdo que casi no pudimos dormir del jaleo que se formó.

 

Cuartos

Una vez superada esta eliminatoria, pasaron a cuartos, 8 de los 16 combinados todavía vivos en el campeonato. Alemania, Argentina, Italia, Ucrania, Inglaterra, Portugal, Brasil y Francia. Por este orden y emparejados tal cómo he escrito se jugaron las selecciones el paso a semifinales. Para estos encuentros ya había vuelto a casa a España y los vi con interés. De cada partido había una selección que me llamaba especialmente la atención y todavía quedaba mi segundo combinado preferido: Italia. Alemania, Inglaterra y Francia.

Desde aquel momento los cuatro, con España a la cabeza y Holanda por la parte culé me llaman mucho. Qué años tan bonitos del Barcelona en el 2006, anteriores y posteriores…! Aquella Alemania del nacimiento mundial de Podolski, de la consagración de Ballack, de Klose… La Inglaterra de Terry, Gerrard, Beckham, Neville. La Italia de casi todos los futbolistas que en aquel momento me gustaban, Pirlo, Gattuso, Totti, De Rossi… La Francia de los últimos pasos de algunos como Trezeguet, Zidane y Barthez. Si, Barthez, uno de los artífices de aquel gran Milan que me enamoró como a media Europa en 2006, el mismo equipo que años después se desvanece.

Final

Una final que no fue justa del todo, se decidió por penaltis, para mí, la mayor injusticia en el fútbol.  Italia y Francia se disputaron la noche del 9 de julio de 2006 la copa del mundo. Pitada por un argentino, los de Marcello Lipi y los de Raymond Domenech lucharon bajo los focos del Estadio Olímpico de Berlín. Ambas porterías recibieron muchos goles. Solo uno fue directo, el resto fueron penaltis. Más que recordarse por goles este partido se recuerda por el famoso cabezazo que Zidane le propició a Marco Materazzi. Esa noche el francés se despedía del fútbol en el terreno de juego. Tensión y unas sucias palabras hicieron que por minutos se dejase de hablar de fútbol para hablar de acciones extra futbolísticas.

El galo fue expulsado y Francia bajó su nivel de juego. Era el minuto 110, en prórroga, y con el marcador señalando un empate entre ambos combinados se llegaría a la tanda de penaltis. Cinco anotados por los italianos frente a cuatro por el conjunto francés darían la victoria a los azzurri. Fabio Grosso hacía saltar la alegría en las gradas y en todo un país, ante las lágrimas de los franceses. Las dos caras de una final, dos lágrimas que se cruzan en el mismo momento. Italia ganaba su cuarto mundial. «Orgoglio azzurro, Italia nel cuore». Orgullo azul, Italia en el corazón. Eso rezaba el bus que los llevaba a lo largo del país germano a conquistar el más ansiado tesoro futbolístico.

 

Resultado de imagen de italia copa del mundo 2006

 

Resultado de imagen de inglaterra 2006 alineacion
Selección de Inglaterra 2006
Resultado de imagen de italia copa del mundo 2006
Selección de Italia 2006

De los 198 países que participaron en las rondas de clasificaciones 32 fueron las selecciones finalistas. Las aquellas que compitieron en Alemania por la ansiada copa dorada.

 

 

Jugadores estrella

Fue un mundial plagado de estrellas a un lado y otro del continente europeo, con clara hegemonía europea. El viejo continente se impuso al Brasil de Kaká o la Argentina de Aimar, Saviola y Messi, quien presentaron mundialmente. Recuerdo al checo Milan Baros junto a Koller o Jankulovski, a Nedved despidiéndose como a nuestro Raúl, a Podolski

Recuerdo haber vivido la final pensando en porqué me marcaba tanto este campeonato.

Fue un gran mundial, ni Cristiano ni Messi monopolizaban el fútbol todavía, se podía disfrutar de manera mucho más abierta. Fue el último mundial de jugadores legendarios como Ronaldo, Jan Koller, Zinedine Zidane, Henrick Larsson, Cafú, Alessandro Del Piero, Francesco Totti y Oliver Kahn. Al mítico portero con cara de pocos amigos todavía lo recuerdo como uno de los mejores a nivel mundial. También recuerdo cuando se le escapó el balón por debajo del cuerpo en una de las porterías del Bernabéu. Eso fue un fallo como otro cualquiera, todo humano falla.

Diez años después nadie se olvida de Francesco Totti, del Piero, Zidane, Ronaldinho, Luis Figo, Ruud Van Nistelrooy, Raúl, Shevchenko, Didier Drogba, Pavel Nedved, Michael Ballack, Hernán Crespo, Kaká, Ronaldo o Juan Román Riquelme. Además, nos alegramos de haber conocido a jóvenes estrellas como Lionel Messi, Robin Van Persie y Cristiano Ronaldo. Un mundial que no se olvida tan fácilmente, que será recordado durante muchos años más de los que nos pensamos. Un mundial del que cuando echo la vista atrás me gustaría tener una varita mágica para revivirlo como entonces. A este campeonato de fútbol de 2006 le doy gracias por haberme despertado tantas sensaciones positivas .

zidane_2006

 

Aquí hablé de esta final ya hace unos años: http://siempreel8.com/2013/07/12/copa-mundial-de-futbol-2006-italia/

Jugadores de Italia – EUROCOPA 2016

 

Porteros:

Gianluigi Buffon

Salvatore Marchetti, que ya jugó en el Mundial de 2010 en Sudáfrica.

Federico Sirigu

 

Defensas:

Andrea Barzagli

Leonardo Bonucci

Giorgio Chiellini

Angelo Ogbonna

 

Mediocentros:

Federico Bernardeschi

Antonio Candreva

Matteo Darmian

Daniele De Rossi, sí, un año más volveremos a disfrutar de él en el cuadro de su selección.

Mattia De Sciglio

Stephan El Shaarawy, uno de los jefes de este conjunto italiano.

Alessandro Florenzi

Emanuele Giaccherini

Thiago Motta, quien llevará el mítico 10 de la azzurra, anteriormente portado por Antonio Cassano.

Marco Parolo

Stefano Sturaro

 

Delanteros:

Eder Martins

Ciro Immobile, menos mal que ha entrado, después de su salida de España.

Lorenzo Insigne, importantísimo en el Napoli.

Graziano Pellè

Simone Zaza

Cj5VJzoXIAA0gyc.jpg large

Como a todo el que lea esta lista le sobran, por no conocerlos bien o no acabar de quererlos dentro de ella, muchos. También le faltarán muchos. El mítico y querido Andrea Pirlo, el lesionado Marchissio, Montolivo, que no es muy querido entre lo seguidores de la “azzurra”, Verratti, Ballotelli o Jorginho.

Habrá opiniones de todo tipo, pero estos son los luchadores que se lleva Conte a intentar conquistar la Eurocopa y a quienes hay que apoyar para que esto suceda. Si, los fieles a esta escudra seguiremos echando de menos aquel grupo tan perfecto y bien cuadrado del Mundial de Alemania 2006, aquel ya “vintage” grupo de futbolistas que nos hicieron disfrutar de su juego y habilidades hasta ganar el título de campeón. Esos tiempos ya pasaro, y como en todas las selecciones viene gente nueva, se cambian los dorsales entre los jugadores y hay que dar confianza porque si están en representación de un país en este tipo de competiciones no será solo por que a alguno hay que llevar. Juventud contra veteranía, caras nuevas con alguna conocidísima. A la mayoría de estos jugadores ya los hemos visto jugar juntos en amistosos y no dieron mal resultado. Esperaremos a ver cómo se desenvuelven en competición oficial.

 

Fernando Torres, el 9.

¿De verdad son necesarios los ídolos? Preguntaba Patricia hace unos días.

No puedo evitar contestarle.

Porque un ídolo es una vía directa al corazón del aficionado, del hincha. Cada crítica duele como si fuera propia, cada elogio hace henchirse de orgullo, y los insultos duelen más que si insultaran a tu propio hermano.

Eso me ocurre a mí, y a cientos de atléticos, con Fernando Torres. El niño comenzó a ser un ídolo cuando empezó a ser el niño de los amores rojiblancos, cuando daba sus primeras cabalgadas por el Calderón, y marcaba sus primeros goles.

1458468388_061421_1458468719_album_grande

Ha llovido mucho en la orilla del Manzanares desde entonces, cuando el chaval de diecisiete años debutaba ante el Leganés, en los infiernos de segunda. Muchas lluvias han caído desde entonces desde aquel 2001, y aún así el río volvió a teñirse de rojiblanco aquel 4 de enero de 2015, cuando regresó. Cuando volvió a casa.

Servidora, como tantos otros, se compró su camiseta, aunque el Niño viniera en horas bajas, aunque no fuera el de antes y muchas y malas lenguas murmuraran que regresaba al Atlético para retirarse. Porque, siete años y medio antes, supe que se iba, pero que era un billete con fecha de regreso, y prometí que llevaría la rojiblanca con su nombre el día que volviera a lucir el nueve. Que defendería su camiseta igual que él defendió su escudo del alma hasta llevando la elástica de otros colores.TORRES_ESCUDOblog

La historia de Fernando Torres es una historia de fe, de corazón y de lealtad, una historia que sólo podía ser rojiblanca.

El Niño preferido del gran Luis Aragonés nos ayudó a salir de Segunda y luchó como nadie en los años en primera, convirtiéndose en capitán y dejándose la piel en cada partido. Con tan sólo 19 años era ya un ídolo y capitán del Calderón, porque se lo había ganado con coraje y corazón, que diríamos ahora en disciplina Simeone.

Convocado con la selección absoluta y convertido en uno de los grandes delanteros de España (a pesar de las críticas de la prensa, siempre presentes), Fernando quiso crecer, y un Atlético que apenas lograba luchar con la Europa League no se lo permitía. Rechazó decenas de propuestas de grandes clubes, pero el momento de abandonar el Manzanares llegó.

Corría el año 2007 y el Atlético perdió ante el Barcelona por un escandaloso 0-6 que muchos nunca olvidaremos. Mientras el capitán apenas podía aguantar las lágrimas de frustración porque su equipo no lograba levantar el vuelo, veía a compañeros suyos retirarse del terreno de juego riendo, bromeando con la derrota. Y el Niño dijo basta.

“Es un partido para olvidar, del que no se puede sacar absolutamente nada positivo. La semana se está haciendo larguísima. Es difícil dormir, salir a la calle… espero que pase cuanto antes para que llegue el siguiente partido. Con el tiempo todo se va olvidando, pero a mí, tres días después, no se me va de la cabeza
  • Declaraciones de Fernando días después del partido.
“Vergonzosa la actuación del Atlético de Madrid ante su público del Vicente Calderón. Pese a tener muchas cosas en juego, los rojiblancos se han visto claramente superados por un Barcelona que ya ganaba por 0-3 al descanso merced a los goles de Messi, Zambrotta y Eto’o. Luego serían Ronaldinho, el propio Messi e Iniesta los encargados de dar la puntilla a un equipo simple, sin ideas y que acabaría quedándose con un hombre menos por la expulsión de Fabiano Eller.”
  • Así de dura fue la prensa con el Atlético.

En julio fichó por el Liverpool y marchó a Inglaterra, donde esperaba triunfar y ganar títulos. Y lo hizo, aunque quizá no como él querría. Fue pichichi de la premier dos temporadas, ganó una Champions, una Europa League, y con la selección absoluta venció un Mundial y dos Eurocopas, pero su paso por el Chelsea con Mourinho, en el Milán y las lesiones, agotaron la chispa del genio que podía haber sido.campeondelmundo

Fueron siete años y medio hasta que regresó al Calderón. De nuevo en la que fue su casa durante tantos años, desde la grada y desde la hierba, se le recibía; aclamado por 45.000 personas que coreaban su nombre. Los niños preguntaban cuándo empezaba el partido, por qué había un hombre solo en el campo, por qué todos habían venido por él.14203790741461_997x0

Porque se lo merecía. Porque Fernando Torres fue un ídolo dentro y fuera del campo, como jugador Atlético y de otros equipos. Incluso lejos de su tierra (el Calderón), defendió los colores rojiblancos; nunca dijo una palabra más que de agradecimiento por su equipo, siempre lo apoyó, y eso, es lo que hacen los ídolos.

“Regresé al Atlético en busca de mi felicidad. Cuando era niño mi gran sueño era jugar en el Atlético de Madrid. Entonces lo conseguí y regresar siete años y medio después significó para mí hacer realidad otro sueño. Fue todo un honor jugar para Liverpool FC, Chelsea y A.C. Milan, pero una cosa me queda muy clara: como el Atleti no hay ninguno.”

Hoy la situación de Fernando es complicada, hace meses Cerezo reiteró que no se planteaban la compra del Nueve, atascado en el gol 100 en una sequía que desesperaba hasta a los más fieles. Pero la vida del delantero, más que la de cualquier otro jugador de campo, son rachas, y Torres supo salir. Ahora ha sabido sacar adelante al equipo con goles importante y ha vuelto a abonarse a enviar balones al fondo de la red; el último, cerrando el Calderón hasta la temporada que viene, ante el Celta.

La renovación es aún un tema tabú, del que no se hablará hasta después de la final de Champions, aunque ya se hayan confirmado renovaciones como la de Saúl y la de Tiago, aunque la afición lo tenga claro, y lo corea desde la grada cada partido defendiéndole como él hizo desde el primer día.

Fernando Torres se ha ido convirtiendo, poco a poco, en un mito para el equipo, que ha defendido el escudo aunque no le tocaba, que ha dado la cara por él y ha regresado porque no quería morir sin ganar un título con el atlético de Madrid.

En un Atlético que más que nunca se basa en las convicciones, en soñar, Fernando Torres es una pieza más, imprescindible en el bloque.torres-vio-porteria-camp-nou-1459883898417

Niño, que regresaste al Atleti para ganar un título, marca un gol en Milán, gana la Champions con nosotros, llévanos a la gloria como siempre hemos querido, porque un jugador como tú es el que necesita el Atlético, un jugador que, llueva o nieve, nunca deja de soñar.

Se apagaron las luces de París

Hoy es 10 de mayo.

Escribir estas líneas con la canción de Ana Belén Arde París ya es especial para una zaragocista, escribirlo por este aniversario no se puede explicar muy bien.

1995-90-1000x654.jpg

<<Arde París y en tu piel se para el tiempo…>> en el estadio de El Parc des Princes se paró el corazón de todos los asistentes de aquel famoso e histórico ya Arsenal – Real Zaragoza. Estaban cerca de ver a sus equipos en la tanda de penaltis y Nayim, dice que ensayado y sabiendo que podía entrar, chutó y golpeó el balón hasta que Seaman quedó al lado en la portería, pensando cómo había dejado que entrara. Esta historia nos la sabemos todos. Pocos hay ya que no sepan qué pasó aquella noche. La euforia de sus aficionados, las lágrimas de la derrota en las mejillas de los ingleses, la fiesta en la plaza del Pilar…

¿Quién se acuerda hoy de eso con 3 o 4 años ese mayo de 1995?

¿Quién llora y rabia viendo al equipo donde está ahora? ¿Quién no ha maldecido en algún momento al soriano que propició, entre otros, la situación actual? ¿Cuántos de los que no vivimos aquel mayo de París o no vimos ese partido en la ciudad de la luz y el amor hablamos de él como si no fuera así? Ya lo digo yo, muchos. A mi, sin ir más lejos, me mandaron a dormir en algún momento del partido, no recuerdo cuándo. Yo tenía 5 años, y si vi algo no me acuerdo. Mi padre estuvo en París, las 2 caras de la misma moneda, de la noche que podría haber unido a dos generaciones de zaragocistas y las casualidades de la vida no lo hicieron.

Una profesora mia a la que no le gusta el fútbol se durmió en el hombro de un compañero suyo durante su viaje de estudios cuando Nayim disparó. Las 2 hablamos de París como si nos acordáramos por nosotras mismas de algo. Muchos de los niños de hoy en día algo sabrán, o les habrán contado, o lo habrán visto. ¿Qué más da no? Ahora estamos en Segunda división y mientras la generación que vio ganarle al Madrid 6-1 y al Barcelona 6-3 y luego perder una copa del Rey de manera dolorosa en 2006, nuestras lágrimas fueron esas. De las amargas derrotas, las lágrimas de quien nos ha contado grandezas blanquiazules, de sufrir contra Albacete, Numancia, de enzarzarnos contra los oscenses y gritarles a los de Osasuna lo mismo que ellos nos gritan a nosotros. Yo fui una de aquellas que delante del televisor lloró viendo aquel Real Zaragoza – Atlético de Madrid  en 2013. Bajaban los maños a Segunda con un gol de un rojiblanco que en lugar de celebrar pedía perdón por marcar. La Segunda, si miras el fútbol de manera diferente, parece bonita, pero no hemos sido nunca un equipo de Segunda, sino de ir por las grandes ciudades de España y de Europa. Entiendo a quienes critican por impotencia, a los abuelos que han llorado de alegría y no por estas calamidades, a quienes sufrimos por situaciones lamentables, pero ahora mismo, yo prefiero ser de los que siguen gritando con fuerza “Zaragoza nunca se rinde” y escribir aquella frase de Perez Galdós. “…pero entre los escombros y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde.” (Episodios Nacionales)

“En la historia se grabó Zaragoza la inmortal” Rezaba un tifo a principio de esta temporada. Se apagaron hace una década las luces de París, se encendieron las de la incertidumbre, de la casi desaparición, de las tardes de desesperación y de las escusas, pero hay que creer, volveremos a Primera y me gustaría pensar que hasta a competiciones europeas. En 2011, en Barcelona gritaba los goles que mi Real Zaragoza le marcaba al Madrid y mi amiga merengue no quiso salir de fiesta, estamos cerca de volver a repetir esas tardes. Queda poco para volver a la historia de la liga irregular, de los grandes focos de los estadios de fútbol.

Se apagaron las luces de París pero no deberían apagarse las de nuestros nuevos sueños.

Aún con todo esto, hoy celebremos que aquel mágico 10 de mayo de 1995 el Real Zaragoza hizo arder París. Vimos al negro en el larguero, a Cedrún sin saber si celebrarlo o esperar bajo palos y a Higuera subirse encima de Victor Fernández.Fuimos el foco brillante de Euopa.

Raúl García, el 8 atlético

Qué tendrá el 8 que parece ser un número mágico en el fútbol. Tiene un misticismo, una suerte de je ne sais quois que hace que grandes genios quieran luchar con él sobre su espalda.

Hoy os traigo un 8 rojiblanco, un número mítico en el equipo madrileño, hoy huérfano, sin jugador que lo defienda, desde su marcha. Hoy quiero hablar de Raúl García Escudero, un jugador que ha pasado por el Atlético de Madrid sin hacer mucho ruido, sin atraer tras de sí hordas de fans, sin ser máximo goleador, ni asistente del año, discreto, pero dejando huella.raulgarcia-ficha

Éramos muchos, y me incluyo, quienes no dimos gran importancia a aquel jugador que llegó al Atlético desde el Osasuna, como una gran promesa, otra más, en el verano de 2007. Seguía pasando desapercibido aún hoy para algunos aficionados, ocho años después, el 8 estaba ahí, en segundo plano, siempre presente.

Los inicios del navarro en el equipo difícilmente pudieron ser más duros; llegaba a un Atlético que no funcionaba, para un puesto que, en realidad, estaba cubierto, siendo ninguneado y abucheado por la afición cada vez que pisaba el césped de su propia casa. Pese a ese comienzo Raúl García ha acabado ganándose el respeto de sus entrenadores, el puesto, y el cariño de la afición que años atrás le pitaba.

Quiero traer a la palestra a este jugador como ejemplo de un tipo de futbolista de los que hoy escasean; ése que destaca, pero en el campo, comedido en sus declaraciones y que no busca la fama. Mediocentro defensivo reconvertido a todo menos defensa, tras unos inicios desalentadores para la afición y para el míster por aquel entonces, Aguirre, fue cedido al Osasuna, donde se descubrió la verdadera vocación del guerrero, el ataque.

En su vuelta al Atlético un recién estrenado Cholo Simeone le impuso como una de las bases del Cholismo, constante, siempre presente, sudando la camiseta por el equipo, jugó en todas las posiciones, desde mediapunta a extremo, sin rechistar, empezando a destacar. El ya 8 atlético resultó ser incluso más efectivo atacando desde segunda línea. Era un cuchillo que, siempre vertical, atacaba la defensa rival, sea con su pierna, diseñada por alguna deidad para tirar faltas que parecen obuses, sea con cabezazos certeros directos a la red. Siempre a la sombra de grandes delanteros como Forlán, Falcao, Diego Costa, Mandzukic, discreto pero presente, apareciendo cuando más se le necesitaba.

No todo son elogios, ya es conocido por los rivales por su dura entrada, protestón ante el árbitro y con poca paciencia en los rifirrafes del juego (aún sigue en la memoria de muchos la bronca con Cristiano la temporada pasada por su “espaldinha”). Raúl García, “el Carnicero”, se hizo un hueco en el equipo y acabó convirtiéndose en goleador indispensable en el nuevo atlético cholista, siempre en segunda línea, en segundo plano.RaulGarciaAtleti

Esta temporada se fue tal y como vino, sin hacer ruido, buscando una oportunidad mejor lejos de la ribera del Manzanares. Claro que no se fue tal y como vino, queda en la memoria el recuerdo de aquel navarro que luchó por levantar un equipo en el que todos creían, que trabajó con tesón, sudó y lloró la camiseta, que nos dio seis títulos, entre ellos la tan esperada Liga, y nos hizo rozar el cielo con las manos. Hace semanas veíamos como aquellos que le abucheaban durante sus primeras temporadas se despedían de él entre ovaciones, cómo el vestuario le despedía con lágrimas en los ojos.

Hoy queda en la memoria de los atléticos como uno de los grandes 8 de su historia. De nuevo en segunda línea, junto a aquellas leyendas de la historia rojiblanca que también lucieron el dorsal infinito, junto a Schuster, Vizcaíno y el histórico Luis Aragonés.

Hoy he querido destacar la lucha de un jugador sencillo, de los que se alejan de toda la parafernalia en que se ha convertido este espectáculo al que llamamos fútbol. El ejemplo del resultado del trabajo, el esfuerzo y la pasión, el (difícil) paso del odio al amor. Gracias por tus lágrimas y por tu ejemplo Raúl, otra leyenda bajo el 8 atlético.

Qué casualidad, siempre el 8.

Gennaro Gattuso

El carácter es el arma de los hombres a los cuales no les han regalado nada

Si uno nace cuadrado no muere redondo.” Gennaro Ivan Gattuso

Mi dios del fútbol. Mi rey. Mi héroe. Mi ejemplo a seguir. Mi ídolo. Desde que lo ví jugar por primera vez por el campo, hará unos 10 años, Gennaro Gattuso es el jugador que más me enamoró. Por encima de muchos otros delanteros con sus goles, defensas con sus cortes, porteros con sus vuelos o centrocampistas con sus pases.

Es un hombre de caracter fuerte, un luchador en el campo, un guerrero sin escudo que galopa sobre el césped. Mucho se ha hablado ya sobre él, bueno y malo. Que si a veces se pasa con las entradas a los rivales, que si es muy agresivo, se le ha apodado en muchas ocasiones el “rompepiernas” y “tuercebotas”, otros la barrera del equipo porque por donde está él no pasa el balón. Y lo cierto es que a los 35 años que tiene sigue siendo una de las barreras más fuertes y seguras de la defensa en el mundo del fútbol. Le llaman «Ringhio», que en italiano significa gruñido.

Ya no juega en un gran club de Europa ni en la selección de su país pero sigue siendo, con un poco menos de ritmo, de lo mejor que defiende por los campos europeos. Hace unos pocos años se le pudo ver jugando con el F.C. SION, en Suiza. Era el primer capitán del equipo. Jugar y entrenar, porque desde hace unos meses era jugador y entrenador de su equipo. Desde la destitución de Victor Muñoz, el ex entrenador y ex jugador del Real Zaragoza, Gattuso asumió la dirección técnica del F.C. Sion. Pasó por el Palermo como entrenador hace 2 años, después 4 meses entrenando al OFI Creta, y ahora se habla de su vuelta al Glasgow Rangers, esta vez como entrenador.

Con él he visto a la selección italiana ganar un Mundial de fútbol, en Alemania, en 2006. He visto como jugaba en el A.C.Milan vistiendo esa preciosa camiseta rossonera (rojo y negro). Me ha gustado su compañerismo y respeto hacia los demás, me ha emocionado en muchas ocasiones, he seguido o intento, su ejemplo de humildad en el trabajo llevaba a la vida persional y profesional y sobretodo he aprendido mucho fútbol “no vistoso” y otra manera de ver este deporte. Hacen falta jugadores de la talla de este genio como de la de Puyol en el Barcelona, que sepan a lo que se dedican y lo hagan, aunque muchas veces no sea de manera vistosa, no se vea bien su trabajo, o se vea feo por determinadas acciones. Si que tengo que reconocer que agarrar de cuello a algún entrenador, darle un cabezazo, salir del campo por enfados o pegar patadas cuando no se debe se paga caro de cara al público y muchas críticas le han llovida a lo largo de su carrera por acciones como estas. Aunque luego reconoce sus errores y pide disculpas.

Siendo un adolescente su vida deportiva se dividía por el fútbol y el rugby aunque por suerte para los amantes del balonpie se decantó por el fútbol definitivamente.
Empezó en 1996 en el Glasgow Rangers, con 19 años, habiendo jugado antes en el Perugia, en Italia. A los 17 años empezó a jugar al fútbol y fue seleccionado por la sub-17 de la selección italiana.

Una de sus frases míticas es esta: «Mi padre trabajó cuarenta años ganando 500 euros al mes. ¿Cómo creen que me siento cuando dicen que yo trabajo mucho en el campo?». Admiro muchísimo su humildad en acciones como esta. Dejó en Milan hace 4 años por decisión propia, por edad y por, según cuenta él, un vestuario roto y desmembrado y ha dejado en muchas ocasciones muchas frases de tristeza por haberse marchado del club que tantas cosas buenas le dió. Para mí es un fenómeno futbolístico que pocas veces se darán, para otros un animal peligroso que aún eso me parece un halago según en qué momentos.

Siempre será mi ídolo, mi admiración y ejemplo de superación en la vida. Por él, siempre con el 8 en el corazón y en la vida.

Mejores momentos de Gennaro Gattusso: https://www.youtube.com/watch?v=DiEEKruHucw

Pirlo

Andrea Pirlo, el maestro, el mágico jugador italiano se ha ido de Europa. Estados Unidos es su destino final de carrera.
De debutar en el Brescia italiano hace 20 años a acabar al otro lado del gran charco.
Un futbolista que ha pasado por los 3 grandes equipos italianos sin que se le tache de nada, más de que héroe. Ese es Andrea Pirlo. La máquina de hacer goles de falta. En los tiros de falta su pierna derecha se convierte en un auténtico misil.

goles en 2015

Lo hemo visto jugar en el Inter, el Milan y la Juventus de Turín esta última temporada, además de en la Nazzionale, la selección italiana y debutar y ser cedido temporadas más tarde en el Brescia., donde jugó con Baggio siendo los últimos partidos de este como futbolista.
Deja Europa uno de los mejores jugadores italianos de los últimos años. Difícil será su reemplazo en el club italiano, donde era uno de los imprescindibles en el terreno de juego.

La maestría, la clase y la barba de este gran jugador no deja indiferente a nadie.

Llegó a coincidir en el Milan con Maldini, Rui Costa, Rivaldo  Gattusso y Seedorf, entre otros. Ahí fue donde se empezó a conocer a nivel europeo. Con Gattusso y el resto de sus compañeros de selección en 2006 consiguió ganar la copa del Mundo en Alemania.

A sus 36 años pone punto y final a toda una carrera de renombre en su país, donde ha jugado 690 partidos anotando un total de 72 goles. Los italianos y gran parte de Europa echará de menos a este gran centrocampista. Uno de los grandes jugadores que hasta esta temporada reinaban en Europa.
Dejó una de las imágenes que siempre recordaremos de Pirlo, sus lágrimas al perder la Champions de 2015 contra el Barcelona siendo de la Juve: https://www.youtube.com/watch?v=e3ZuI1WomRk
Video de “el arquitecto”: https://www.youtube.com/watch?v=IkyC9ZdHjaU
El mejor gol de toda su carrera:
https://www.youtube.com/watch?v=5efwAHlWyag

La magia de la Champions League

Esta semana volvieron las noches mágicas de fútbol. Volvió la Champions a España, volvieron a emocionarse la mitad de los españoles en esta competición. Volvieron a soñar con sus equipos, con los grandes de España, porque hay que reconocer donde está el fútbol, donde el fútbol de primera, y donde los grandes jugadores.

Que el fútbol se mueve por dinero eso lo sabemos todos, pero la mayoría de los grandes jugadores nacen, no se hacen. Últimamente parece que me gusta más el fútbol de Segunda División, atrae de una forma diferente, pero no puedo vivir sin las noches de Champions. Las emociones son diferentes, llorar de verdad, de sentir un juego que a visión de nuestros ojos parece imposible pero quien lo hace lo cocina fácil, sencillo. Convierte el fútbol en arte. Los caños más imposibles, los giros de cadera que hacen desesperar al contrario y sorprender al aficionado, las paradas más difíciles, las agónicas tandas de penaltis, incluso las lágrimas más sentidas tanto de aficionados como futbolistas y entrenadores por victorias o derrotas que se determinan en minutos. El olor, sabor y resplandor del fútbol a través de la pantalla. Media Europa viendo brillar a los más grandes peinadores del balón.

Esta semana hemos de estar muy orgullosos de los grandes equipos de España. Barcelona, Madrid y Atlético han pasado de ronda, han pasado a cuartos de final.
Pasamos muchos nervios y miedo el martes por si los pupilos de Simeone no hacían su trabajo como debían y se quedaban en tierra. Ahí están las audiencias, casi 27% en los penaltis vieron como los rojiblancos pasaban en la noche fría del Calderón.
El miércoles disfrutamos con Messi y sus compañeros, vimos cómo Guardiola alucinaba con el caño de Messi, a Hart parar lo imparable…

Así pues, después de esta emocionante lucha por entrar entre los 6 mejores equipos empieza otra guerra, todavía más importante,  intentar ser el mejor de Europa. Españoles, saquen sus emociones, equipos saquen su buen fútbol y hagan disfrutar a la afición como hasta ahora.

Bienvenida otra vez Champions League!

champions.jpg

Carles Puyol

Carles Puyol deja el Fútbol Club Barcelona a final de la temporada 2013- 2014. 

Oh capitán, mi capitán, como recitaban en El club de los poetas muertos, recitarán en el Camp Nou el día que se juegue el último partido. El Barcelona perderá a su capitán y el mundo culé a una gran estrella. Algunos crecimos con su juego y será una de las grandes pérdidas ante nuestro ojos. 

Fue la noticia que todos supimos a partir de las 4 de la tarde del 4 de marzo. Yo en particular no me lo esperaba, al menos tan pronto, aunque a sus años, con su carrera y con las lesiones que ha tenido estos últimos años necesita tranquilidad durante un tiempo. Lo anunció en una rueda de prensa y el mundo de fútbol en España se volvió loco.
A los 35 años el capitán del Barça, Tarzán o el tiburón azulgrana, como se le conoce deja el club de su vida. El 5 del Barcelona y de España. El joven que salió hace 19 años de La Pobla de Segur, Lleida, para entrar a formar parte de uno más de la Masía hoy es el capitán de los culés.

En 1999 Louis Van Gal, entrenador por aquel entonces del Barcelona, lo hizo debutar. Jugaban un partido contra el Valladolid. Al año siguiente ganó el Premio Don Balón al mejor jugador revelación.

Consiguió su primer título oficial, Liga, en 2004.
En la temporada 2003- 2004 ya fue tercer capitán del equipo jugando partidos de Liga y de Copa de la UEFA.

Su primer trofeo como primer capitán del equipo fue a la órdenes de Frank Rijkaard, una liga. Levantando esa copa cumplía un gran sueño.

En la temporada 2005/06 tuvo el privilegio de levantar, a parte de otra Liga, la Copa de Europa que ganó el Barcelona en Paris.

Además de con el Barcelona juega con la Selección española desde 2002. Ha jugado 3 Copas Mundiales, 2 Eurocopas, una Copa Confederaciones y unos Juegos Olímpicos.

Con su cabeza, un gran golpe hacia el balón, le daba el paso a España a jugar la final del primer Mundial español de 2010. Aquella noche de junio de 2010 fue el héroe de todos los españoles, saltó por encima de los alemanes y con su gol nos guió a una gran victoria, a lágrimas, esta vez de felicidad.

Un jugador que igual defiende como ayuda en ataque. No tiene problemas para subir por banda, como en ocasiones Piqué, y atacar también. Empezó su carrera jugando como defensa y en poco tiempo se hizo central.

Ha tenido muchas lesiones a lo largo de su carrera, y muchas juntas en poco tiempo. Siempre ha podido recuperarse medianamente bien pero con su edad y su mala suerte es normal que quiera dejar el club de su vida, supuestamente para retirarse en él. No tuvo muy claro si podía ir a la última Eurocopa, la de 2012, aunque lo consiguió. Ya dijo en una entrevista que si quería retirarse en el Fútbol Club Barcelona.

 


Uno de los momentos más humanos de Puyol fue cuando quiso que Abidal, recién recuperado de su enfermedad, levantara la Copa de Champions ganada en Wembley, en 2011. “Abidal se lo merecía más que nadie, había luchado muchísimo, en ese momento era el indicado para levantarla”

Pagó el tratamiento médico de Miki Roqué, jugador bético que murió hace unos años de cáncer. Quiso que Abidal y Vilanova levantasen la última liga ganada los 3… Gestos como estos lo hacen mejor persona todavía de lo que se le conocía.

Estos son todos los títulos que ha ganado a lo largo de su carrera en el Barcelona: 21 en 19 años.

 

Puyol y Xavi Hernández hace ya algunos años

 

 

A partir de junio te echaremos de menos capitán. Estés donde estés el Barcelona siempre te estará agradecido de todo lo que has hecho.

Todos querríamos tener una gran amistad como la que tienen Puyol y Piqué. Dejo la emotiva carta que le escribió Gerard a Carles el día que anunciaba su retirada del Fúbol Cub Barcelona. Mi ángel de la guarda

Beckham se retira

El jueves 16 de mayo Robert Joseph David Beckham anunciaba su retirada del fútbol profesional.
A los 38 años de edad el inglés ha decidido colgar las botas. De esta manera lo anunciaba: “Creo que este es el momento adecuado para terminar mi carrera, cuando estoy jugando al máximo nivel”. Deja atrás una gran carrera de éxitos a un lado y otro del charco, tanto futbolísticos como en su faceta de modelo y de hombre de marcas. Es el primer deportista que empezó a fichar por las marcas de ropa, de referescos, de colonia… Y gracias a su físico se convirtió en un hombre modelo seguido por otros futbolistas posteriormente. 

En lo futbolístico: 21 temporadas en la élite, más de 700 partidos y 21 títulos en su palmarés.
A pasado por el Manchester United, Real Madrid, AC Milan, Angeles Galaxy y actualmente milita en el Paris Saint Germain.

Manchester United, Real Madrid, Milan, Los Ángeles Galaxy y PSG han disfrutado de la calidad del prototipo de ‘gentleman’ inglés.

Siga leyendo en: http://www.marca.com/2013/05/16/futbol/futbol_internacional/liga_francesa/1368714540.html
Siganos en twitter @marca

En el Manchester United vivió su época dorada, el 23 se hizo mayor en Old Trafford y desde ahí despegó su carrera futbolística al mundo entero. A caballo entre su faceta de “gentleman” inglés, chico de marcas publicitarias, ídolo de jovencitas y futbolista de nivel se ha forjado una gran carrera como futbolista mediático en el mundo entero, unido a su matrimonio con la ex Spice Girl, Victoria Adams. 

9 temporadas con los “Reds” conquistando 6 Premier League y 1 Champions. Su mejor trabajo: los tiros de falta y los cambios de orientación.

De los rojos a los blancos. Vivo a España jugando en el equipo de los “Galácticos” del Real Madrid sin dar la talla que se esperaba de él. Se marchó a los Ángles habiendo ganado 1 Liga y 1 Supercopa de Europa tras 4 años en el club.




Probó fortuna en los Ángeles Galaxy subiendo el grado de afición a este deporte en el continente americano y buscando jugar a más nivel futbolísticamente hablando disfrutó de dos cesiones en el AC Milan. 


De vuelta a Europa, firmó por el PSG, era un buen lugar para su punto y final de su carrera como futbolista, la ciudad de la luz con los focos apuntando al veterano pero ya retirado capitán de la Selección  de fútbol de Inglaterra. 


No tiene títulos a nivel de selección pero yendo a título por temporada jugada eso es una cosa que no echa tanto de menos. 

“¿Cuando decidió retirarse?”. David Beckham bromeó: “Cuando Messi me dobló sobre el terreno de juego durante el PSG-Barça”
“Messi me pasó corriendo por el lado, y ahí supe que era el momento de retirarme” Esto fue lo que respondió cuando le preguntaron por el motivo de su retirada, y esta la explicación con la que continuó la entrevista: “Siempre me he dicho a mí mismo que quería retirarme en lo más alto. Si me hubieras dicho hace 8 meses que estaría jugando en la liga francesa, ganado el título de Liga y acabando así, habría dicho que no, pero tuve la oportunidad de venir la PSG y siento que ahora es el momento adecuado” 

 





Aquí está firmando el primer contrato como futbolista con el Manchester United, en 1995.


En toda la carrera de David Beckham se han vendido 10 millones de camisetas con su nombre, lo que equivale a 800 millones de euros.


Los 10 mejores goles de Beckham:



Como curiosidad la historia de Dadvid Beckham a través de sus peinados, vía Independent.co.uk: http://www.independent.co.uk/sport/football/news-and-comment/in-pictures-from-the-cornrows-to-the-mohawk–david-beckhams-many-different-hairstyles-1805530.html?action=gallery&ino=1

Este es uno de los últimos spots en los que sale el futbolista:
 



Se retira un gran futbolista que será recordado por nuestra generación vienteañera. Muchos de nosotros, los futboleros nacidos en los años 80 en adelante hemos crecido con su fútbol en Europa primero y en el todo el mundo en general. No será fácil olvidarse de él rápidamente. Para los niños que empezábamos a ver fútbol y a que nos gustase este deporte se convirtió en uno de nuestros ídolos de la infancia y hemos crecido a la par que su fútbol, sus anuncios y sus peinados. Hasta luego David, gracias por tu fútbol.Siempre nos quedarán tus recuerdos en vídeos.

Así se despidió de sus compañeros del PSG, con lágrimas en los ojos aplaudiendo a la afición por todo el apoyo recibido.