El efecto contrario

Volver a sonreír” “Donde sea pero contigo

Estos han sido los eslóganes de las dos últimas campañas de captación de abonados del club zaragocista en verano.

índice

¿Y qué se ha conseguido? Justamente el efecto contrario. Ni hemos sido una piña, ni hemos vuelto sonreír, ni hemos querido estar siempre a su lado. Mi madre dice que en el amor hay que estar siempre al lado de quien quieres, en las buenas y en las malas. Para mi el Real Zaragoza es como mi gran amor, pero en esta última temporada las malas han sido tan malas que no me han quedado ganas de seguir apoyando. Como en esos grandes enfados en los que lo echarías todo a perder por tu pareja, pero si la quieres, te quedas a su lado.

En esta última temporada he tenido días de no querer ver los partidos, de apagar la televisión antes del final y de estar en La Romareda pensando en que perdía el tiempo. Casi como en la anterior, que se me hacía dificil ver determinados partidos. En uno de ellos, el primero del mes de junio de 2016 me mandaron ánimos vía Whatsapp para darme fuerzas y acudir al campo a animar a los blanquillos. Doy por sentado que ya se ha hablado bastante del desastre de Palamós.

Esta temporada que ha acabado, la cuarta en segunda, ha contado con tres entrenadores, dos directores deportivos, pitos a los jugadores y algún comentario desagradable entre los propios aficionados. Un auténtico desastre. Sin rodeos.

índice3

Fichajes que no han dado el resultado esperado, promesas que no se han cumplido, esperanzas que se han quebrado… Y aún tendremos que intentar volver a sonreír y estar donde sea pero con ellos. Los zaragocistas nos hemos vuelto filósofos del fútbol a nivel deportivo, económico, social, emocional… Parece que lo sepamos ya todo acerca de los problemas de nuestro equipo, pero solo intentamos dar soluciones de algo a lo que nadie le ve una solución concreta. Todos aportamos ideas, la directiva dice que no está contenta, los jugadores de la importancia del siguiente partido y que sienten no haber ganado este…

Solo se consigue un efecto contrario, cabrear más a la afición. Hacer que cada fin de semana se desespere quien está en la grada y espere una nueva debacle zaragocista arrastrando el nombre del equipo por los terrenos de juego.

img_20160712_010600.jpg

¿Que hay que confeccionar una plantilla parala próxima temporada? Pues medio equipo fuera y a volver a empezar. ¿No se supone que cuanto más años jueguen juntos será mejor para hacer piña entre jugadores? ¿Cómo se va a arriesgar el club a darles continuidad a estos futbolistas para que vuelvan a hacer el ridículo un año más?

Lo lógico es hacer grupo aguantando a los jugadores el mayor tiempo posible en plantilla pero no se puede con lo que hemos tenido últimamente. Gana el dinero y las ganas de hacer un proyecto deportivo en condiciones, y las prisas.

cigouexwiaafvk0

Así vamos creando el efecto contrario a todo lo que supone el fútbol, el Real Zaragoza, la afición…

Está difícil, lo único que tenemos que conseguir es volver a creer en nuestro equipo del alma. Como dice mi madre, con el amor, en las buenas y en las malas.

Cachirulos XL – Con el león

Hasta siempre Calderón

No me gustan las despedidas, nada, en absoluto. Una despedida de alguien a quien le tienes cariño, o a algo, en este caso, nunca es buena. Nunca. Soy de lágrima fácil y ni puedo ni quiero evitar llorar cuando le veo marchar, o me veo a mí alejándome. Algo parecido a lo que le sucedía a Mónica Naranjo, “Voy llorando en un taxi, no importa la dirección, dejando atrás aquella historia de dos”…

Trenes que se alejan, muros fuertes que se derrumban, días felices que llegan a su fin, etapas que inevitablemente se cierran…

Por más inevitables que sean todas me parecen duras, se me hacen duras y dolorosas.

Hoy se juega el último partido de su historia en el Vicente Calderón, el estadio actual del Atlético de Madrid, quien vio marcar de cabeza el primer gol de su historia a don Luis Aragonés. Aquel que granizando vio a su hinchada cantar el himno de su equipo, mientras los jugadores se protegían en el vestuario, perdiendo un partido. Hoy muchos aficionados volverán a sus casas tras el último partido entonando a la Naranjo y su dolor en el taxi. Bufanda entre las manos, perdiendo un importantísimo partido en el que no se juegan puntos, un importantísimo ser querido, llorando porque no hay solución, pero se podía haber intentado algo antes del cierre de puertas que le llevará a su desmantelación.

Te vas viejo amigo, y siento decirte que te vayas así. Tan pronto para mí y para tantos otros aficionados. Te empecé a querer hace prácticamente muy poco, 2 años, pero 2 años intensos. Reconozco que mis primeras lágrimas viéndote, por televisión, fueron en ese final de Copa del Rey, en 2013. No fue hasta 2015 cuando me hice atlética. Cambiar unos colores por otros no había entrado nunca en mis planes y sin embargo pasó. Como cuando tonteas y al final te enamoras. En abril de 2015 te conocí en directo, por fuera. Pedí ir de propio y ya notaba algo cuando bajaba por la calle, saliendo del metro, cuando me explicaban lo que se forma cada vez que hay partido. Era como si mi mente lo recrease, sin necesidad de cromas, sin sonido ambiente. Mentalmente ahí estaba el resto de gente que faltaba esa tarde de abril. En ese momento había partido y bajábamos todos camino al Calderón, aunque en realidad solo estuviésemos dos personas.

18582062_10211847805926746_4290024457545111929_n

El bar El Doblete, el túnel por donde pasa la carretera, las puertas de acceso al estadio, la número 8… y parada primero en el museo. Sentí una gran necesidad de entrar y sin preguntar, me abrieron la puerta y ahí estaba, el escudo en blanco y rojo sobre un fondo rojo en una pared inmensa. Por supuesto, me hice una foto debajo.

Todo lo que rodea en pequeña medida al templo lo tienes ahí. Un museo para soñar, para sonreír y ser feliz.

Salimos del museo y recorrimos todo el perímetro del estadio. Foto en la puerta número 8. Para algo es mi número favorito.

C63ctlvWwAATSci

Tras recorrerlo todo y marchándonos a seguir la ruta por Madrid fuimos a las taquillas, para recorrerlo absolutamente todo. La puerta de acceso que hay al lado de las taquillas estaba abierta. Se dejaba ver el campo perfectamente. Sobre el césped había una máquina trabajando. Miré a mi amiga sonriente y le dije: “¿Entramos?” Así, como quien le dice de entrar en un bar porque hay buenas tapas y tienes hambre. Sabía que no nos iban a dejar y no se podía pero me sobraban ganas. Poner los pies en el césped del Calderón.. como quien pisa la arena de la playa tras un año sin ir. No entramos y me quedé con las ganas. Unos segundos de emoción sobre el terreno de juego, sin que nos vieran los trabajadores, hubiese sido para contar otra historia. La de veces que he pensado en eso desde entonces…

DAVRBYZWAAADyY3

Durante esa temporada tuve 2 veces la oportunidad de ir, de ver un partido en directo sobre las gradas de ese estadio, y por cuestiones profesionales no pude. Me fastidió entonces y me fastidia ahora. No he podido entrar en él habiendo tenido ocasiones. Esta temporada tampoco.

Esta noche se va y yo no habré podido disfrutarlo en toda su esencia. Te voy a echar de menos, sinceramente. Ya hacía tiempo que te quería lo suficiente en mi vida como para no solo tontear contigo. He sentido tristeza al saber que te ibas, y ya lloré por quienes juegan en tu césped. No me iré a casa como la Naranjo, porque en la distancia es diferente, pero me duele saber que no volverás. Ojalá te hubiese podido disfrutar más.

Hasta siempre, Calderón.

César Lainez, nuevo entrenador del Real Zaragoza

TinoGil_2918.jpg

Tras los malos resultados que ha obtenido el Real Zaragoza, la mala situación a la que se acercaba el equipo y la poca confianza ya que se tenía en ascender.

Tras la destitudión de Luis Milla, Raúl Agné, mequinenzano y conocedor del equipo cogió las riendas de la plantilla intentando revertir una situación que cada vez ha ido a peor.  Jugadores que no cambiaban del 11 inicial por muy mal que hicieran su trabajo, otros que entraban en el 11 sin razón, cambios a destiempo y jugadas mal ensayadas junto con estrategias mal plateadas han llevado a la destitución de Agné como entrenador blanquillo. En los últimos minutos de partido muchos puntos ha perdido este Zaragoza.

En los 19 partidos que ha dirigido Agné ha ganado 6, empatado 4 y perdido 9.

César Lainez, quien fuera jugador del Real Zaragoza, entrenador del filial y persona que leva 20 años dentro del club se harácargo del primer equipo, al menos, hasta final de temporada.  “El primer objetivo es sacar los tres puntos en Elche. Pensar más allá de eso me parece difícil de cuajar y, evidentemente, ahora el objetivo es distanciarse lo máximo posible de la zona de abajo”. Declaraba en la rueda de prensa de su presentación.

Con respecto al apoyo por parte de la afición comentaba: “Si el equipo es competitivo y da lo que tiene que dar, la gente nos va a ayudar”. Mucho ánimo en tu

 

Real Zaragoza 3 – Numancia 0

El Real Zaragoza logra la victoria más relajada de la temporada cuando más se necesitaba.

Que el combinado maño estaba haciendo las cosas bien y trabajando mucho en los últimos partidos es indudable pero lo que no se esperaba, aunque se necesitaba, es un partido como el que ayer por la tarde se vivió en La Romareda.

Nervios había por la importancia del encuentro, pero se fueron disipando cuando el Zaragoza entró en juego. Creo que fue el partido más tranquilo de lo que llevamos de temporada. Un Numancia flojito visitó Zaragoza y con muy poco fútbol solo plantó cara a Saja una vez en los 90 minutos. Saja, por cierto, que con un disparo a bocajarro de los sorianos consiguió despejar el balón sin mucho apuro.

Javi Ros, que crece y crece esta temporada marcó el primer gol de la tarde tras una aistencia magnífica de Lanza de tacón en el minuto 30 de la primera parte. Revertiendo la dinámica de anteriores partidos el equipo maño se vino arriba y creció para conseguir el segundo gol.

REAL ZARAGOZA

Tras un penalti claro de Marc Mateu sobre Xumetra, Ángel Rodriguez, marcó el segundo tanto. No era fácil de creer, con perdón, pero el Real Zaragoza marchaba al vestuario en la primera parte con un 2 – 0 a favor y sin sufrir, ni el equipo, ni la afición.

Expresé que una victoria tan cómoda no sabe igual que las agónicas a las que el equipo nos tiene acostumbrados, aunque ya era hora de ver un partido así de tranquilo. El equipo siguió con la dinámica de anteriores encuentros con el premio de la victoria y los 3 puntos y la esperanza de que continúe esta racha.

Un Numancia que nada tiene que ver al que en anteriores temporadas se medía al Real Zaragoza. No supuso nada de peligro a un conjunto blanquillo que salió motivado, con ganas de trabajar, bien posicionado en todos los puntos del campo y ofreciendo una resistencia y juego poco vistos esta temporada con los 3 puntos en el bolsillo maño.

 

Atlético de Madrid 1 – F.C.Barcelona 2

El partidazo de la jornada no da la campanada deseada.

No se puede comparar el partido de liga en El Calderón al de la Copa del Rey. Es un hecho indudable y por eso, caímos como en anteriores ocasiones. Si luchas tanto como en copa puede ser que falles, si no le pones las mismas ganas es muy difiícil que no falles, y menos contra el Barcelona.

Ese fue el principal error de los colchoneros. Cualquier mínimo error contra el Barcelona se paga muy caro y es lo que le sucedió al conjunto madrileño. Entró en el partido mucho mejor que los culés pero poco a poco se fueron igualando las cosas en el campo y dl Barcelona cogió fuerza. Cierto es que en este encuentro siemprepuede pasar de todo y asi fue: Rafinha fue el autor del primer gol azulgrana. El Atleti dominaba y dominaba pero no conseguía meter elbalón. Griezmann la tuvo, y antes Godin y Carrasco. El Barcelona con poco toque pero mucho esfuerzo consiguió llegar y Rafinha de rechace, goleó primero. Antes de este gol a Suárez se le anuló uno por falta al portero durante el disparo.

Los porteros fueron grandes protagonistas del encuentro con sus paradas. Oblak, además, por volver al terreno de juego tras su lesión. Casi fueron los dos que mejor se enteraron de todo el partido y mostraron más seguridad que el resto de sus compañeros. Messi apareció muy poco, pero lo justo para hacer daño en el segundo gol. Godín antes ya haía marcado para el Atlético empatando el partido.

Un partido en el que se pudo hacer mucho más, pero también pudo ser peor. Unos 3 puntos importantes que los madrileños perdieron por el camino. Un camino muy difícil esta temporada.

Bayern Leverkusen 2 – Atlético de Madrid 4

El Atleti en Europa es una auténtica fiera. Lo lleva demostrando muchas temporadas y el partidazo de anoche lo refuerza todavía más.

Un partido de los que hacen afición. Casi sin despeinarse, acorralando a los alemanes durante casi los 90 minutos, se consiguió un partido, que prometía perfecto. Pero nada es perfecto y menos en una ciencia tan inexacta como el fútbol.

Dos fallos de Moyá y algún que otro tiro que no pudo entrar en portería empañaron un poco el gran partido rojiblanco. Gameiro volvió a demostrar su potencial, Torres que todavía tiene goles guardados y los saca siempre que hacen falta, Griezman suma y sigue golazo a golzo, Saúl volvió a hablar diciendo que si no marca golazo no vale, y todo esto tras un gran trabajo de equipo.

16864133_1761223403891731_2270455460361963328_n

Un disparo mal despejado de Moyá acabó en gol, era el segundo de los alemanes, el primero, también inevitable. El cuarto gol del Atleti le dio vida. Queda la vuelta en el Calderón, y todos nos sabemos el guion inicial, aunque no existen los guiones de hierro y menos en el fútbol. Un Calderón entregado al 100%, un equipo que saldrá a morder, por hecho que tenga la eliminatoria, un Simeone animando y ayudando a la grada y al equipo, sin olvidarse del equipazo que tendrán enfrente. Todo ello para pasar acuartos de final de Champions League. Disfruten señores de este Atleti. Con o sin sufrimiento. Bendita locura!!

Huesca 2 – Real Zaragoza 3

Bailando y goleando bajo la lluvia.

Tarde de mucho en juego, nervios e incertidumbre en ambas ciudades de Aragón y provincia. El Huesca y el Real Zaragoza llegaban a la fiesta del fútbol aragonés con demasiado en juego y mucha necesidad de puntuar, mejor si eran 3 puntos.

REAL ZARAGOZA

En riesgo de suspender el encuentro por el estado encharcado de El Alcoraz, desde GOLTV y los periodistas de Aragón Tv nos llegaban informaciones de si se jugaba o no.

Finalmente hasta las 7 de la tarde no lo supimos con certeza. Se jugaba. No se retrasaba. A las 20 horas se jugaba en El Alcoraz el derby aragonés. El autobús del Real Zaragoza no daba la vuelta, continuaba hasta llegar a Huesca.

El césped estaba encharcado, se hacía muy difícil jugar a fútbol, mover el balón en condiciones y más todavía recibir y controlarlo.

El Zaragoza buscaba en la primera parte el contragolpe con un hombre en punta y el resto en defensa mientras que el Huesca quería empujar con fuerza desde el área blanquilla.

Irureta muy acertado salvó todo lo que le llegaba a sus manos, fácil o difícil de parar. Cabrera en defensa y Xumetra en ataque fueron los mejores del partido.

Tras una primera parte dudosamente buena y muy complicada, al inicio de la segunda entró el primer balón en portería. Era Borja Lázaro quien mandaba el esférico a la red sin que Irureta pudiese evitarlo. Casi sin tiempo para que el Huesca reaccionase positivamente a ese gol el Zaragoza corría a la desesperada hacia la portería de Sergio Herrera y Dongou, tras un mal despeje del portero, empujó el balón consiguiendo empate. Tras esta acción el Zaragoza cogería una seguridad tan buena que provocaba que las riendas del encuentro fueran suyas. Ángel haría el segundo gol para darle la vuelta al marcador y remarcar el buen encuentro que estaban disputando tanto de lucha contra el mal tiempo (no paraba de llover) como del gol en contra que siempre les achica si les marcan primero. Dongou, muy activo en la segunda parte conseguía posteriormente volver a marcar tras un fallo del que era difícil salir airoso y poner el 1 – 3 en el marcador.

Con toda la lucha e intensidad que le puso el Real Zaragoza a este complicadísimo partido devolvieron la ilusión a una grada que no dejó de animar y a los que lo vimos desde casa. Se necesitaba un partido de estas características, aunque mejor sin lluvia ni ese barrizal en el que se jugó, y los blanquillos nos lo supieron regalar. El venezolano Fletcher debutó muy bien con la eslástica blanquilla.

En el descuento, porque no todo el guion iba a cambiar, Alexander González empujó el balón y puso el 2- 3 en el marcador que estrenaban los oscenses.

Aún así, nos ofrecieron un partido no vistoso pero sí goleador y consiguieron que El Alcoraz se vistiera de fiesta fea pero con goles y una victoria muy necesitada para los blanquillos, con desesperación azulgrana, que también necesitaba ganar.

 

Lealtad a tu club

¿Qué le debe un jugador a su antiguo club?

En cada sorteo de eliminatorias los periodistas se frotan las manos esperando el choque con más morbo: el antiguo entrenador y el club que ahora vuela sin él, el delantero y el equipo del que marchó en medio del odio y un gran barullo, el jugador que vuelve a pisar el césped donde corría desde antes de hacerse hombre… El cruce que levante más ampollas se ganará más líneas en la prensa que los equipos de mitad de la tabla.

Hoy es uno de tantos esos días en los que nos cuestionamos el porqué de esta situación. ¿Sienten los jugadores ese cosquilleo especial antes de volver a casa? ¿Es de verdad tan importante como dicen en los noticiarios? ¿Qué le debe un jugador a un club donde ya no milita? Son tan diferentes los casos en que un jugador se enfrenta a su ex equipo que es imposible generalizarlo, aunque cada vez sea más habitual el odio entre ex jugador y la grada.

Estos días se está hablando del respeto que un jugador le debe a su ex equipo. No se le pide que no marque, el gol sigue siendo su trabajo, pero sí hay una regla no escrita que dice que los goles a tu antiguo equipo no se celebran. Nadie lo ha dicho, no es una norma, pero es lo que se hace: enviar el balón al fondo de la red, agachar la cabeza, abrazar a tus compañeros y regresar a tu mitad de la cancha. Muchos de los jugadores incluso piden perdón por el gol, por hacer daño al equipo que tanto les quiso.

La pregunta de la semana quizá sea dónde está el límite, si es obligatorio no celebrar tu gol, si la costumbre ahora obliga a pedir perdón y no hacerlo es una falta de respeto.¿Es Ramos un traidor por tirar un penalti a lo Panenka en el Sánchez Pizjuán? ¿Y si luego pide perdón a la grada? ¿A una grada que lleva años pitándole y en una ocasión enarboló un cartelón diciendo “Ramos un apellido dos hijos de puta”? ¿Y que corea pidiendo tu muerte?

Quizá el respeto o la falta de ello lo dicta el trato que la afición dé en la ausencia, o la forma en que el jugador deje el club. O tal vez sea la moral de cada uno, si es o no una falta de respeto una espaldinha, un caño, jugar un rondo y adornar el juego cuando vas ganando. O puede que ésa sea ya una parte intrínseca alo que llamamos el fútbol moderno. Pero eso ya es otro tema del que hablaremos en otra ocasión.

No debería existir en el fútbol un jugador que olvide cuándo le debe a su antiguo equipo, que se burle, y desprecie lo que fueve tiempo atrás. Pero tampoco debería existir afición que haga pancarta ninguna en contra de un jugador, del equipo que sea. Que la grada pite, a los suyos, a los contrarios, al árbitro, pero nunca debería insultar a nadie.Y si lo hace, debería ser el club, y no la FIFA, el primero en limpiar de escoria su casa.

Y para vosotros, ¿cuál de las partes es la culpable?

Las féminas juegan en el Calderón

wp-1481537310834.jpgLa cuenta atrás que comenzó a principio de temporada está cada vez más presente, un tic-tac agónico que sube en volumen cada domingo y aparece en la mente de cada atlético cuando menos se lo esperan.

Tic-tac.

Un domingo menos.

Tic-tac.

El último derbi de Liga.

Tic-tac.

La última Navidad en casa.

Entre permisos consistoriales, patrocinadores, obras de metro y nuevos nombres el nuevo estadio se introduce en nuestras vidas.

Tic-tac.

Las peñas visitan el nuevo estadio, los socios pueden reservar sus asientos.

Y se va llevando los restos del Calderón consigo.

Las féminas también quieren despedirse de la que podría haber sido su casa.

El Atlético féminas jugó el domingo contra el Barcelona, líder contra co-líder en una ocasión especial, porque fue la primera vez, y será la última, que las chicas colchoneras jueguen en el Calderón.

Cuando servidora era pequeña, y las niñas jugaban con ser veterinarias, o princesas, yo soñaba con ser profesional en el Atlético, enfundarme la rojiblanca cada domingo y salir a correr bajo los focos, rozando el césped con las manos, antes de pisar el Calderón. Sueños de niños, dicen. Porque en aquel entonces parecía inalcanzable que una niña que cada sábado llevaba la rojiblanca en los campos artificiales del Cotorruelo llegase a jugar en el templo. En aquella época, cuando hasta Milene Domínguez caía ya en el olvido, las féminas jugaban en el Cerro del Espino, como hasta ahora.

Quizá si hubiera puesto más esfuerzo, si hubiera corrido más en cada balón, si no fuera por las lesiones, si…

Hoy el Atlético féminas ha cumplido su sueño, y el de muchas personas que nos unimos para recibirlas, a la orilla del Manzanares.

La afición las recibió con los brazos abiertos, casi 14.000 personas esperando para entrar al estadio y los accesos desbordados.Y las chicas respondieron con creces venciendo al Barcelona para colocarse líderes.

Tic-tac.

Ellas también han tenido su despedida.

Tic-tac.

Wanda Metropolitano, un nuevo escudo y la promesa de una nueva época donde el Atlético se rinde al poder de Don Dinero.

Tic-tac.

Agosto se acerca.

Real Zaragoza 1 – S.D. Huesca 0

3 puntos in extremis

3 puntos en el derby aragonés que sirven, ademas de sumar para ponerse de nuevo, por segunda vez en 3 partidos líderes de liga.

Un derby con sabor a eso. ¿Ingredientes? Entradas sin sentido, cartulinas amarillas por ambos bandos, una roja a Bambok por acción ilegal, protestas, 2 pequeñas tanganas: una con Cabrera de protagonista y otra con Marcelo Silva y un gol en el minuto 88. Todo acompañado de un fútbol poco vistoso pero con ocasiones para ambos equipos. Urko Vera tras una amarilla merecida por una entrada sin balón diciendo: Qué vergüenza! Y la tarjeta roja que vio Bambok demasiado estricta marcaron el devenir del partido, junto con el remate de Xumetra y el gol de Casado. Bambok vio la tarjeta amarilla y posteriormente la roja por disparar cuando la barrera no estaba bien colocada todavía y el árbitro no había pitado.

Un partido intenso en el que el Huesca vino a ganarlo, estaba además, con mucha más suerte que el Real Zaragoza en lo que a jugadas y llegadas al área me refiero. Pero pasaban los minutos y nadie marcaba, por parte de ninguno de los dos equipos. Los oscenses llegaron a mostar una imagen de conformarse con no perder en La Romareda pero los blanquillos nos dejaban que eso pasara, si se podía evitar con cosntantes acometidas a portería, y rozando el gol como en la medio chilena de Xumetra.

En la segunda parte, tras sustos en ambas porterías y unos buenos despejes del portero oscense atajando ocasiones claras de gol y toda ella con un jugador menos de azulgrana el Real Zaragoza consigue el gol. Muchos futbolistas en el área, un buen control de Ángel, con la cabeza vendada por un cabezazo despejando un balón anteriormente, y una gran volea de Casado para romper el marcador. Ángel jugó los 20 últimos minutos con un traumatismo craneoencefálico que le llevó a pasar la noche en el hospital.

Se desató la locura en las gradas, después de varias protestas a errores arbitrales hacia ambos equipos. Aún tocó sufrir los minutos finales, para no perder la costumbre, pero al final, el Real Zaragoza se llevó 3 puntos de oro que además hacían que el equipo volviera a situarse primero de la tabla.

Crle7DBXYAAy7Ur

Destacamos eldebut de Juan Muñoz que ya gustó en sus acciones, el gol de Casado y el trabajo de Zapater.