Real Madrid 1 – Atlético de Madrid 1

Derby descafeinado en situación privilegiada.

Desde 2012 el Atlético no pierde en el Bernabéu, hoy tampoco pero se podía haber hecho mucho más. El Madrid se topó, una vez más, con las manos de don Jan Oblak y los atléticos con el árbitro.

Lo más importante que había en juego en este partido era el orgullo ante este rival y sigue intacto. Salir tan airoso, puntuando y batiendo récords es lo mejor que podía pasar esa tarde. Podía haberse llevado el partido el Atlético, pero también tuvo ocasiones para perderlo después del empate, no hay que olvidar que Oblak salva que el balón no entre en portería y es lo que ha parado.

Las claves:

  • Las paradas salvadoras una vez más de Oblak. Casi sin inmutarse volvió a ser, sin ninguna duda, el mejor del Atlético.
  • Griezmann, Diego Costa y Thomas deshicieron al Madrid.
  • El  fuera de juego es tan sorprendente que se haya pitado que por desgracia es menos factor sorpresa de lo que debería. Vitolo sale de su propio campo y Marcelo está por delante de él, por alguna razón el árbitro interpreta fuera de juego.
  • 5 años sin perder en el Bernabéu.
  • Juanfran no hace penalti, Kross lo busca pero no hay penalti en ese jugada.
  • Independientemente del resultado del partido la clasificación no iba a cambiar.

El resultado, el juego, las ocasiones y el planteamiento fueron mucho más beneficiosas para el Atlético. Un empate justo que sigue dando récords al equipo y algo necesario que se espera por parte de los aficionados: la renovación de Oblak.

Real Zaragoza 1 – S.D. Huesca 0

El derby aragonés más igualado de su corta historia se vive de principio a fin en Zaragoza. 3 puntos de oro.

En juego: rivalidad, orgullo aragonés, puntos, ascenso a Primera división, Play Off… En Zaragoza: fútbol y fiesta.

No era el último partido de la liga 1, 2, 3; ni una final de copa, ni una Champions, ni siquiera un partido de Primera división. Es Zaragoza respondiendo al fútbol y equipo de su ciudad. Es la ciudad del Ebro ofreciendo una vez más el cariño que le tiene a su equipo. Seamos como seamos en el fútbol el Real Zaragoza lo sentimos tan dentro que para muchos es más importante el RealZaragoza – Huesca que ganar una Champions.

El fútbol empezaba a las 6 de la tarde, la fiesta a las 4 y cuarto. En el camino que separa El Audiorama de la zona donde aparcan los buses de ambos equipos había quedada para recibir al Real Zaragoza. Los aficionados no fallamos. La policía tampoco. Había mucha policía, mucha seguridad, no pude contarlos pero la barrera humana era casi infranqueable. Incluso un helicóptero vigilaba desde las alturas. Sobre las 4 y 10 se escucharon bengalas y yo salí corriendo de los porches del Audiorama a ver qué pasaba. En ese mismo momento dos colores subieron a reinar el cielo de La Romareda y alrededores: el blanco y el azul. Entre el humo, la afición entusiasmada, las bufandas al viento y los cánticos de la afición el bus del Real Zaragoza hizo su entrada. El ambiente era de victoria, aunque desde la grada no se marquen goles.

Se desataba la euforia en la calle y se siguió cantando, animando, haciéndose fotos entre los aficionados, grabando  y fotografiando con los teléfonos… Nadie quería no tener momentos grabados con su teléfono de ese momento tan especial. Ni siquiera Papu, el jugador que se ha ganado un cariño muy sincero en La Romareda. Desde el bus grabó a los aficionados su propia entrada en el templo blanquillo. Cómo no te vamos a querer Giorgio!!

 

Quedaba más de una hora para que comenzara el encuentro pero entre los nervios, la emoción, las ganas de fútbol y las ecomendaciones que habá hecho el propio club en un comunicado entramos con tiempo suficiente al campo.  Vimos a los equipos calentar, las aficiones cantar, “calentarse” entre ambas y escuchamos al speaker dar instrucciones de cómo iba a empezar el partido.

Hay una cosa que nadie, siendo del equipo que sea de los dos, debería olvidar antes: si ganaba el Huesca bien, porque iba a estar todavía más cerca de Primera, si empatábamos, bien, porque ambos estábamos más cerca de Primera y si ganaba el Zaragoza mejor porque se aseguraba Play Off a mitad de puestos, no la sexta posición. Debíamos estar como aficiones hermanadas y no como rivales tan fuertes.

Ayer se demostró que ninguno de los dos equipos rebla, ninguno renuncia a luchar por subir a primera. Fue un partido trabado, duro, irregular en ambos bandos, de “el más fuerte que se lleve los puntos” y podía haber quedado el resultado mucho más abultado por parte del conjunto maño, pero tampoco fue su mejor día. Mejor que el Huesca sí, pero les costó entrar en materia.

Javi Ros se coronó en La Romareda. Dio el gol que valía su coronación, los 3 puntos y el brroche final a una fiesta sin igual. Mikel González fue de más a más, indiscutibemente el mejor junto con el coronel Eguaras que marcó el tiempo del partido como quiso; Papu salió como un rayo sin pensarlo y el lehendakari Toquero salió con más ganas que acierto pero con asistencias y caños de exhibición, Zapater cortando todo lo que le llegaba a su zona y Guti consagrándose una vez más en el lateral de La Romareda. Los menos acertados fueron Pombo y Borja, aquellos que tienen un día bueno y otro que no se sabe.

El Huesca tuvo sus ocasiones pero se quedó a las puertas. Dio poco trabajo a Cristian Álvarez pero sí al resto de pupilos de Natxo González, que aleccionó bien a las suyos. No era sencillo ganar pero se consiguió lo que se quiso en La Romareda. Ganar y acumular 3 puntos más, escalar posiciones en la Liga y dar un fin de fiesta pasado por agua con una sonrisa bien grande a los zaragocistas.

Venció, pero a momentos no acabó de convencer. No todos los partidos han de ser magníficos, aunque a mí,sinceramente, no me pareció tan flojo como muchos comentarios que escuché. Caños como los de Mikel y Toquero no se pueden dejar pasar fácilmente ni la magia que aportaron Febas y Javi Ros.

Una Romareda llena para ver en directo un partido histórico. Qué grandes somos en Aragón con nuestro fútbol. Saber ganar y disfrutar del ambiente es más bonito si estamos unidos. Es mucho mejor que cargar con la afición contraria, más si es de la misma tierra por mucha rivalidad que exista, no merece la pena.

 

 

Con derecho a soñar

Me preguntaba una amiga que no sabe de fútbol que cómo puede ser que el Real Zaragoza haya ganado tanto en tan poco tiempo.

Antes no ganaban casi y ahora no pierden nada. Lo primero que le he dicho es que es psicológico. Entrenar mente y físico unidos da este potencial de creer que se puede conseguir una victoria tras otra, un escalón más, una subida en la clasificación, una unión de equipo… todo eso en fundamental. Así lleva el Zaragoza 6 partidos seguidos ganando: creyendo y luchando. Así hoy se ha ganado a Osasuna, con garra tras el primer gol. Hoy Osasuna ha tenido muchas más posibilidades, muchísimas, pero el fútbol es así. Con dos oportunidades le ha valido al Zaragoza para golpear el balón al fondo de la red y ganar con dos señores goles. Nos valía empatar, hemos ganado, nos vale para entrar en Play Off y mentalizarnos de que todavía se puede aspirar a más. Este equipo es imparable, está más que demostrado. La clasificación, los números, las estadísticas, los goles, las paradas de Cristian Álvarez… Todo está yendo de cara para esta magnífica segunda vuelta de la liga en la que se han conseguido más puntos que en toda la primera vuelta.

Borja-Celebra-Osasuna.jpeg

Osasuna ha luchado más en la primera parte, nos ha puesto contra la cuerdas. Hemos vuelto a sufrir pero ha ganado, entre otros factores, la confianza. Sin este factora clave hoy hubiese sido muy difícil ganar, pero lo llevamos ya de atrás, eso gana mucho. Se ganan más partidos con lacabeza que con los pies.

Ni el gol anulado de Osasuna, ni los mil intentos a puerta de los rojillos, ni el campo, ni la afición ni el equipo que tenían enfrente han podido herir psicológicamente a un Real Zaragoza que iba a por todo y se ha llevado todo.

En Play Off hay que remar todos juntos más fuerte que nunca.

El gran 2018 del Real Zaragoza

Desde que ha empezado 2018 los números del Real Zaragoza hablan de manera muy favorable. 5 partidos sin perder, 4 victorias y un empate, desde principios de año confirman que el equipo ha entrado con muy buen pie en el nuevo año. Hace unos meses mirábamos la clasificación hacia abajo, sufriendo, hoy, con los pies en el suelo la miramos hacia arriba, sonriendo.

Las cosas cambian y sabemos que en este equipo mucho más, pero hay que tener esperanza. Este mismo mensaje podría haberlo escrito en  2014, 2015, 2016… Porque en todas las temporadas hay una época “dorada” de éxito seguidos y de ilusión entre el vestuario y la afición. Pero hay que pensar en algún año debe ser el definitivo, y por plantilla, todos piensan que es este, o el que viene.  Actualmente es el mejor equipo de Segunda en 2018. Las rachas van y vienen pero, por favor, que esta no se acabe.

¿Quién nos lo iba a decir hace unos meses? Nadie, porque costaba mucho ver un gol blanquillo, porque pasamos la copa del Rey sabiendo que no era nuestra batalla, en octubre volvimos a tener una buena dinámica ganadora pero volvió el oleaje después.

¿Cuánto hacía que no veíamos 4 partidos seguidos ganados? El Real Zaragoza ha conseguido 19 puntos de 24 posibles. Y tener opciones de poder optar a Play Off. Es imposible no contagiarse de ambición y felicidad.

 

Tenerife ✅ Granada ❌ Córdoba✅ Alcorcón🤝 Lugo✅ Nàstiç✅ Oviedo✅ Numancia✅

En la segunda vuelta de la liga según la cuenta de Twitter de:

Ayer en Soria se rompió la maldición del empate, que solo se gana contra el Numancia si es en Zaragoza, y hoy seguimos felices. Gracias Real Zaragoza, seguimos a vuestro lado, soñando y creyendo juntos.

El Atlético de Madrid vuelve a Europa League

Cuando te acostumbras al caviar volver a comer otra cosa es difícil.

El Atlético de Madrid llevaba unas temporadas malacostumbrándonos en el fútbol. En las cuatro últimas temporadas solo lo hemos visto ganar. Ganar, competir contra los grandes, luchar sin descanso y ganar, afición, juego, seguidores e ilusión para la grada.

Anoche el Atlético necesitaba un milagro por partida doble para poder seguir compitiendo en Champions. No quiero que se me malinterprete, pero había que ganar al Chelsea y que la Roma perdiera. Dos factores que hasta después de descanso no se dieron. Nadie creyó en el sorteo del grupo de Champions que el Qarabag les iba a hacer un roto tan grande. Los choques contra ese equipo, los fallos que descontaban puntos y los aciertos de los contrarios provocaron esta temible situación. Después de luchar en dos finales de Champions y estar a punto de conseguirlas volver a la Europa League duele. Hay que ser sinceros, nadie quiere eso.  Ahora bien, hay que lucharla y quererla. Es el objetivo de esta temporada junto con la liga y la copa. Y en el fútbol se viene a ganar.

Es el peor estreno posible que se esperaba del Metropolitano y del equipo esta temporada. Nadie quería este escenario. Toca levantarse, luchar por una copa de dimensiones y significado inferior. Igualmente hay que sacar el coraje y corazón que los rojiblancos llevan dentro y nunca dejar de creer. Esto es el Atlético de Madrid, este el lema del equipo y esta vuestra afición, la que nunca se rinde, en la buenas y en las malas.

Hay que aprender de los errores, luchar y ganar lo que hasta ahora no se ha ganado. Y levantarse porque en 2019 la final se celebra en el Metropolitano y esta sí, hay que ganarla.

Real Zaragoza 1 – Nástic de Tarragona 1

Atraco en La Romareda con reparto de puntos

Que el Real Zaragoza no ha jugado tan bien esta temporada como en los últimos años es sabido, que le arbitran como en las últimas temporadas, también.

Ya no es un supuesto el buen fútbol del Real Zaragoza molesta, en especial, actualmente, el de Aleix Febas. El jugador contrario se desespera y lo cose a faltas. Si arbitra al Real Zaragoza Figueroa Vázquez el campo se convierte en el circo de los horrores.

Se escuchan cánticos contra el árbritro. Los jugadores contrarios se crecen y chulean al Zaragoza. La afición se harta, pero Figueroa Vázquez sigue a lo suyo. Viendo faltas inexistentes y no pitando como debería hacer. No sabe arbritrar pero parece que a la federación le interesa que sea él quien medie entre el Real Zaragoza y Lugo o Nástic. Suerte tuvimos que ni los blanquillos ni el entrenador se desquiciaron con su actuación.

Lamentable. Tarjeta amarilla a Febas por protestar un entradón al tobillo, a Borja le saca una amarilla sin saber la razón. Antes del descanso, en un córner, Borja roza a Dimitrevski con el brazo y el portero se tira al suelo retorciéndose exagerando un codazo inexistente. El árbritro corre desesperadamente, saca tarjeta amarilla a Borja y acto seguido la roja. Expulsado. Al descanso, el Real Zaragoza se fue ganando por un gol a cero, con cuatro tarjetas muy dudosas, el enfado de la afición y los actos de los jugadores del Nástic impunes.

Hasta ahora no he hablado de fútbol, que hubo y mucho, pero el buen juego de los blanquillos estuvo empañado por la actuación de árbritro y linier que hicieron lo que quisieron durante los noventa minutos. El Real Zaragoza jugó muy bien, el empate supo muy agridulce. Psicológicamente afecta que te desequilibren a la fuerza lo que consigues jugando bien. Se podía haber ganado si no hubiese sido tan descompensado el trabajo arbitral.

No debería quedarse el Real Zaragoza de brazos cruzados. Debe ir a protestar, otra vez, a la Federación de fútbol. Es inadmisible que solo se le pare a este equipo hundiéndolo moral y legalmente con lo que se le pita y las tarjetas que se les saca. Igual que “premiando” el juego sucio del contrario. El Real Zaragoza va a jugar a fútbol, no a aprender a ser igual de sucios que los rivales jugándoles de esta manera de tú a tú en faltas y teatro.

Lo más destacado es el buen juego de Febas, al que la afición reconoció coreando su nombre en La Romareda, el estreno goleador de Toquero y las paradas de Cristian Álvarez.

Toquero en rueda de prensa tras finalizar el encuentro Fuente: Twitter oficial del Real Zaragoza