El partidazo. 

Fue hasta el momento el mejor partido que había visto del Mundial. Tardío, demasiado, pero merecía la pena y mucho esperar. Merecía la pena esperar a ver la magia de Pirlo colarse entre los ingleses, los bailes sobre el campo de los italianos y ver correr a Rooney desesperado intentando hacer un gol. En cambio el gol era de alguien que llegaba de nuevo a la selección inglesa, Sturridge, mientras que los 3 goles italianos vinieron por parte de Marchisio y el gran Mario Balotelli. Super Mario esta vez se comportó en la celebración.

Un espectáculo, como ya dije desde la otra web donde escribo, http://balonparadoblog.blogspot.it/, que iba a serlo, y no defraudó. Nada como ver a estas 2 selecciones en pleno duelo, en un combate del que nunca se sabe por cual de los 2 equipos decantarse. Es mejor disfrutar y dejar que el mismo deporte haga su función. 

Un gran partido, una gran victoria para los italianos que se pueden empezar a crecer en este mundial, y una derrota importante para los ingleses, Queda mucho mundial pero empezando así de bien anímicamente todo está en las manos de los azzurri para seguir cosechando exítos y sobre todo de tan buena forma como hasta ahora. 


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: