Italia 2 – España 0

Algo más que una ilusión

Otra vez Italia, otra vez el derby del Mediterráneo, otra vez un cara a cara a vida o muerte.

Italia es esa selección que nunca se le espera, pero siempre está, y siempre aparece. Fui muy cauta a la hora de analizar este combinado de jugadores. No son estrellas, no lo necesitan. Tienen a Buffon, tienen a De Rossi, no tienen a los grandes, no les ahce falta. Ayer Italia demostró que ante la excampeona del mundo y última campeona Europea pudo luchar como siempre y ganar como nunca.

Los jugadores italianos se convirtieron en equipo, España en presa de ellos. Iniesta desaparecido, Morata desesperado, Ramos todavía intentado relajarse un poco, De Gea rezando para no tener que seguir volando por el cielo de París. Hace 10 años tal día como hoy perdíamos en París ante Francia y nos dejaban fuera del Mundial de Alemania, ayer perdimos la posibilidad de seguir compitiendo en una Eurocopa que solo contra Turquía vimos que podía ser nuestra.

España no tiene el mismo nivel que hace unos años para competir y aspirar aal título, se arrastró por los terrenos de juego en Brasil y ha costado creerse algo más que una ilusión en Francia. Por supuesto no se pueden comparar, a mi parecer ayer España jugó en mano de los italianos cual marioneta en feria, en Brasil se fue a nada, a pensar que se podía ganar con solo bajar del bus. Italia hizo un buen trabajo y España contraatacó como pudo, pero desaparecieron todos.

¿Errores? Yo vi muchos, en convocatoria, en esquema táctico, en ver mentalmente a la Italia de siempre… Pero hay que reconocer que Conte y los suyos fueron a atrapar al equipo español al que tenían miedo y consiguieron desde el fin del himno que bailar a su son y reducirlos como si de un ataque militar se tratase. Fue la Italia de siempre y la España anterior a la magnífica edad de Oro en el fútbol.

En 2008 España cambió la historia del fútbol nacional contra la “azzurra” y ayer nos frenaron, ya valía, España reinó 6 años en el mundo a nivel futbolístico, ahora toca mover fichas y cambiar lo que no funciona. Ni somos tan malos ahora ni podíamos hacer tanto como quisimos en Brasil. Mentalidad, esquema, eleección de teclas correctas y siempre humildad para alcalzar los objetivos.

Deja un comentario