Atlético de Madrid 1 – F.C.Barcelona 2

El partidazo de la jornada no da la campanada deseada.

No se puede comparar el partido de liga en El Calderón al de la Copa del Rey. Es un hecho indudable y por eso, caímos como en anteriores ocasiones. Si luchas tanto como en copa puede ser que falles, si no le pones las mismas ganas es muy difiícil que no falles, y menos contra el Barcelona.

Ese fue el principal error de los colchoneros. Cualquier mínimo error contra el Barcelona se paga muy caro y es lo que le sucedió al conjunto madrileño. Entró en el partido mucho mejor que los culés pero poco a poco se fueron igualando las cosas en el campo y dl Barcelona cogió fuerza. Cierto es que en este encuentro siemprepuede pasar de todo y asi fue: Rafinha fue el autor del primer gol azulgrana. El Atleti dominaba y dominaba pero no conseguía meter elbalón. Griezmann la tuvo, y antes Godin y Carrasco. El Barcelona con poco toque pero mucho esfuerzo consiguió llegar y Rafinha de rechace, goleó primero. Antes de este gol a Suárez se le anuló uno por falta al portero durante el disparo.

Los porteros fueron grandes protagonistas del encuentro con sus paradas. Oblak, además, por volver al terreno de juego tras su lesión. Casi fueron los dos que mejor se enteraron de todo el partido y mostraron más seguridad que el resto de sus compañeros. Messi apareció muy poco, pero lo justo para hacer daño en el segundo gol. Godín antes ya haía marcado para el Atlético empatando el partido.

Un partido en el que se pudo hacer mucho más, pero también pudo ser peor. Unos 3 puntos importantes que los madrileños perdieron por el camino. Un camino muy difícil esta temporada.

Bayern Leverkusen 2 – Atlético de Madrid 4

El Atleti en Europa es una auténtica fiera. Lo lleva demostrando muchas temporadas y el partidazo de anoche lo refuerza todavía más.

Un partido de los que hacen afición. Casi sin despeinarse, acorralando a los alemanes durante casi los 90 minutos, se consiguió un partido, que prometía perfecto. Pero nada es perfecto y menos en una ciencia tan inexacta como el fútbol.

Dos fallos de Moyá y algún que otro tiro que no pudo entrar en portería empañaron un poco el gran partido rojiblanco. Gameiro volvió a demostrar su potencial, Torres que todavía tiene goles guardados y los saca siempre que hacen falta, Griezman suma y sigue golazo a golzo, Saúl volvió a hablar diciendo que si no marca golazo no vale, y todo esto tras un gran trabajo de equipo.

16864133_1761223403891731_2270455460361963328_n

Un disparo mal despejado de Moyá acabó en gol, era el segundo de los alemanes, el primero, también inevitable. El cuarto gol del Atleti le dio vida. Queda la vuelta en el Calderón, y todos nos sabemos el guion inicial, aunque no existen los guiones de hierro y menos en el fútbol. Un Calderón entregado al 100%, un equipo que saldrá a morder, por hecho que tenga la eliminatoria, un Simeone animando y ayudando a la grada y al equipo, sin olvidarse del equipazo que tendrán enfrente. Todo ello para pasar acuartos de final de Champions League. Disfruten señores de este Atleti. Con o sin sufrimiento. Bendita locura!!

¿Qué es el fútbol?

c5ix1vqweaudsyh

¿Qué es para ti el fútbol? Pregunta un periodista nobel en la busca de una respuesta diferente en busca de un periodismo más allá de la situación financiera del balón de oro de turno.

El fútbol es ganar la Champions. Responde un jugador.

Para mí el fútbol es ir al estadio los domingos Responde  un hincha.

Es  llevar la camiseta de mi equipo el día del partido. Dirá otro.

Para mí el fútbol no es ganar la Champions (quizá porque mi equipo no la ha ganado nunca), ni tener al mejor jugador del mundo, que le den la Bota de Oro, y que en cualquier lugar del mundo encuentres a una persona que también defiende los mismos colores que tú.

Fútbol no es levantar la cabeza de la almohada el lunes después de una derrota ante el eterno rival y enfundarte la camiseta, tampoco es cantar a coro con miles de personas la victoria de tu equipo, para mí el fútbol no es ni siquiera rezar abrazado a una bufanda, llorarle a una bandera y besar el escudo. Eso es otra cosa que va más allá de el fútbol.

Para mí fútbol eran las mañanas de sábado, levantarme a las seis y media de la mañana para salir en pantalón corto bajo un frío helador, a darle patadas a una pelota.

Fútbol era jugar en un campo de tierra con un balón Mikasa que apenas podías levantar del suelo, y cómo dolían sus pelotazos. Fútbol era ese cosquilleo en el estómago, tan parecido al miedo escénico, antes de un partido, era volver a casa cabizbajo, con las rodillas ensangrentadas y todo manchado de barro, para estar todo el fin de semana de mal humor por haber vuelto a perder. ¿Por qué no lo dejas? decía mi madre cada sábado Si siempre perdéis y vienes enfadada. Y seguir jugando.

Para mí el fútbol era que el portero cumpliera trece años y os metieran trece goles, y que en el vestuario de unos niños, ¡de unos niños de trece años! No se oyera ni el ruido de una mosca. El fútbol era celebrar una victoria como si hubieras ganado la Liga, la camaradería de un portero rival al que tiras al suelo en un córner y te choca la mano diciendo Buena rodada. Fútbol es quitarte la venda al salir del médico y salir corriendo al entrenamiento aunque duela porque quieres ser titular.

Quiero defender lo que, para mí, es el fútbol. Ese deporte inocente que juegan los niños, que todos hemos jugado en la calle, que todos hemos visto en los campos, un tiempo atrás. El fútbol es apoyar a tu equipo, es alegrarte de la victoria y llorar por la derrota, es acercarte al delantero rival al final del partido y decirle Enhorabuena cabrón, menudo partido me has dado.

Fútbol no son anuncios televisivos, no son chinos ni jeques árabes, no son cláusulas de rescisión ni mercado de invierno. Eso, como su nombre dice, es el mercado del fútbol. El aficionado de antes, si quería ver compra venta, se iba al mercado a comprar verduras, dejaba la compra, y se iba al campo a chillar por su equipo.

El fútbol no es el peinado del pichichi de turno, el fútbol no es política, ni una revista del corazón, no nos interesa a qué partido votan los jugadores, ni qué hacen cuando se quitan las botas, ni con quien se acuestan. El fútbol no es lo que algunos llaman “el fútbol moderno”. El fútbol moderno es al fútbol lo que Amunike a Maradona. Y en este mundo de la mercadotencia  se ha olvidado lo esencial, en algún punto se ha perdido la esencia y lo que hoy tenemos, con corruptos en la FIFA, goles que se anuncian por tecnología 3D, y multimillonarios que se convierten en dictadores, éso, ya no puede llamarse fútbol.

“¿Qué es fútbol? Eso no se pregunta, amigo, simplemente te das cuenta cuando empieza tu vida y juegas por primera vez al fútbol.”

Salvador Martínez

 

Real Zaragoza 0 – Levante 1

Cantando bajo la lluvia. El Real Zaragoza ha perdido por un fallo del portero jugando el mejor partido de 2017. Irureta se carga los 45 mejores minutos de su equipo.

El Real Zaragoza llegaba con ganas y los ánimos levantados después de ganar el derby de una manera tan valiente. Cuando el equipo juega bien hay que reconocerlo, cuando los fallos vienen por otro lado también. Ayer los señalados fueron el portero Irureta y el árbrito, por ende, a raíz de los cambios y de ya decisión de volver a poner al vasco en la portería, Agné. Hay que ser realistas y abrir los ojos ya, Agné, Irureta no puede vovler a jugar. Nos ha costado ya muchos puntos en partidos importantes por fallos tontos. Sus 10 compañeros muriéndose por ganar mientras él hace que se enfada pero sigue a lo suyo, despistado regalando puntos al rival de una manera, desgraciadamente, espectacular.

Absolutamente nada que reprocharles a los jugadores que llevaban ayer la camiseta blanca y azul. Salieron a jugar e hicieron un buen partido, jugando, dominando, atacando…Y metiendo goles. El árbitro anuló un gol legal que suponía el 1 -0 y comenzó el baile en contra del equipo. Faltas que no pitaba, tarjetas que no sacaba, fueras de juego pitados que no eran… y sobretodola actitud, demasiada prepotencia con sus acciones. Igualmente fue una victoria injusta para el Levante, que con muy poco y muchas ayudas, se llevaron el partido y los 3 puntos.

Gol anulado al Real Zaragoza

Esto es lo que decía Agné en rueda de prensa con respecto a Xabi Irureta: “No quiero hablar de las acciones puntuales, quiero hablar del partido. Xabi venía de una buena trayectoría y es cierto que a lo largo de la temporada ha habido desenlaces qe le han jugado más en contra que a favor. Se tomarán las deciciones que se tengan que tomar.

Los jugadores se vaciaron para dar lo mejor de ellos contra el líder, que con pocas acciones se llevaron el partido. Les palntaron cara al mejor equipo de la categoría bajo una lluvia que no cesó en todo el encuentro. La Romareda salió con mal sabor de boca tras el gol y las ayudas por parte del árbritro, que desde hace tiempo han perdido el respeto del Real Zaragoza. Los mejores del equipo fueron Ros y Xumetra.

Huesca 2 – Real Zaragoza 3

Bailando y goleando bajo la lluvia.

Tarde de mucho en juego, nervios e incertidumbre en ambas ciudades de Aragón y provincia. El Huesca y el Real Zaragoza llegaban a la fiesta del fútbol aragonés con demasiado en juego y mucha necesidad de puntuar, mejor si eran 3 puntos.

REAL ZARAGOZA

En riesgo de suspender el encuentro por el estado encharcado de El Alcoraz, desde GOLTV y los periodistas de Aragón Tv nos llegaban informaciones de si se jugaba o no.

Finalmente hasta las 7 de la tarde no lo supimos con certeza. Se jugaba. No se retrasaba. A las 20 horas se jugaba en El Alcoraz el derby aragonés. El autobús del Real Zaragoza no daba la vuelta, continuaba hasta llegar a Huesca.

El césped estaba encharcado, se hacía muy difícil jugar a fútbol, mover el balón en condiciones y más todavía recibir y controlarlo.

El Zaragoza buscaba en la primera parte el contragolpe con un hombre en punta y el resto en defensa mientras que el Huesca quería empujar con fuerza desde el área blanquilla.

Irureta muy acertado salvó todo lo que le llegaba a sus manos, fácil o difícil de parar. Cabrera en defensa y Xumetra en ataque fueron los mejores del partido.

Tras una primera parte dudosamente buena y muy complicada, al inicio de la segunda entró el primer balón en portería. Era Borja Lázaro quien mandaba el esférico a la red sin que Irureta pudiese evitarlo. Casi sin tiempo para que el Huesca reaccionase positivamente a ese gol el Zaragoza corría a la desesperada hacia la portería de Sergio Herrera y Dongou, tras un mal despeje del portero, empujó el balón consiguiendo empate. Tras esta acción el Zaragoza cogería una seguridad tan buena que provocaba que las riendas del encuentro fueran suyas. Ángel haría el segundo gol para darle la vuelta al marcador y remarcar el buen encuentro que estaban disputando tanto de lucha contra el mal tiempo (no paraba de llover) como del gol en contra que siempre les achica si les marcan primero. Dongou, muy activo en la segunda parte conseguía posteriormente volver a marcar tras un fallo del que era difícil salir airoso y poner el 1 – 3 en el marcador.

Con toda la lucha e intensidad que le puso el Real Zaragoza a este complicadísimo partido devolvieron la ilusión a una grada que no dejó de animar y a los que lo vimos desde casa. Se necesitaba un partido de estas características, aunque mejor sin lluvia ni ese barrizal en el que se jugó, y los blanquillos nos lo supieron regalar. El venezolano Fletcher debutó muy bien con la eslástica blanquilla.

En el descuento, porque no todo el guion iba a cambiar, Alexander González empujó el balón y puso el 2- 3 en el marcador que estrenaban los oscenses.

Aún así, nos ofrecieron un partido no vistoso pero sí goleador y consiguieron que El Alcoraz se vistiera de fiesta fea pero con goles y una victoria muy necesitada para los blanquillos, con desesperación azulgrana, que también necesitaba ganar.

 

Lealtad a tu club

¿Qué le debe un jugador a su antiguo club?

En cada sorteo de eliminatorias los periodistas se frotan las manos esperando el choque con más morbo: el antiguo entrenador y el club que ahora vuela sin él, el delantero y el equipo del que marchó en medio del odio y un gran barullo, el jugador que vuelve a pisar el césped donde corría desde antes de hacerse hombre… El cruce que levante más ampollas se ganará más líneas en la prensa que los equipos de mitad de la tabla.

Hoy es uno de tantos esos días en los que nos cuestionamos el porqué de esta situación. ¿Sienten los jugadores ese cosquilleo especial antes de volver a casa? ¿Es de verdad tan importante como dicen en los noticiarios? ¿Qué le debe un jugador a un club donde ya no milita? Son tan diferentes los casos en que un jugador se enfrenta a su ex equipo que es imposible generalizarlo, aunque cada vez sea más habitual el odio entre ex jugador y la grada.

Estos días se está hablando del respeto que un jugador le debe a su ex equipo. No se le pide que no marque, el gol sigue siendo su trabajo, pero sí hay una regla no escrita que dice que los goles a tu antiguo equipo no se celebran. Nadie lo ha dicho, no es una norma, pero es lo que se hace: enviar el balón al fondo de la red, agachar la cabeza, abrazar a tus compañeros y regresar a tu mitad de la cancha. Muchos de los jugadores incluso piden perdón por el gol, por hacer daño al equipo que tanto les quiso.

La pregunta de la semana quizá sea dónde está el límite, si es obligatorio no celebrar tu gol, si la costumbre ahora obliga a pedir perdón y no hacerlo es una falta de respeto.¿Es Ramos un traidor por tirar un penalti a lo Panenka en el Sánchez Pizjuán? ¿Y si luego pide perdón a la grada? ¿A una grada que lleva años pitándole y en una ocasión enarboló un cartelón diciendo “Ramos un apellido dos hijos de puta”? ¿Y que corea pidiendo tu muerte?

Quizá el respeto o la falta de ello lo dicta el trato que la afición dé en la ausencia, o la forma en que el jugador deje el club. O tal vez sea la moral de cada uno, si es o no una falta de respeto una espaldinha, un caño, jugar un rondo y adornar el juego cuando vas ganando. O puede que ésa sea ya una parte intrínseca alo que llamamos el fútbol moderno. Pero eso ya es otro tema del que hablaremos en otra ocasión.

No debería existir en el fútbol un jugador que olvide cuándo le debe a su antiguo equipo, que se burle, y desprecie lo que fueve tiempo atrás. Pero tampoco debería existir afición que haga pancarta ninguna en contra de un jugador, del equipo que sea. Que la grada pite, a los suyos, a los contrarios, al árbitro, pero nunca debería insultar a nadie.Y si lo hace, debería ser el club, y no la FIFA, el primero en limpiar de escoria su casa.

Y para vosotros, ¿cuál de las partes es la culpable?

Premios individuales en el fútbol

El fútbol es un deporte en el que los protagonistas que vemos los aficionados y periodistas bajo los focos son once jugadores, pero detrás hay muchísima gente que hace posible que todo pueda funcionar perfecto. El fútbol es un deporte colectivo tanto dentro como fuera del campo de juego. Es una maquinaria compleja que se articula gracias al funcionamiento de muchísimas pequeñas piezas que le dan forma. Esto es uno de lo principales motivos por los que un premio individual a un jugador concreto la mayoría de las veces cobra poco sentido. Suena extraño pensar que en la época de las emociones y del marketing se mezclen en este deporte para quitarle sentido a lo primero, que la mayoría de aficionados vemos que es lo más importante. Reina el marketing, la venta, el negocio, por encima de las emociones y sensaciones positivas que hasta hace un tiempo gobernaba este deporte.

Esa adenalina que se desprende cuando tu jugador favorito marca gol, o evita uno, cuando un equipo pequeño golea a un grande, las gestas de equipos pequeños en las competiciones… por eso todos alabábamos al Leicester hace unos meses, o a Grecia en 2004 al ganar la Eurocopa ese año, o incluso al Mirandés en copa del Rey hace unos años y su jugador estrella Pablo Infante (banquero de profesión). Al aficionado de a pie no le gusta el fútbol moderno, se demuestra muy a menudo y es verdad. Se ha subido el precio de las entradas, se ha cerrado casi todo el fútbol a las televisiones de pago (menos mal que existe Gol Tv!), se venden a jugadores de sus equipos y se traen otros de menor valor para sanear cuentas mientras los grandes traen jugadores porque a parte de meter goles van a vender más camisetas. Una pescadilla que se muerde la cola sin poder pararla.

Premiar algo que ya da dinero por sí solo, que no necesita potenciar su marca y producto (él mismo) porque haya ganado todo lo posible (en equipo) no sé qué sentido tiene. “Trabaja muy duro y ha ganado todo lo que ha jugado este año.” ¿Entonces el año que España ganó el mundial porqué no le entregaron el Balón de Oro a Andrés Iniesta? ¿Qué es exactamente lo que cada año se valora? ¿Con qué criterio? El lunes de esta semana (9 de enero) se entregó un nuevo premio, inventado este año por la FIFA, The Best. En la semana que solía entregar el Balón de Oro se entregó este, retrasando a diciembre de 2016 la gala y entrega del Balón de Oro que siempre hemos conocido. Según leí en una noticia, el jugador más votado para este nuevo premio había sido Messi, pero se lo dieron a Cristiano. ¿Motivo? ¿Seguir engordando su palmarés de premios este año (léase temporada)? ¿Cómo hemos dejado aficionados y periodistas que siga funcionando la maquinaria del márketing al servicio de unos pocos y no la coherencia, la razón y la emoción con critierio? Entre todos los que de alguna manera formamos parte del entramado de este deporte estamos cambiando el fútbol, sus valores, sus porqués… Estamos dejando que se convierta en algo tan elitista que no lo reconocemos como lo ha sido siempre, y lo sigue siendo solo en categorías inferiores y nada visibles para una gran mayoría de espectadores y aficionados.

Si seguimos comercializando todo y sin protestar para frenar el negocio del fútbol no hará nada que lo pare, por mucho que no a todos nos guste lo mismo. Seguiremos premiando con diferentes criterios individualidades… El fútbol es de todos, no de unos pocos que pueden negociar con él, haciendo que el aficionado se rinda y entre en su juego. Si seguimos en esta línea muchos se desencantarán con toda la parafernalia que rodea a esta deporte, y no creo que sea tan bueno como nos lo quieren hacer creer y nos lo están vendiendo. Y esto también forma parte de los periodistas. Sin parar lo que ya no se puede deberíamos recuperar el fútbol de siempre, y no tanto fútbol moderno, tanta individualidad, tanto premio y tanto marketing que envuelve lo verdadero del fútbol:deporte, valores y sentimientos.

 

2016, un año de fútbol gris

 

Resulta difícil, en el mundo del fútbol, hacer un resumen de fin de año, teniendo el fin de temporada en verano, pero quizá este año sea más sencillo para Siempre el 8, ha sido un año lleno de emoción futbolística, con muchas sorpresas, como la que dio el Leicester en la Premier, y en general una tónica amarga, especialmente en el caso del Atlético, que perdió su segunda final de Champions consecutiva, pero también para Argentina y Francia, que perdieron la Copa América y Eurocopa; y especialmente turbulenta para el Zaragoza, que ha vivido un año lleno de cambios.

El Atlético comenzó enero en la cumbre, en lo alto de la tabla con un equipo que aspiraba a todo y en la Champions parecía comerse el mundo. Sin embargo unos tropiezos a final de temporada lo dejaron a las puertas de la Liga. No importaba, volvimos a llegar a la final de la competición más esperada, y dos años después volvimos a encontrarnos con el eterno rival. Os lo contamos, en la previa y en el postpartido. El Real Madrid nos arrebataba de nuevo el sueño, de forma aún más cruel si es que era posible y acabamos llorando, abrazados a nuestras bufandas rojiblancas mientras veíamos cómo un Juanfran destrozado pedía perdón a una grada que le ovacionaba.juanfran-llora

El Atlético se levantó, comenzó a pensar como un equipo grande y blindó a sus estrellas, llegaron grandes promesas, Gameiro, Gaitán, Vrsaljko. Y latido a latido no bajó la cabeza más que para besar su escudo, se colocó en el liderato en los primeros compases de Liga, y celebró el 50 cumpleaños del Calderón, que ya sonaba a compás de despedida.la-3g-de-l-atletico-gaitan-griezmann-et-gameiro

A raíz de ahí se empezó a torcer el rumbo. Un empate ante el Barcelona, llegaron las derrotas ante grandes rivales como el Sevilla, o el eterno compañero de mesa, y mientras las chicas se estrenaban en el Calderón.

Tan sólo es el final de 2016, un año como tantos otros, en los que el Atlético nos ha tenido entre la gloria y el infierno, infartando los corazones en la ribera del Manzanares. Aunque esto, esta vez, sí que será su última oportunidad de hacerlo.

No muy lejos de Madrid, en Zaragoza, este año no ha sido fácil. 3 entrenadores, 2 directores deportivos, una gran limpieza en junio y una noche para olvidar, la del 5 de junio. Aquello que se nos escapó

Mientras, el eterno rival, el Osasuna, volvía a Primera y los zaragocistas aún estaban más enfadados.

Con la revolución de fichajes en la ciudad de Ebro volvieron dos de los grandes jugadores a casa: Zapater y Cani, para intentar levantar un barco hundido moral y deportivamente. Siempreel8 estuvo en la presentación de Cani: https://www.youtube.com/watch?v=5haQ5UgIa40 

Imagen relacionada

A principios de liga estuvieron durante 2 jornadas líderes de Segunda, pero eso es Zaragoza y como no era de extrañar, duraría poco.

En Inglaterra vimos al Leicester celebrar desde la casa de uno de los jugadores su primera liga. La copa de la Premier días más tarde era levantada por los “foxes”. Ganaba un equipo humilde, llegado recientemente de segunda división y se hacía conocido al menos en el continente europeo.

En verano se celebraba la Copa América y Argentina volvía a perder una final, después de Brasil. Higuaín volvió a ser diana de bromas y críticas por fallar otro penalti y dejar a los suyos sin título, Messi decidió que era momento de retirarse de la selección, aunque volvió meses después.Todos seguimos acordándonos del plano corto del astro con lágrimas tras la derrota.

Resultado de imagen de messi llorando

A mitad de verano la selección de Portugal ganaba la Eurocopa y Griezmann perdía otra final consecutiva en 1 mes. A finales de agosto Las Palmas fue momentáneamente líder de la liga Santander. Un equipo que ya había salido en las noticias y en boca de todos los aficionados al fútbol por comprar a Kevin Boateng en el mercado de verano.

En noviembre, la noche del 28 al 29 fallecían los jugadores de Chapecoense, en un accidente de avión. El 27 de diciembre algunos jugadores de un equipo de Uganda perdían la vida en otro accidente, esta vez en el mar. Momentos humanos díficiles para el mundo del fútbol y del deporte en general.

El mítico Johan Cruyff nos dejaba en marzo, Cesare Maldini y Carlos Alberto también lo hicieron este 2016.

imagesImagen relacionada

 

Un año nada fácil para el mundo del fútbol. Ha habido muchos momentos de reflexión a lo largo de estos 12 meses pero por más que se nos resista este deporte, siempre volvemos, más pronto o más temprano a su lado. Por más que nos haga llorar o replantearnos muchas cosas acabamos volviendo a él pensando que algún día lloraremos de alegría y no de tanta tragedia. El corazón lo que quiere son goles a favor y copas levantadas nada de accidentes de ninguna clase.

Esperemos que este 2017 que está a punto de llegar nos sea más favorable y nos regale más sonrisas al lado del deporte que más queremos.

Un año sin Ranko Popovic

El 20 de diciembre de 2015 abandonaba el club maño Ranko Popovic. El entrenador serbio era despedido tras una racha de malos resultados que no gustaban a la directiva y se temía no llegar con él al frente al objetivo: subir a primera división. A media manaña del día 20, mismo día de las elecciones se le convocó, de manera apresurada para los aficionados, en las oficinas del Real Zaragoza. Horas después era destituido. 51 partidos y 391 días duró en el banquillo blanquiazul.

popovic-7782420408.jpg

El entrenador, famoso por conseguir empates a los que se habían bautizado como “popopuntos”, por sus “y eso” cuando no sabía cómo acabar las frases en las entrevistas y sus cambios a deshora o no realizando todos los posibles, marchó de la ciudad del cierzo con demasiadas críticas a sus espaldas.

Es bien sabido que el fútbol actual es resultadista, y en Zaragoza esto se ha convertido en necesidad. Hay que recordar que en su primeros meses en Zaragoza el equipo por escsasos 6 minutos no logró el ansiado ascenso.

Presentation of Ranko Popovic as new Zaragoza coach xFOTOxTONIxGALANx PUBLICATIONxINxGERxAUTxHUNxON

Ranko llegó a Zaragoza reemplazando a Victor Muñoz, el 24 de noviembre de 2014. Un desconocido entrenador llegaba a Zaragoza. Sorpresa! Poco a poco fue ganándose el cariño de la afición, muy poco a poco.  Se consiguieron en sus incios 2 victorias y 2 empates, después de navidad, tropiezos, pero se consiguió encadenar 5 victorias consecutivas. El equipo estaba a solo 7 puntos del ascenso directo. Posteriormente, entre las lesiones de los jugadores y los resultados negativos ya se levantaba la hinchada a pedir la destitución del entrenador. A final de temporada, con el habitual sufrimiento y calculadora con los rivales, se consiguió entrar en Play Off.

Recordemos cómo fueron estos patidos:

https://siempreel8.wordpress.com/2015/06/12/real-zaragoza-0-girona-3-play-off/

https://siempreel8.wordpress.com/2015/06/14/girona-1-real-zaragoza-4-vuelta-de-play-off/

https://siempreel8.wordpress.com/2015/06/18/real-zaragoza-3-u-d-las-palmas-1-play-off/

https://siempreel8.wordpress.com/2015/06/22/las-palmas-2-real-zaragoza-0-vuelta-play-off/

Recordemos también, que el partido que se jugó en Girona, estaba, antes de jugarlo, casi perdido de antemano. Pocos fueron los que creímos que se ganaría. Pero el Real Zaragoza demostró que con garra y lucha podía ganarlo. Recordemos que el señor Ranko Popovic, al que ya en ese momento se le criticaba en el vestuario le dijo a sus futbolistas: ” No creo en los milagros, creo en vosotros y quiero que vosotros seáis mi milagro.” Ya sabéis quienes me leáis que no me gusta criticar al Real Zaragoza, ni a cualquiera que no sea Agapito. Yo prefiero quedarme con estas palabras y otras anécdotas de Popovic. Esto fue una dosis de adrenalina extra que les inyectó antes de salir a jugar y hacernos emocionar y soñar con lo poco que quedaba para volver a Primera.

CIGOUexWIAAFVk0.jpg

Es sabido qué pasó 2 partidos después.

La directiva pensó en aguantarlo un poco más, pero sólo fueron unos meses. Criticada esta acción, por supuesto, por la mayoría de la afición.

n_20141125150139_el_real_zaragoza_llega_a_un_acuerdo_con_el_entrenador_serbio_ranko_popovic_para_dirigir_al_equipo

Tras un flojo arranque de temporada 2015-2016 y varios intentos de mantenerlo o echarlo, después de perder contra el Nástic el entrenador fue sustituido definitivamente.

Ya lo conocían en Mallorca por una supuesta “agresión” que nunca se supo, aún habiendo dado una rueda de prensa en Zaragoza para explicar el suceso, si fue verbal o soltó de verdad un manotazo a un árbitro. En Zaragoza se hacían más bromas que se escuchaban alabanzas a su persona… Para mí, fue mejor él que sus sucesor, Lluis Carreras y sus contínuos juegos por no saber nunca qué hacer ni con el fútbol ni con los futbolistas del Real Zaragoza. Me marcaron sus lágrimas al ganar en Girona en aquel épico partido y sus palabras en el vestuario que las creencias de que su marcha fue justa, y más, al ver los actos de su sucesor en el cargo.

 

 

Empezar a decir adiós

2 de octubre de 1966.

El club Atlético de Madrid inaugura su nuevo estadio, el Estadio del Manzanares, contra el Valencia. Cincuenta años hace de esa fecha cuando, no podía ser otro, Don Luis Aragonés lleva el primer balón al fondo de la red de esta nueva casa. Casa que será conocida por el nombre del río que la baña hasta adoptar el nombre que hoy conocemos, en honor al presidente que logró sacar al club (perdón, al SAD) de la crisis económica y el atasco en el traslado a este nuevo estadio, Don Vicente Calderón.panoramica79

Una situación, la de los años 60 del siglo pasado, que vuelve a repetirse cincuenta años después, una eterna reforma del estadio, la nostalgia de los aficionados que se resisten a abandonarlo y una figura poderosa, un empresario, que da el empujón definitivo que permite a la tropa india mudarse a un estadio más grande, mas moderno, mas cómodo… Y que llevará su nombre. ¿Darán los años al señor Wanda el mismo reconocimiento que a Don Vicente Calderón? ¿O quizá seguiremos con esta eterna nostalgia melancólica, como tantos otros equipos, pensando que todo tiempo pasado fue mejor? Quizá es porque nuestro templo del Manzanares es el único estadio que ha conocido esta servidora, pero no dejo de imaginar a los atléticos en meses, en un año, dos, diez, enjugándose con disimulo una lágrima al pasar por esa esquina de la M-30, bordeando el Manzanares.

En la vida se celebran muchos cumpleaños, se celebran con ilusión, con una pequeña, fiesta, con regalos pero, lo más importante, rodeado de los tuyos. Sin embargo, ¿cuántas veces celebramos nuestro cumpleaños sabiendo que va a ser el último? Pocas, muy pocas, ninguna, salvo que seamos Gabriel García Márquez en Crónica de una muerte anunciada. Y eso nos ha ocurrido con el Vicente Calderón. El Calderón cumplió cincuenta años de historia, por si alguien aún no se enteró, se hizo una gran fiesta durante todo el fin de semana y el equipo le regaló el liderato, que no duró mucho.

Será su último año, al menos su último año de vida útil, antes de enviarlo al asilo mientras envejece y esperamos a que muera y lleguen las excavadoras a llevarse piedra a piedra nuestro Campo de sueños particular.

Qué irónico que el himno del centenario del Atlético hable tanto de un estadio que se quedará en la mitad de siglo de vida.nunca-dejes-de-creer

“Para entender lo que pasa hay que haber llorado dentro del Calderón, que es mi casa.”

Y ya está, ¿no? Los rojiblancos harán las maletas y se mudarán a una nueva casa, a una Peineta de nombre monetario, al estadio Wanda Metropolitano, que aún está a medio vestir, pero se prevé que sea un estadio de los que hacen historia, modernos, con un  juego de luces rojiblancas que impresionan desde la distancia, y que planean hacer del estadio uno de los centros europeos de la magia del fútbol. De todas maneras, tan sólo ha cumplido cincuenta años el estadio, no hace tanto tiempo que el Atleti lucha en el Calderón.

“O del Metropolitano donde lloraba mi abuelo con mi papá de la mano.” ninoatleti-vicentecalderon-viajesfutbolerosbn

Quienes tengáis familia atlética os contarán, con nostalgia en los ojos, historias de tardes de domingo en el Metropolitano, ya desaparecido estadio en Cuatro Caminos. Muchos de vosotros, como Fernando Torres, tendréis un abuelo lejos de la Tierra que tendría que enjugarse las lágrimas al veros gritar en el nuevo Metropolitano, como hicieron ellos en el antiguo.

“Paseo de los Melancólicos, Manzanares, cuánto te quiero.”

Y seremos nosotros quienes hablemos a nuestros hijos de un mítico estadio en el que creímos, en el que lloramos, en el que cantamos. Hablaremos del Calderón como una nostálgica época del pasado cuando pasemos con el coche por ese pedacito de la M-30.

DOCU_GRUPO

“Como los indios okupas que acampan con sus banderas en la ribera del Pupas.”

Cuando paseemos junto al río, les contaremos a nuestros hijos cuán acertado era a veces salir del estadio caminar con la cabeza gacha por el Paseo de los Melancólicos y evocaremos su figura en el horizonte desde el puente de Toledo, donde tantas veces nos quedamos atascados en una marea de gente, mientras cantábamos el himno.

“Infartando en la ribera del Manzanares los corazones.”

Cada semana, cada partido es una despedida, el último derbi de Liga en el Calderón, el último partido del año, la última Navidad, el último mayo… Un día, dentro de muy poco tiempo, cuando llegue la primavera, ocurrirá, como aquella primera vez que visité nuestro templo, que una marea de gente cruce el río Manzanares y se paren, atascados entre la marea de gente en el puente. Alzaremos la vista atrás para mirar el estadio y, como aquella primera vez, miles de personas alcen sus voces para cantar, por última vez.

Yo me voy del Manzanares, del estadio Vicente Calderón.

 Suenan los últimos compases de un estadio que, latido a latido, va componiendo su despedida.

Sigue leyendo la despedida del Vicente Calderón en El adiós de las féminas