Premios individuales en el fútbol

El fútbol es un deporte en el que los protagonistas que vemos los aficionados y periodistas bajo los focos son once jugadores, pero detrás hay muchísima gente que hace posible que todo pueda funcionar perfecto. El fútbol es un deporte colectivo tanto dentro como fuera del campo de juego. Es una maquinaria compleja que se articula gracias al funcionamiento de muchísimas pequeñas piezas que le dan forma. Esto es uno de lo principales motivos por los que un premio individual a un jugador concreto la mayoría de las veces cobra poco sentido. Suena extraño pensar que en la época de las emociones y del marketing se mezclen en este deporte para quitarle sentido a lo primero, que la mayoría de aficionados vemos que es lo más importante. Reina el marketing, la venta, el negocio, por encima de las emociones y sensaciones positivas que hasta hace un tiempo gobernaba este deporte.

Esa adenalina que se desprende cuando tu jugador favorito marca gol, o evita uno, cuando un equipo pequeño golea a un grande, las gestas de equipos pequeños en las competiciones… por eso todos alabábamos al Leicester hace unos meses, o a Grecia en 2004 al ganar la Eurocopa ese año, o incluso al Mirandés en copa del Rey hace unos años y su jugador estrella Pablo Infante (banquero de profesión). Al aficionado de a pie no le gusta el fútbol moderno, se demuestra muy a menudo y es verdad. Se ha subido el precio de las entradas, se ha cerrado casi todo el fútbol a las televisiones de pago (menos mal que existe Gol Tv!), se venden a jugadores de sus equipos y se traen otros de menor valor para sanear cuentas mientras los grandes traen jugadores porque a parte de meter goles van a vender más camisetas. Una pescadilla que se muerde la cola sin poder pararla.

Premiar algo que ya da dinero por sí solo, que no necesita potenciar su marca y producto (él mismo) porque haya ganado todo lo posible (en equipo) no sé qué sentido tiene. “Trabaja muy duro y ha ganado todo lo que ha jugado este año.” ¿Entonces el año que España ganó el mundial porqué no le entregaron el Balón de Oro a Andrés Iniesta? ¿Qué es exactamente lo que cada año se valora? ¿Con qué criterio? El lunes de esta semana (9 de enero) se entregó un nuevo premio, inventado este año por la FIFA, The Best. En la semana que solía entregar el Balón de Oro se entregó este, retrasando a diciembre de 2016 la gala y entrega del Balón de Oro que siempre hemos conocido. Según leí en una noticia, el jugador más votado para este nuevo premio había sido Messi, pero se lo dieron a Cristiano. ¿Motivo? ¿Seguir engordando su palmarés de premios este año (léase temporada)? ¿Cómo hemos dejado aficionados y periodistas que siga funcionando la maquinaria del márketing al servicio de unos pocos y no la coherencia, la razón y la emoción con critierio? Entre todos los que de alguna manera formamos parte del entramado de este deporte estamos cambiando el fútbol, sus valores, sus porqués… Estamos dejando que se convierta en algo tan elitista que no lo reconocemos como lo ha sido siempre, y lo sigue siendo solo en categorías inferiores y nada visibles para una gran mayoría de espectadores y aficionados.

Si seguimos comercializando todo y sin protestar para frenar el negocio del fútbol no hará nada que lo pare, por mucho que no a todos nos guste lo mismo. Seguiremos premiando con diferentes criterios individualidades… El fútbol es de todos, no de unos pocos que pueden negociar con él, haciendo que el aficionado se rinda y entre en su juego. Si seguimos en esta línea muchos se desencantarán con toda la parafernalia que rodea a esta deporte, y no creo que sea tan bueno como nos lo quieren hacer creer y nos lo están vendiendo. Y esto también forma parte de los periodistas. Sin parar lo que ya no se puede deberíamos recuperar el fútbol de siempre, y no tanto fútbol moderno, tanta individualidad, tanto premio y tanto marketing que envuelve lo verdadero del fútbol:deporte, valores y sentimientos.

 

Deja un comentario