Real Zaragoza 0 – Valencia 2

Mucho castigo para tanta lucha

Era noche de fiesta en Zaragoza y se sabía. El ambiente era fantástico. Los alrededores de la Romareda respiraban fútbol, fiesta, felicidad, “buen rollismo”. Un choque de trenes en el que casi se podía adivinar el final, pero no que fuese así.

 

El Real Zaragoza salió con un 11 muy diferente del habitual. Antes 16.200 espectadores el equipo maño se puso serio en su encuentro frente al Valencia. Ofrecieron una de las mejores caras hasta ahora vistas contra el colider de Primera en la tercera ronda de Copa del Rey, dieciseisavos.

“Hay que centrarse en liga.”, “La copa ahora no interesa en Zaragoza.” Habíamos oído en las últimas semanas a la afición, pero ayer tanto Natxo como los jugadores no daban esa afirmación por buena y única. Se presumió de cantera con buen rendimiento en un momento en el que coincidían seis: Alberto Zapater, Daniel Lasure, Julián Delmás, Jorge Pombo y Guti. Una mezcla del Deportivo Aragón y el Real Zaragoza jugando contra un Primera.

Se le plantó cara al rival, de tú a tú, defendiendo bien, atacando cuando se podía, jugando el balón, atando o lanzando según se podía… El Zaragoza mantuvo la esperanza mientras sus aficionados no paraban de animar. Hasta el minuto 33 de la segunda parte no se movio el marcador, a favor de los ches, por un cabezazo de Rodrigo. Parejo puso el segundo tras un penalti desafortunado de Delmás. Se acababa el partido y posiblemente la eliminatoria pero no se acaba ahí el ánimo de la afición. Fueron más puntos positivos que negativos. Debutaron Rai y Vinicius con el equipo, Delmás fue uno de los mejores junto con Papu, este equipo lucha sin importarle a quién tiene delante. Dieron la talla ante la importancia del partido. Ahora a centrarse en la liga, sin perder la esperanza que queda todavía la vuelta en Valencia.

Deja un comentario