Real Zaragoza 1 – Osasuna 1

En la semana complicada del Real Zaragoza saca 7 puntos de 9, 4 de ellos ante los momentáneos líderes de Segunda. Si a los zaragocistas nos llegan a decir hace una semana estos resultados ni nos los hubiesemos creído. Hace 3 jornadas estábamos en descenso. Ahora décimos.

El equipo llegaba fundido después de jugar 3 partidos en tan poco tiempo. Sacar un punto ante el líder no está nada mal. Hubo cambios obligados en la alineación y todos los sustitutos no hicieron el papel esperado. Es el caso de Pombo que dio más de una razón por la que últimamente no era ni titular ni convocado. El pisotón fue una más, un calentón, pero no la única.

El ambiente era estupendo, de auténtica fiesta. En el ultimo día de Pilares 23.000 personas acudimos a La Romareda ante el gran rival del Real Zaragoza. Se arropó al equipo ante, durante y después del encuentro. Sin follones con la afición rival y alguno suelto con los jugadores navarros.

El árbitro acertó y desacertó lo que quiso pero nada grave en comparación con anteriores encuentros (antes de Numancia y Lorca).

Borja Iglesias volvía a marcar de penalti en el 42 y en mitad de la segunda parte empató Oier el partido. Una segunda parte en la que el Real Zaragoza hizo lo que pudo y aguantó todo lo posible el resultado. Se le plantó cara a un gran rival, complicado, y se sacó un punto posible. Ahora el equipo tiene que aprovechar el calendario y seguir con este ritmo de juego y puntuación. Decíamos que se jugaba bien y los resultados llegarían ya ya están llegando. La sensación es muy positiva y hay buen equipo y entrenador. La conexión entre todos es magnífica y se ve remar a toda la plantilla en la misma dirección con el mismo objetivo.

Para mi ayer uno de los mejores fue Papu y Cristian Álvarez, destacando sus buenas actuaciones cuando hizo falta.

Deja un comentario