Real Zaragoza 3 – Numancia 0

El Real Zaragoza logra la victoria más relajada de la temporada cuando más se necesitaba.

Que el combinado maño estaba haciendo las cosas bien y trabajando mucho en los últimos partidos es indudable pero lo que no se esperaba, aunque se necesitaba, es un partido como el que ayer por la tarde se vivió en La Romareda.

Nervios había por la importancia del encuentro, pero se fueron disipando cuando el Zaragoza entró en juego. Creo que fue el partido más tranquilo de lo que llevamos de temporada. Un Numancia flojito visitó Zaragoza y con muy poco fútbol solo plantó cara a Saja una vez en los 90 minutos. Saja, por cierto, que con un disparo a bocajarro de los sorianos consiguió despejar el balón sin mucho apuro.

Javi Ros, que crece y crece esta temporada marcó el primer gol de la tarde tras una aistencia magnífica de Lanza de tacón en el minuto 30 de la primera parte. Revertiendo la dinámica de anteriores partidos el equipo maño se vino arriba y creció para conseguir el segundo gol.

REAL ZARAGOZA

Tras un penalti claro de Marc Mateu sobre Xumetra, Ángel Rodriguez, marcó el segundo tanto. No era fácil de creer, con perdón, pero el Real Zaragoza marchaba al vestuario en la primera parte con un 2 – 0 a favor y sin sufrir, ni el equipo, ni la afición.

Expresé que una victoria tan cómoda no sabe igual que las agónicas a las que el equipo nos tiene acostumbrados, aunque ya era hora de ver un partido así de tranquilo. El equipo siguió con la dinámica de anteriores encuentros con el premio de la victoria y los 3 puntos y la esperanza de que continúe esta racha.

Un Numancia que nada tiene que ver al que en anteriores temporadas se medía al Real Zaragoza. No supuso nada de peligro a un conjunto blanquillo que salió motivado, con ganas de trabajar, bien posicionado en todos los puntos del campo y ofreciendo una resistencia y juego poco vistos esta temporada con los 3 puntos en el bolsillo maño.

 

Deja un comentario