Italia 2 – España 0

Algo más que una ilusión

Otra vez Italia, otra vez el derby del Mediterráneo, otra vez un cara a cara a vida o muerte.

Italia es esa selección que nunca se le espera, pero siempre está, y siempre aparece. Fui muy cauta a la hora de analizar este combinado de jugadores. No son estrellas, no lo necesitan. Tienen a Buffon, tienen a De Rossi, no tienen a los grandes, no les ahce falta. Ayer Italia demostró que ante la excampeona del mundo y última campeona Europea pudo luchar como siempre y ganar como nunca.

Los jugadores italianos se convirtieron en equipo, España en presa de ellos. Iniesta desaparecido, Morata desesperado, Ramos todavía intentado relajarse un poco, De Gea rezando para no tener que seguir volando por el cielo de París. Hace 10 años tal día como hoy perdíamos en París ante Francia y nos dejaban fuera del Mundial de Alemania, ayer perdimos la posibilidad de seguir compitiendo en una Eurocopa que solo contra Turquía vimos que podía ser nuestra.

España no tiene el mismo nivel que hace unos años para competir y aspirar aal título, se arrastró por los terrenos de juego en Brasil y ha costado creerse algo más que una ilusión en Francia. Por supuesto no se pueden comparar, a mi parecer ayer España jugó en mano de los italianos cual marioneta en feria, en Brasil se fue a nada, a pensar que se podía ganar con solo bajar del bus. Italia hizo un buen trabajo y España contraatacó como pudo, pero desaparecieron todos.

¿Errores? Yo vi muchos, en convocatoria, en esquema táctico, en ver mentalmente a la Italia de siempre… Pero hay que reconocer que Conte y los suyos fueron a atrapar al equipo español al que tenían miedo y consiguieron desde el fin del himno que bailar a su son y reducirlos como si de un ataque militar se tratase. Fue la Italia de siempre y la España anterior a la magnífica edad de Oro en el fútbol.

En 2008 España cambió la historia del fútbol nacional contra la “azzurra” y ayer nos frenaron, ya valía, España reinó 6 años en el mundo a nivel futbolístico, ahora toca mover fichas y cambiar lo que no funciona. Ni somos tan malos ahora ni podíamos hacer tanto como quisimos en Brasil. Mentalidad, esquema, eleección de teclas correctas y siempre humildad para alcalzar los objetivos.

Croacia España 2-1

Acaba la fase de grupos de la Euro 2016 con un potente sabor amargo para los españoles. Después de un partidazo de libro de historia, del estilo de la Euro 2012, llegábamos con la moral alta, y dábamos por sentado que seríamos primeros de grupo, pudiendo empatar con una Croacia que tiraba de suplentes y dejaba en el banco a su estrella Modric.

El guión de Del Bosque funcionó los primeros 30 minutos, donde España dominaba, se gustaba y jugaba bien. Hasta marcó Morata, de nuevo tras una gran jugaba de equipo y combinación con Silva, para encaminar el feliz pase a octavos en la rama de la competición que evitaba, hasta la final, a los grandes de Europa.

image

Pero tras el gol nada funcionó. Iniesta, por fin en el once de la jornada, algoritmos y guasas aparte, estaba más desaparecido que tapado por los rivales, Nolito no encontraba su sitio y Morata estaba más ocupado en pelearse con el árbitro y los centrales que en aumentar su ventaja como pichichi. ¿Y la defensa? En pañales, señores. Dejadme ser crítica: Tendremos una de las mejores defensas del mundo, sí, y unos de los mejores mediocentros defensivos, también; pero si todo el equipo ataca, si los laterales se convierten en extremos en 2 de cada 3 jugadas, y los centrales suben a rematar cual delanteros en el 40% de las ocasiones… ¿quién defiende?

Croacia nos cazaba con las enaguas por los tobillos ocasión tras ocasión, llegando a rematar dentro del área hasta en tres ocasiones en una misma jugada. Y nos permitíamos seguir subiendo, cueste lo que cueste, y seguir con los mismos once que comenzaron el primer partido en Francia.

image

Cueste lo que cueste… costó el gol del empate, y también el que nos dejaba fuera del liderato. Los  croatas remataban casi a placer, aunque la creación del juego sea española, y ni Ramos pudo salvar la noche, mandando un penalti al centro de la portería, a las manos del guardameta croata.
El lunes, nos vemos con un viejo amigo, con un viejo enemigo. La selección azzurra, el viejo coco que en los últimos años se hizo chiquitito ante España, quizá el partido que en Siempre el 8 más temíamos y deseábamos ver, eso sí, en la final.
Como dicen ahora en medio mundo del fútbol, partido a partido, final a final.

Arranca la Euro 2016

Arranca el periplo de  España en la Eurocopa, con menos expectación de la esperada, casi nula comparada con la recibida años anteriores, en aquellos maravillosos años de copas, de los Xavi, Xabi, de los Torres, Villa y Aragonés. 

image

El equipo es nuevo, tiene poco rodaje con la absoluta sobre sus botas, y se deja sentir, tanto en la afición como en el campo. Es un equipo con gran talento, “un equipo que ganaría cualquier liga europea con estos jugadores, y con margen de puntos”, como se han aficionado a decir los periodistas.

Pero no parte (ni de lejos) entre los favoritos.

Después del doble batacazo de Brasil España intenta levantar cabeza, y sale contra la República Checa en un once que destaca, el primero, con de Gea a la portería, que parece tomar el relevo definitivo de Casillas, con jovencitos queridos en toda Europa, como Nolito y Morata, al mando el ataque. En las bandas, tres puñales: el rayo rojiblanco, Juanfran, Jordi Alba, y el ya veterano (aunque esta vez no como revulsivo; al fin, pensarán muchos), Silva.

España arranca dominando, pero a trancas y barrancas, no es el juego de toque limpio y posesión absoluta de antaño, tampoco el aburrido tiki-taka; está intentando construir un nuevo estilo de juego, al igual que crece un equipo que tiene que empezar a caminar unido de nuevo.

Un tiro a puerta de la República Checa, que acaba sin demasiado peligro en manos de De Gea, es el único peligro que amenaza a los españoles en los primeros cincuenta minutos. Por parte de la Roja, Un remate de Morata tras una gran combinación de Juanfran y Silva, que se estrella contra el muñeco (jamás se hizo tan digno elogio al gremio de la juguetería, que llamar al gran Peter Cech muñeco), y otra de Jordi Alba que acaba desviada al córner.

En la segunda parte parece dominar España, y el gol se masca en un encuentro uno contra uno en el que Ramos no consigue mandar el balón al fondo de la red. Es entonces cuando los checos se vienen arriba y amenazan la estabilidad española, que debe tirar de un incansable Iniesta que salve los bajos de un buen susto, alternando los sprints en defensa con amenazas a la portería de Cech, Sin duda, sigue siendo el alma y motor del equipo.

image

Resta media hora de partido y Del Bosque se lanza con Aduriz al campo, sacando al banquillo a un Morata que no terminaba de encontrar su sitio entre los centrales checos.

La situación se pone peliaguda y primero Fabregas y luego Ramos salvan del desastre absoluto despejando dos balones que iban directos a la red. Y, cuando la situación más se complica para los nuestros, España responde. Encadena tres ataques consecutivos que hacen cantar casi gol al más atrevido, con arrancadas veloces desde las bandas y mucho movimiento con balón al  frente del área Checa. Jordi Alba se incorpora con agresividad, Del Bosque decide dar entrada a Thiago por Fabregas, y es Alba quien falla un gol cantado frente a Cech por un mal control. 
Iniesta, Nolito y Aduriz aprenden a combinar en una amistad que, si triunfa, puede ser la clave para que las mieles de os trofeos vuelvan a territorio español, pero el gol se resiste. 
Aduriz se marca una chilena digna de Oliver y Benji que no sale, y vuelta a empezar. La defensa de los checos se organiza en dos murallas, que no ya líneas,  muy cerradas, y España sigue moviendo el balón frente al área, tratando de buscar el hueco. El balón es definitivamente suyo y el juego gusta, solo falta el gol. En su busca entra Pedro, cambiado por Nolito; y cuando parecía que el ataque español se iba a estrellar contra la defensa una y otra vez, Juanfran arranca desde su banda y se mete hasta casi la cocina con un centro que acaba rechazado y recuperado por Iniesta, que cuelga el centro directo a la cabeza de los dos centrales, sí, señores del fútbol, los dos centrales de España rematando una jugada cualquiera. El balón cae directo a la cabeza de Piqué, que lo lanza imparable al fondo de la red, ante la mirada de Ramos, que, por si acaso, estaba detrás, dispuesto a matar la jugada.

image

Y es que puede que España ya no juegue con falso nueve, pero sigue claro que en la selección de Del Bosque, atacan y marcan todos.
Una victoria, seis más para hacer historia.

Los 25 de la Roja

Ondean desde ayer los rostros de los 25 preseleccionados de Del Bosque para la Eurocopa 2016 en Francia. En una España sumida en el debate sobre la final de la Euroga League, la de la Copa del Rey y la Champions, han pasado más desapercibidos que en otras ediciones de la competición europea por excelencia después de la Champions League.

Arrancan 25 jugadores más jóvenes que para el Mundial, un equipo diferente que espera superar el batacazo de Brasil, sin el peso extra de partir como favoritos. Porque, señores, todos lo sabemos, España este año no entra en las quinielas para alzarse con el título.

convocatoria_4_866x517_30

Entran en la lista:

Porteros:

  • Casillas (Oporto)
  • De Gea (Manchester United)
  • Sergio Rico (Sevilla)

Defensas:

  • Piqué (Barça)
  • Bartra (Barça)
  • Jordi Alba (Barça)
  • Sergio Ramos (Real Madrid)
  • Carvajal (Real Madrid)
  • Juanfran (Atlético)
  • Azpilicueta (Chelsea)

Centrocampistas:

  • Iniesta (Barça)
  • Busquets (Barça)
  • Isco (Real Madrid)
  • Saúl (Atlético)
  • Koke (Atlético)
  • San José (Athletic)
  • Bruno (Villarreal)
  • Thiago (Bayern Munich)
  • Silva (Manchester City)
  • Cesc (Chelsea)

Delanteros:

  • Lucas Vázquez (Real Madrid)
  • Nolito (Celta)
  • Aduriz (Athletic)
  • Pedro (Chelsea)
  • Morata (Juventus)

Una lista muy variada, donde después de muchos años se difumina el monopolio del Real Madrid y del Barça, donde se quedan fuera maratonianos de la Roja como Mata, favoritos como Alcacer, jugadores discutidos como Costa, y también aquellos que amenazaban (la prensa) con resurgir de sus cenizas, como Fernando Torres.

Hacer una lista de seleccionados nunca es fácil, y a Del Bosque le están lloviendo críticas por dejar fuera al delantero del Valencia, Alcácer, que ha hecho una temporada espectacular a pesar de las horas bajas de los de Mestalla, y para más INRI, fue el goleador de la fase clasificatoria. Como siempre en el fútbol, la validez de la estrategia la demuestran los resultados.

Sorprenden las incorporaciones de los recién llegados Bruno, Lucas Vázquez y Saúl. Bruno, que ya probó a jugar dos amistosos con la Roja, no se le esperaba en la lista, y tiene muchas papeletas para caer de ella en la lista definitiva para la Euro, a favor de Busquets y el que se presume que sea su cambio, San José.

Lucas Vázquez viene haciendo un gran final de temporada en el Real Madrid, y no puede haber mejor escaparate para ser llamado por Del Bosque, un jugador explosivo que, a pesar de haber marcado solo cuatro goles, tiene el lujo de poder sustituir a cualquier jugador de la archiconocida BBC.

Saúl Ñiguez es otra de las grandes sorpresas, aunque los atléticos llevaban pidiendo su convocatoria desde el inicio de temporada, porque el chaval, de sólo 21 años, se ha convertido en un imprescindible de los rojiblancos, heredero de la estela de mediocampistas que marcan otros convocados y reyes del medio campo, Iniesta y Koke.

El mundo del fútbol se pregunta si habrá dado Del Bosque con la clave de otra generación de jugones como la que hizo grande a España en Alemania, si al fin habrá encontrado el 9 que busca y esconde, si este año podremos dar la sorpresa y volver a colocarnos en lo alto de Europa o, por el contrario, habrá que tomar nota de cambios.

El camino se acorta, solo quedan 23 días.

Primer partido España – Italia (Eurocopa 2012)

A Prandelli hay que hacerle un monumento.

 

Si el primer partido que lo vemos en acción en la Eurocopa nos sorprende con una de las plantillas italianas más ofensivas que vemos en muchos años parece que se cambian nuestros planes.
A Vicente del Bosque le gusta jugar arriesgando y pone un “falso” 9 en su equipo suponiendo que Italia va a ser como siempre, defensiva, y acaba atacando como nunca y plantando cara a la campeona del Mundo y de Europa anteriormente. Los italianos han hecho un gran partido, un partidazo en mayúsculas, y ahora entra España entera debatiendo el estilo de Del Bosque, el “falso” 9… Y digo yo, no por ser Azzurri, si no futbolera y abierta de mente, ¿Porqué no alabamos el juego de Italia y su transformación con la llegada de Prandelli? Tenemos que reconocer que nos sorprendió a seguidores de la Roja, de los Azzurri y futboleros la táctica de la nueva Italia. Un equipo que esta Eurocopa son casi todo caras nuevas en la selección. Siguen algunos pilares básico e históricos como Rossi, Buffon o Pirlo, pero ni Ballotelli, ni Ogbonna o Balzaretti habían jugado muchos partidos en esta selección. Para Ballotelli recordemos que era el primer partido como internacional. Hemos de darles un mínimo de tiempo para que se acostumbren a este tipo de campeonatos. Su estreno ha sido muy bueno teniendo en cuenta quien tenían enfrente. Un Iniesta que entre 5 italianos no pudieron quitarle el balón, un Iker Casillas que hace 4 años contra esta misma selección se intercambió el papel de mejor portero del mundo con Buffon, un centro del campo que no tiene que envidiar nada a ningún equipo actual. Algunos puede que estéis leyendo y pensando y con lo buenos que son los españoles, ¿porqué te gusta tanto Italia? Es algo que no puedo explicar, una cosa que me llena demasiado el alma, siento demasiado los colores aunque no me toque ni de lejos. Solo me gusta ese país por tantas cosas… que desde hace años el fútbol es una más. Por mi héroe Gattusso que me enamoró en un partido de Champions hace muchos años y lo sigo desde entontes, por su forma de juego, sus jugadores, su… TODO.

No se puede discutir el brillante juego de los azulones en el primer partido de la Eurocopa. El gran control de Balotelli con el talón, los paradones de Buffon, los aspectos técnicos de de Rossi que a pesar de la edad es un astro del fútbol, las piruetas de Cassano.  Yo personalmente vi un equipazo, siento que no se vieran más goles porque hubo 3 o 4 ocasiones en la primera parte merecidos por la parte Azurra, aunque estaba Iker para frenar los ataques. Se me hizo corto el partido. Disfruté mucho, me reí mucho, pasé más nervios de los esperados y menos mal que era primer partido… Llega a ser semis y me da un ataque.

Por la parte española… Qué puedo decir. Iniesta enamora, cuando juega es él contra el mundo, sólo entre 5 italianos y nadie le puede quitar el balón, fue el mejor del partido. Lo de Iker y sus paradas no tiene precio. Los 5 centrocampistas hicieron su papel por más que digan las críticas, hubiera venido bien otro gol pero no es mal resultado viendo el contrario y su cambio de juego. Y por último acordarme del “gran” Torres. Siempre lo critico y como dice mi padre: si está en la selección es por algo. Si, por haber ganado la Champions, por el gol al Barcelona en el último momento, por habernos dado el gol de la Eurocopa 2008… Pero cuando no estás en forma y fallas más que una escopeta de feria no puedes ir a la selección!!   Lo único que hizo fue abrir bandas pero los italianos estuvieron perfectos cerrando huecos.

Yo dije que ese partido se empataba o lo perdían los italianos por las revueltas que habían tenido en los últimos días pero no impidió que saliesen bravos al terreno de juego.
Es una pena que hayan caído las dos selecciones en el mismo grupo.

Seguir así italianos que este año haremos algo grande. Espero que pasen Italia y España y nos juntemos en semifinales, aunque sintiéndolo mucho, el record de España me gustaría verlo cumplido así que Italia no pase de semis, pero que llegue.

Pensaba que echaría de menos a Materrazzi, Totti, Luca Toni, Gattuso, Nesta, Camoranesi y alguno de ellos pero veo que los que están hacen un buen relevo.

Gracias Buffon, gracias Pirlo, Rossi, Di Natale, y por supuesto gracias Prandelli por cambiar esta selección con aires nuevos y potencia suficiente para plantarle cara a la actual campeona del mundo y Europa.

Espero no confundirme y que el jueves sigan haciéndonos soñar.
Llegaremos lejos esta Eurocopa.
                                             PER SEMPRE AZZURRI.