F.C.Barcelona 1- Atético de Madrid 1

Un punto bien conseguido

Los empates siempre saben a poco, y más si son entre grandes equipos, pero lo que ha hecho hoy el Atlético es un acto de dignidad.

Un Barcelona con ambición pero falto de ideas en la primera parte. Atacaban mucho, si, pero el atético se defendía muy bien. Era muy difícil atacar estando tan atados a su campo con un gran muro. Los contraataques se sucedían en la primera parte con dos salidas monumentales de Gameiro que dejaba alucinado a todo el Camp Nou, pero sin compañeros para rematar la jugada. Cierto es que al francés solo se le vio en estas dos ocasiones. Oblak nos seguía dejando a todos asombrados con sus paradas aunque la ocasión más clara por parte del Barcelona llegó con el gol de Rakitic minutos antes del descanso (41´). A medio camino entre un fallo de Gabi en despeje y una buena acción del croata.

Messi y Busquets se fueron lesionados y no jugaron la segunda parte, como tampoco lo hicieron Saúl y Gameiro sustituidos por Torres y Correa, quienes, propiciados por la situación le dieron otro aire diferente al partido. Entre los dos elaboraron de manera perfecta el gol del empate para seguir atacando con ráfagas individuales y colectivas la portería de Ter Stegen. Torres le entrega un balón a Correa que se ve solo con Mascherano y una vez que lo deja atrás, mano a mano con Ter Stegen le deja el balón suave en la red.

El partido se acaba entre idas y venidas de ambos equipos a campo contrario sin más ocasiones claras, excepo la de Godín cabeceando al final. Carrasco tuvo unas cuantas durante el partido pero acabaron rozando la red por fuera. Un empate que sabe a poco al no aprovechar el empate unas horas antes del Madrid, pero positivo por el enfrantamiento que supone entre estos dos equipos. A Simeone la única pizarra que se le resiste es la del Camp Nou, pero todo llegará.

 

Evitando entrar en polémica sobre las entradas, lesiones entre jugadores y demás para mi los mejores del partido fueron Oblak y Savic por parte del Atlético y Messi y Ter Stegen por parte del Barcelona.

 

El partido desluce más de lo esperado siendo miércoles y una hora tan intempestiva como las 10 de la noche. Esto en sábado hubiese sido mucho más espectacular, aunque también es cierto que si bien era un encuentro muy jugoso y con mucho espéctaculo antes de comenzar no dieron el 100% del nivel que se esperaba de ambos equipos.

 

El Atlético de Madrid 2016-2017

Arranca la Temporada 2016-2017, después de una larga espera estival en la que ni la Eurocopa ni la Copa América nos han quitado la sed de fútbol. El Atlético regresa al Calderón en el que será su último año de andadura (cuántas veces se habrá dicho ya en periódicos y noticiarios, y cuántas se dirá en estos diez meses que nos quedan hasta que la joya del Manzanares finalmente cierre sus puertas).

El mercado de fichajes parece casi finiquitado, a falta de alguna incorporación sorpresa de última hora y la marcha de los descartados del Cholo, os presentamos a la plantilla el Atlético de Madrid.

En la portería, defienden los palos:

  • Jan Oblak, el seguro rojiblanco, el portero, menos menos goleado.
  • Miguel Ángel Moyá, lesionado en la pretemporada, le queda al menos un mes de baja.
  • André Moreira, el chaval recién llegado a última hora, con tan sólo 20 añitos aspira a ser el segundo portero, y una amenaza para el esloveno.xgd8l8yjos_moreira

En la zaga:

  • Diego Godín, el incombustible, que nos sigue salvando las posaderas en la zaga y en el ataque, que los dioses te conserven esa cabeza, Dieguito.
  • José Giménez, el uruguayo protagonista del culebrón del verano,pretendido por media Europa, sí, señores, que se queda en el Manzanares.
  • Stefan Savic, el croata que desbancó de la titularidad a Giménez, veremos cómo se reparten este año los minutos, se espera una buena lucha.
  • Juanfran Torres, el rayo, el que nos clasificó a semis de Champions, y el que falló el último penalti de Milán, el que pidió perdón entre lágrimas a una afición que lloraba con él.
  • Filipe Luis, el alma de la banda izquierda, esperemos que recuperando al fin el ritmo que perdió al marchar al Chelsea.
  • Lucas Hernández, el chavalín que ya destacó la temporada pasada y se plantea como seguro en caso de que los pilares fallen.
  • Sime Vrsaljko, el impronunciable, buscadle un apodo pronto, por todos los cielos, el recambio y la amenaza de Juanfran, va a luchar duro por hacerse con la banda derecha.291186

En el medio, la batalla campal:

  • Gabi, el capitán, en uno de sus últimos años en activo, el corazón del equipo.
  • Koke, la estrella, qué culpa tendrá el muchacho de jugar tan bien en cualquier posición, puede que esta temporada le veamos al fin en su sitio, fuera de la banda derecha, aunque está difícil.
  • Tiago, al fin recuperado de la dolorosa lesión que nos dejó sin él en el momento de temporada que mejor estaba llevando la batuta de los rojiblancos, se espera la mejor faceta del mediocentro defensivo.
  • Augusto Fernández, que el año pasado fue titular con la lesión de Tiago, va a tener que luchar duro para volver a hacerse un hueco.
  • Saúl Ñiguez, el polivalente, desde delantero hasta defensa le hemos visto jugar, le queda aún una velocidad por meter y sin ella va a disputar pocos minutos en el césped.
  • Yannick Ferreira-Carrasco, la bala de la banda izquierda, ver un partido en el campo de Carrasco es perder la cuenta de los desmarques que tira buscando romper la defensa.
  • Nicolás Gaitán, el argentino recién llegado del Benfica, reclamado por el Cholo desde hace tres temporadas, le podemos ver en las bandas o como mediapunta, y ya es el máximo goleador de la pretemporada.
  • Thomas Partey, el ganés que ya sorprendió la temporada pasada con su arrojo, fuerza física y dominio de balón se perfila como uno de los suplentes de libro de esta temporada, tendrá que luchar con muchos para hacerse con el puesto.
  • Diogo Jota, otro de los fichajes del verano, no ha convencido en la pretemporada y ya tiene encima el cartel de “descartado”, y se marcha cedido al Porto esta temporada.

Oliver Torres, “el nuevo Koke“, decían de él, aún joven, sin terminar de explotar, pero con una calidad inmensa. El de Cáceres , con la Liga ya empezada, firmó contrato con el Oporto, para jugar cedido una temporada con opción a compra.366bd35100000578-0-image-m-3_1468958987461

Dejando a un lado a los descartados, ocho jugadores pelean por cuatro puestos en el campo, va a quedar mucha calidad en el banquillo del Calderón.

En la delantera:

  • Fernando Torres, el 9, por mucho que la prensa buscase un nueve este verano, el chico de la cantera y uno de los corazones del equipo, no parte como favorito, pero ya demostró que lucharía por su sitio en la cancha.
  • Antoine Griezzman, el principito, mejor jugador de la Eurocopa y fuera de los nominados al balón de Oro por razones que todos conocemos y sólo la FIFA entiende, será indiscutible este año.
  • Ángel Correa, el argentino que pretendió entrar como un obús en las vidas rojiblancas y se le gripó el motor a medio camino, disputará minutos si convence al Cholo en los entrenos.
  • Kevin Gameiro, el fichaje estrella de la temporada, el segundo tras el culebrón Costa, parte como delantero titular junto con Griezzman y se esperan grandes cosas de él, aunque como siempre, tendrá que adaptarse a la disciplina Simeone, y sobre todo, a la disciplina del Profe Ortega.gameiro-atletico-presentacion

Continúa aún en plantilla Alessio Cerci, finalizada su cesión italiana, descartado por el cuerpo técnico e inmerso en su propia búsqueda de equipo. Continúa aún en la plantilla, que renqueante tras su operación de cartílago de la rodilla y protagonizar el culebrón del verano con rumores de marcha a la Lazio, ha visto denegada su cesión al Bologna, a pesar de no contar para el equipo técnico.

Así queda la plantilla del Atlético, una plantilla muy completa. Simeone siempre trató que su equipo fuese un equipo de batalla, con jugadores trabajadores, luchadores, aunque no brillaran. La temporada pasada lo logró, y en esta ha conseguido teñir con el brillo de algunas estrellas un equipo en el que sigue primando el esfuerzo y la lucha por encima del orgullo.

¿La mejor plantilla de la era Simeone? El tiempo lo dirá, desde Siempre el 8, os lo contaremos.

Fernando Torres, el 9.

¿De verdad son necesarios los ídolos? Preguntaba Patricia hace unos días.

No puedo evitar contestarle.

Porque un ídolo es una vía directa al corazón del aficionado, del hincha. Cada crítica duele como si fuera propia, cada elogio hace henchirse de orgullo, y los insultos duelen más que si insultaran a tu propio hermano.

Eso me ocurre a mí, y a cientos de atléticos, con Fernando Torres. El niño comenzó a ser un ídolo cuando empezó a ser el niño de los amores rojiblancos, cuando daba sus primeras cabalgadas por el Calderón, y marcaba sus primeros goles.

1458468388_061421_1458468719_album_grande

Ha llovido mucho en la orilla del Manzanares desde entonces, cuando el chaval de diecisiete años debutaba ante el Leganés, en los infiernos de segunda. Muchas lluvias han caído desde entonces desde aquel 2001, y aún así el río volvió a teñirse de rojiblanco aquel 4 de enero de 2015, cuando regresó. Cuando volvió a casa.

Servidora, como tantos otros, se compró su camiseta, aunque el Niño viniera en horas bajas, aunque no fuera el de antes y muchas y malas lenguas murmuraran que regresaba al Atlético para retirarse. Porque, siete años y medio antes, supe que se iba, pero que era un billete con fecha de regreso, y prometí que llevaría la rojiblanca con su nombre el día que volviera a lucir el nueve. Que defendería su camiseta igual que él defendió su escudo del alma hasta llevando la elástica de otros colores.TORRES_ESCUDOblog

La historia de Fernando Torres es una historia de fe, de corazón y de lealtad, una historia que sólo podía ser rojiblanca.

El Niño preferido del gran Luis Aragonés nos ayudó a salir de Segunda y luchó como nadie en los años en primera, convirtiéndose en capitán y dejándose la piel en cada partido. Con tan sólo 19 años era ya un ídolo y capitán del Calderón, porque se lo había ganado con coraje y corazón, que diríamos ahora en disciplina Simeone.

Convocado con la selección absoluta y convertido en uno de los grandes delanteros de España (a pesar de las críticas de la prensa, siempre presentes), Fernando quiso crecer, y un Atlético que apenas lograba luchar con la Europa League no se lo permitía. Rechazó decenas de propuestas de grandes clubes, pero el momento de abandonar el Manzanares llegó.

Corría el año 2007 y el Atlético perdió ante el Barcelona por un escandaloso 0-6 que muchos nunca olvidaremos. Mientras el capitán apenas podía aguantar las lágrimas de frustración porque su equipo no lograba levantar el vuelo, veía a compañeros suyos retirarse del terreno de juego riendo, bromeando con la derrota. Y el Niño dijo basta.

“Es un partido para olvidar, del que no se puede sacar absolutamente nada positivo. La semana se está haciendo larguísima. Es difícil dormir, salir a la calle… espero que pase cuanto antes para que llegue el siguiente partido. Con el tiempo todo se va olvidando, pero a mí, tres días después, no se me va de la cabeza
  • Declaraciones de Fernando días después del partido.
“Vergonzosa la actuación del Atlético de Madrid ante su público del Vicente Calderón. Pese a tener muchas cosas en juego, los rojiblancos se han visto claramente superados por un Barcelona que ya ganaba por 0-3 al descanso merced a los goles de Messi, Zambrotta y Eto’o. Luego serían Ronaldinho, el propio Messi e Iniesta los encargados de dar la puntilla a un equipo simple, sin ideas y que acabaría quedándose con un hombre menos por la expulsión de Fabiano Eller.”
  • Así de dura fue la prensa con el Atlético.

En julio fichó por el Liverpool y marchó a Inglaterra, donde esperaba triunfar y ganar títulos. Y lo hizo, aunque quizá no como él querría. Fue pichichi de la premier dos temporadas, ganó una Champions, una Europa League, y con la selección absoluta venció un Mundial y dos Eurocopas, pero su paso por el Chelsea con Mourinho, en el Milán y las lesiones, agotaron la chispa del genio que podía haber sido.campeondelmundo

Fueron siete años y medio hasta que regresó al Calderón. De nuevo en la que fue su casa durante tantos años, desde la grada y desde la hierba, se le recibía; aclamado por 45.000 personas que coreaban su nombre. Los niños preguntaban cuándo empezaba el partido, por qué había un hombre solo en el campo, por qué todos habían venido por él.14203790741461_997x0

Porque se lo merecía. Porque Fernando Torres fue un ídolo dentro y fuera del campo, como jugador Atlético y de otros equipos. Incluso lejos de su tierra (el Calderón), defendió los colores rojiblancos; nunca dijo una palabra más que de agradecimiento por su equipo, siempre lo apoyó, y eso, es lo que hacen los ídolos.

“Regresé al Atlético en busca de mi felicidad. Cuando era niño mi gran sueño era jugar en el Atlético de Madrid. Entonces lo conseguí y regresar siete años y medio después significó para mí hacer realidad otro sueño. Fue todo un honor jugar para Liverpool FC, Chelsea y A.C. Milan, pero una cosa me queda muy clara: como el Atleti no hay ninguno.”

Hoy la situación de Fernando es complicada, hace meses Cerezo reiteró que no se planteaban la compra del Nueve, atascado en el gol 100 en una sequía que desesperaba hasta a los más fieles. Pero la vida del delantero, más que la de cualquier otro jugador de campo, son rachas, y Torres supo salir. Ahora ha sabido sacar adelante al equipo con goles importante y ha vuelto a abonarse a enviar balones al fondo de la red; el último, cerrando el Calderón hasta la temporada que viene, ante el Celta.

La renovación es aún un tema tabú, del que no se hablará hasta después de la final de Champions, aunque ya se hayan confirmado renovaciones como la de Saúl y la de Tiago, aunque la afición lo tenga claro, y lo corea desde la grada cada partido defendiéndole como él hizo desde el primer día.

Fernando Torres se ha ido convirtiendo, poco a poco, en un mito para el equipo, que ha defendido el escudo aunque no le tocaba, que ha dado la cara por él y ha regresado porque no quería morir sin ganar un título con el atlético de Madrid.

En un Atlético que más que nunca se basa en las convicciones, en soñar, Fernando Torres es una pieza más, imprescindible en el bloque.torres-vio-porteria-camp-nou-1459883898417

Niño, que regresaste al Atleti para ganar un título, marca un gol en Milán, gana la Champions con nosotros, llévanos a la gloria como siempre hemos querido, porque un jugador como tú es el que necesita el Atlético, un jugador que, llueva o nieve, nunca deja de soñar.