España 3 – Italia 0

Recital de Isco en el Bernabéu para cerrar una espectacular actuación de España ante Italia

España salió como una locomotora ante Italia, el motivo: clasificarse en buena posición para llegar al mundial de Rusia. Lo consiguió. Nada tenía que ver este combinado español con el que salió derrotado en junio de 2016 ante Italia en Francia. Ni esta Italia era la misma.

España quiere viajar a Rusia y lo demostró con clase. Lopetegui ha reavivido a La Roja y se nota desde el primer partido que vimos con el nuevo seleccionador. Arriesgado, valiente, estratega, pero a la vez cauto. Toda una combinación de buenos jugadores y buenas lecciones de fútbol para conseguir el objetivo. Desde que los gobierna Julen los hemos visto dar buenos recitales de fútbol, como antaño. Los hemos visto volver a la selección que nos tenían acostumbrados. A la del buen juego, la que hace emocionar al aficionado, la de los grandes goles y jugadas. Una selección que hace fácil un fútbol que no es sencillo.

 

Sensaciones

El Bernabéu acompañó el espectáculo apoyando y animando al equipo, pitando maleducadamente a Piqué y ovacionando a Villa. Lopetegui hizo el cambio que toda España estaba esperando: Isco por Villa. Así se ganaban el aplauso esperado y merecido los dos.

España atacaba y defendía de manera perfecta, olvidando al gran rival que tenían enfrente. Jugando al toque y presión, al balón largo cuando era necesario y adaptándose a lo que el rival le pedía. El balón, el juego y la presión era de los de Julen e Italia nada pudo hacer. No había manera de jugarles.

Destacar la perfecta actuación de De Gea las pocas veces que le llegaba el balón. Las brillantes paradas que hizo daban, otra vez, razón de ocupar esa portería. El regate de Isco que hizo recordar a Iniesta en 2012 contra Italia, uno contra cinco. Buffon nada podría hacer contra los tiros de los españoles, y eso era lo que más dolía. Morata salió y goleó el tercero y cuarto, aunque en fuera de juego. Pedían paso los siguientes goleadores de España y volvíamos a pensar que todo es posible a nivel de selecciones.

El Bernabéu se convirtió en una fiesta y una ilusión y España pedía paso en el avión a Rusia. Ni el mejor de los guiones habría derrotado mental y físicamente como esa noche lo hizo España.

Ha vuelto la ilusión a los corazones españoles.

Gattusso vuelve a Milán

“Píntame libre y feliz pero píntame cerca de tu alma…” canta Andrés Suárez en una canción de su último disco. Parece que Gennaro Gattusso la escuchó hace unos meses. En mayo de 2017 se anunciaba que entrenará la próxima temporada a los canteranos del Milan. Gattussso volverá a pisar diariamente Milanello. Volverá al club de su vida, a luchar por los colores que verdaderamente siente pasión. Vuelve pocos años después de retirarse por sus creencias personales.

 

DAvnQucWsAE6MTd

A mediados de 2012 Gattusso cerró las puertas de Milanello. Había dejado de creer en el proyecto en el que siempre puso todas sus energías, esperanzas y cariño. Cinco años más tarde vuelve para entrenar al  “primavera“, nombre con el que se designa a los filiales en Italia.

Screenshot_20170525-222719
Gattussso entrenando
Milanista siempre

Con más de 400 partidos y 13 años con la camiseta rossonera se consagró como un símbolo del Milan. Se hizo leyenda dentro del campo. Luchador como pocos, guerrero incansable y peleón, él buscaba defender con fuerza lo que otros lo hacían con clase. Conocía sus carencias y las suplía de la mejor manera. Nunca fue de los mejores ni su fútbol era vistoso. Siempre estaba en el lugar adecuado para cortar el balón y fue un gran muro de contención.

 

Hay que irse de ciertos lugares cuando aún se te puede echar de menos y volver cuando lo necesitas. Así entiendo este gesto de Gattusso como exmilanista que soy. En la época en la que me enamoró este equipo había mucho jugador bueno, en 2006. Yo me enamoré de él por su constancia, su lucha por superarse a sí mismo y ayudar a los compañeros.

MUNDODEPORTIVO_G_14375130859-kiHF-U422900882643aaF-980x554@MundoDeportivo-Web

Si se comporta bien con sus pupilos y los entrena con sus valores podría renacer una parte importante del club. El club está en horas bajas desde hace muchos años. El primer equipo se está reforzando muy bien esta temporada. Si los valores necesarios en la cantera puede ser un gran renacimiento. Un grande del fútbol europeo puede volver a luchar como lo hemos conocido anteriormente.

Screenshot_20170526-212924
Firmando el contrato como entrenador

2016, un año de fútbol gris

 

Resulta difícil, en el mundo del fútbol, hacer un resumen de fin de año, teniendo el fin de temporada en verano, pero quizá este año sea más sencillo para Siempre el 8, ha sido un año lleno de emoción futbolística, con muchas sorpresas, como la que dio el Leicester en la Premier, y en general una tónica amarga, especialmente en el caso del Atlético, que perdió su segunda final de Champions consecutiva, pero también para Argentina y Francia, que perdieron la Copa América y Eurocopa; y especialmente turbulenta para el Zaragoza, que ha vivido un año lleno de cambios.

El Atlético comenzó enero en la cumbre, en lo alto de la tabla con un equipo que aspiraba a todo y en la Champions parecía comerse el mundo. Sin embargo unos tropiezos a final de temporada lo dejaron a las puertas de la Liga. No importaba, volvimos a llegar a la final de la competición más esperada, y dos años después volvimos a encontrarnos con el eterno rival. Os lo contamos, en la previa y en el postpartido. El Real Madrid nos arrebataba de nuevo el sueño, de forma aún más cruel si es que era posible y acabamos llorando, abrazados a nuestras bufandas rojiblancas mientras veíamos cómo un Juanfran destrozado pedía perdón a una grada que le ovacionaba.juanfran-llora

El Atlético se levantó, comenzó a pensar como un equipo grande y blindó a sus estrellas, llegaron grandes promesas, Gameiro, Gaitán, Vrsaljko. Y latido a latido no bajó la cabeza más que para besar su escudo, se colocó en el liderato en los primeros compases de Liga, y celebró el 50 cumpleaños del Calderón, que ya sonaba a compás de despedida.la-3g-de-l-atletico-gaitan-griezmann-et-gameiro

A raíz de ahí se empezó a torcer el rumbo. Un empate ante el Barcelona, llegaron las derrotas ante grandes rivales como el Sevilla, o el eterno compañero de mesa, y mientras las chicas se estrenaban en el Calderón.

Tan sólo es el final de 2016, un año como tantos otros, en los que el Atlético nos ha tenido entre la gloria y el infierno, infartando los corazones en la ribera del Manzanares. Aunque esto, esta vez, sí que será su última oportunidad de hacerlo.

No muy lejos de Madrid, en Zaragoza, este año no ha sido fácil. 3 entrenadores, 2 directores deportivos, una gran limpieza en junio y una noche para olvidar, la del 5 de junio. Aquello que se nos escapó

Mientras, el eterno rival, el Osasuna, volvía a Primera y los zaragocistas aún estaban más enfadados.

Con la revolución de fichajes en la ciudad de Ebro volvieron dos de los grandes jugadores a casa: Zapater y Cani, para intentar levantar un barco hundido moral y deportivamente. Siempreel8 estuvo en la presentación de Cani: https://www.youtube.com/watch?v=5haQ5UgIa40 

Imagen relacionada

A principios de liga estuvieron durante 2 jornadas líderes de Segunda, pero eso es Zaragoza y como no era de extrañar, duraría poco.

En Inglaterra vimos al Leicester celebrar desde la casa de uno de los jugadores su primera liga. La copa de la Premier días más tarde era levantada por los “foxes”. Ganaba un equipo humilde, llegado recientemente de segunda división y se hacía conocido al menos en el continente europeo.

En verano se celebraba la Copa América y Argentina volvía a perder una final, después de Brasil. Higuaín volvió a ser diana de bromas y críticas por fallar otro penalti y dejar a los suyos sin título, Messi decidió que era momento de retirarse de la selección, aunque volvió meses después.Todos seguimos acordándonos del plano corto del astro con lágrimas tras la derrota.

Resultado de imagen de messi llorando

A mitad de verano la selección de Portugal ganaba la Eurocopa y Griezmann perdía otra final consecutiva en 1 mes. A finales de agosto Las Palmas fue momentáneamente líder de la liga Santander. Un equipo que ya había salido en las noticias y en boca de todos los aficionados al fútbol por comprar a Kevin Boateng en el mercado de verano.

En noviembre, la noche del 28 al 29 fallecían los jugadores de Chapecoense, en un accidente de avión. El 27 de diciembre algunos jugadores de un equipo de Uganda perdían la vida en otro accidente, esta vez en el mar. Momentos humanos díficiles para el mundo del fútbol y del deporte en general.

El mítico Johan Cruyff nos dejaba en marzo, Cesare Maldini y Carlos Alberto también lo hicieron este 2016.

imagesImagen relacionada

 

Un año nada fácil para el mundo del fútbol. Ha habido muchos momentos de reflexión a lo largo de estos 12 meses pero por más que se nos resista este deporte, siempre volvemos, más pronto o más temprano a su lado. Por más que nos haga llorar o replantearnos muchas cosas acabamos volviendo a él pensando que algún día lloraremos de alegría y no de tanta tragedia. El corazón lo que quiere son goles a favor y copas levantadas nada de accidentes de ninguna clase.

Esperemos que este 2017 que está a punto de llegar nos sea más favorable y nos regale más sonrisas al lado del deporte que más queremos.

Mundial de Alemania 2006

 

 

“Gooool de Fabio Grosso. Transforma el penalti en gol y convierte a Italia ganadora de la Copa del mundo de 2006.”

Para escuchar algo similar tuvimos que esperar exactamente un mes. El Mundial de Alemania de 2006 es para mi el más especial de todos los que he vivido. Especial de manera personal y echando un vistazo al pasado profesionalmente. Si, pasaron seis años más hasta que nació Siempreel8 pero este magnífico mundial lo recuerdo con mucho cariño. Fue ese año y mundial cuando despertaron mis ganas por disfrutar, aprender todo lo posible y hablar sobre este deporte.

Guardo el mejor de los recuerdos de la competición de fútbol más grande de este deporte. Por aquel entonces era muy afín a Italia y Holanda. Si tenía que hablar de España lo hacía con Casillas. Un tal Andrés Iniesta debutaba bajo los focos internacionales y lo presentamos ese año a nivel internacional. Si lo hacía con estos otros dos países lo tenía claro: Gattuso y Cannavaro, Robben y Van Nistelrooy.

Tuve la gran suerte en esa época que no me preguntaban con quién de los cuatro me quedaba. Ahora lo tengo claro: con Gattusso. En realidad creo que siempre lo tuve claro.

 

Fases

El 2006 fue un año de cambios radicales en mi vida. Viajé a Europa, conocí a una de las personas más importantes de mi vida y despertó mi curisidad por el fútbol más allá de lo deportivo. Comenzaba mi visión y pasión del fútbol a través de las sensaciones que en mí creaba.

Tenía la sensación de que ese campeonato sería una gran oportunidad para el combinado holandés y el italiano. Con Holanda me equivoqué, volaron de vuelta a su país en octavos. Fueron derrotados por Portugal por un gol a cero.

La noche en la que se jugó este partido yo estaba en un hotel de Ámsterdam. Estrenaba mi camiseta de Van Nistelrooy recién comprada esa misma tarde en un puesto callejero del paseo de las flores. Fue una noche especial para mi. Vi el partido rodeada de holandeses. Recuerdo que pasé nervios. Finalizó el partido y yo me fui a la habitación. Antes de abandonar el salón se me acercó un holandés corpulento, enorme, llorando sin consuelo y me abrazó. Al principio no entendía porqué a mí, luego recordé la camiseta y lo abracé yo también. No quise quedar mal. Fue uno de los primeros momentos en los que sentí que la tristeza en el fútbol es a nivel mundial. Años atrás, en el mundial 2002 de Corea solo sentí rabia y enfado cuando España se marchó de esa manera.

La mañana siguiente partíamos a Francia. Nuestro autobús había sido confundido por algunos holandeses pensando que éramos portugueses y habían lanzado piedras contra el cristal delantero.

wp-1482409637780wp-1482409637783.jpg

Mi camiseta por delante y detrás

 

España tampoco tuvo ese año toda la suerte que los españoles quisimos para nuestros futbolistas.

6997609.jpg

El combinado ya era de una calidad bastante buena pero Francia nos ahogó la fiesta en octavos. España, que demostraba más en este campeonato, tendría que esperar dos años para ganar la primera copa de un ciclo irrepetible. Dos selecciones que habían competido juntas pero no se habían enfrentado nunca entre ellas en un mundial.

El 25 de junio Holanda abandonaba la competición y a mí me fastidió. Dos días más tarde, el 27, lo hacía España, cayendo ante la Francia de Ribery, Trezeguet y Zidane. En esta ocasión yo me encontraba en París. Mis compañeras y yo teníamos muchas ganas de ver este partido en la capital gala. Solo eran octavos de final pero la fiesta que se montó en las calles fue enorme. Al finalizar el encuentro París salió a la calle a celebrar su clasificación a cuartos. Todo eran coches pasando por delante del hotel con banderas de Francia y el claxón sonando toda la noche. Los coches pasaban por cualquier calle de la ciudad, de un lado a otro, pitando continuamente. Recuerdo que casi no pudimos dormir del jaleo que se formó.

 

Cuartos

Una vez superada esta eliminatoria, pasaron a cuartos, 8 de los 16 combinados todavía vivos en el campeonato. Alemania, Argentina, Italia, Ucrania, Inglaterra, Portugal, Brasil y Francia. Por este orden y emparejados tal cómo he escrito se jugaron las selecciones el paso a semifinales. Para estos encuentros ya había vuelto a casa a España y los vi con interés. De cada partido había una selección que me llamaba especialmente la atención y todavía quedaba mi segundo combinado preferido: Italia. Alemania, Inglaterra y Francia.

Desde aquel momento los cuatro, con España a la cabeza y Holanda por la parte culé me llaman mucho. Qué años tan bonitos del Barcelona en el 2006, anteriores y posteriores…! Aquella Alemania del nacimiento mundial de Podolski, de la consagración de Ballack, de Klose… La Inglaterra de Terry, Gerrard, Beckham, Neville. La Italia de casi todos los futbolistas que en aquel momento me gustaban, Pirlo, Gattuso, Totti, De Rossi… La Francia de los últimos pasos de algunos como Trezeguet, Zidane y Barthez. Si, Barthez, uno de los artífices de aquel gran Milan que me enamoró como a media Europa en 2006, el mismo equipo que años después se desvanece.

Final

Una final que no fue justa del todo, se decidió por penaltis, para mí, la mayor injusticia en el fútbol.  Italia y Francia se disputaron la noche del 9 de julio de 2006 la copa del mundo. Pitada por un argentino, los de Marcello Lipi y los de Raymond Domenech lucharon bajo los focos del Estadio Olímpico de Berlín. Ambas porterías recibieron muchos goles. Solo uno fue directo, el resto fueron penaltis. Más que recordarse por goles este partido se recuerda por el famoso cabezazo que Zidane le propició a Marco Materazzi. Esa noche el francés se despedía del fútbol en el terreno de juego. Tensión y unas sucias palabras hicieron que por minutos se dejase de hablar de fútbol para hablar de acciones extra futbolísticas.

El galo fue expulsado y Francia bajó su nivel de juego. Era el minuto 110, en prórroga, y con el marcador señalando un empate entre ambos combinados se llegaría a la tanda de penaltis. Cinco anotados por los italianos frente a cuatro por el conjunto francés darían la victoria a los azzurri. Fabio Grosso hacía saltar la alegría en las gradas y en todo un país, ante las lágrimas de los franceses. Las dos caras de una final, dos lágrimas que se cruzan en el mismo momento. Italia ganaba su cuarto mundial. «Orgoglio azzurro, Italia nel cuore». Orgullo azul, Italia en el corazón. Eso rezaba el bus que los llevaba a lo largo del país germano a conquistar el más ansiado tesoro futbolístico.

 

Resultado de imagen de italia copa del mundo 2006

 

Resultado de imagen de inglaterra 2006 alineacion
Selección de Inglaterra 2006
Resultado de imagen de italia copa del mundo 2006
Selección de Italia 2006

De los 198 países que participaron en las rondas de clasificaciones 32 fueron las selecciones finalistas. Las aquellas que compitieron en Alemania por la ansiada copa dorada.

 

 

Jugadores estrella

Fue un mundial plagado de estrellas a un lado y otro del continente europeo, con clara hegemonía europea. El viejo continente se impuso al Brasil de Kaká o la Argentina de Aimar, Saviola y Messi, quien presentaron mundialmente. Recuerdo al checo Milan Baros junto a Koller o Jankulovski, a Nedved despidiéndose como a nuestro Raúl, a Podolski

Recuerdo haber vivido la final pensando en porqué me marcaba tanto este campeonato.

Fue un gran mundial, ni Cristiano ni Messi monopolizaban el fútbol todavía, se podía disfrutar de manera mucho más abierta. Fue el último mundial de jugadores legendarios como Ronaldo, Jan Koller, Zinedine Zidane, Henrick Larsson, Cafú, Alessandro Del Piero, Francesco Totti y Oliver Kahn. Al mítico portero con cara de pocos amigos todavía lo recuerdo como uno de los mejores a nivel mundial. También recuerdo cuando se le escapó el balón por debajo del cuerpo en una de las porterías del Bernabéu. Eso fue un fallo como otro cualquiera, todo humano falla.

Diez años después nadie se olvida de Francesco Totti, del Piero, Zidane, Ronaldinho, Luis Figo, Ruud Van Nistelrooy, Raúl, Shevchenko, Didier Drogba, Pavel Nedved, Michael Ballack, Hernán Crespo, Kaká, Ronaldo o Juan Román Riquelme. Además, nos alegramos de haber conocido a jóvenes estrellas como Lionel Messi, Robin Van Persie y Cristiano Ronaldo. Un mundial que no se olvida tan fácilmente, que será recordado durante muchos años más de los que nos pensamos. Un mundial del que cuando echo la vista atrás me gustaría tener una varita mágica para revivirlo como entonces. A este campeonato de fútbol de 2006 le doy gracias por haberme despertado tantas sensaciones positivas .

zidane_2006

 

Aquí hablé de esta final ya hace unos años: http://siempreel8.com/2013/07/12/copa-mundial-de-futbol-2006-italia/

Italia 2 – España 0

Algo más que una ilusión

Otra vez Italia, otra vez el derby del Mediterráneo, otra vez un cara a cara a vida o muerte.

Italia es esa selección que nunca se le espera, pero siempre está, y siempre aparece. Fui muy cauta a la hora de analizar este combinado de jugadores. No son estrellas, no lo necesitan. Tienen a Buffon, tienen a De Rossi, no tienen a los grandes, no les ahce falta. Ayer Italia demostró que ante la excampeona del mundo y última campeona Europea pudo luchar como siempre y ganar como nunca.

Los jugadores italianos se convirtieron en equipo, España en presa de ellos. Iniesta desaparecido, Morata desesperado, Ramos todavía intentado relajarse un poco, De Gea rezando para no tener que seguir volando por el cielo de París. Hace 10 años tal día como hoy perdíamos en París ante Francia y nos dejaban fuera del Mundial de Alemania, ayer perdimos la posibilidad de seguir compitiendo en una Eurocopa que solo contra Turquía vimos que podía ser nuestra.

España no tiene el mismo nivel que hace unos años para competir y aspirar aal título, se arrastró por los terrenos de juego en Brasil y ha costado creerse algo más que una ilusión en Francia. Por supuesto no se pueden comparar, a mi parecer ayer España jugó en mano de los italianos cual marioneta en feria, en Brasil se fue a nada, a pensar que se podía ganar con solo bajar del bus. Italia hizo un buen trabajo y España contraatacó como pudo, pero desaparecieron todos.

¿Errores? Yo vi muchos, en convocatoria, en esquema táctico, en ver mentalmente a la Italia de siempre… Pero hay que reconocer que Conte y los suyos fueron a atrapar al equipo español al que tenían miedo y consiguieron desde el fin del himno que bailar a su son y reducirlos como si de un ataque militar se tratase. Fue la Italia de siempre y la España anterior a la magnífica edad de Oro en el fútbol.

En 2008 España cambió la historia del fútbol nacional contra la “azzurra” y ayer nos frenaron, ya valía, España reinó 6 años en el mundo a nivel futbolístico, ahora toca mover fichas y cambiar lo que no funciona. Ni somos tan malos ahora ni podíamos hacer tanto como quisimos en Brasil. Mentalidad, esquema, eleección de teclas correctas y siempre humildad para alcalzar los objetivos.

Italia 2 – Bélgica 0

Italia vence y convence en su debut.

Era difícil que en el primer partido esta nueva selección de italianos nos convenciera, pero lo hicieron. El gran planteamiento del partido que tomaron los de Conte deshizo rápidamente a los belgas, que no son ni mucho menos una mala selección.

Faltaban los buenas delanteros en la línea italiana, pensando que los Belgas tendrían más eficiencia que ellos, pero no fue así. Giaccherini y Pellé fueron los marcadores “azzurri” y de qué manera. Dos golazos, uno en la primera y otro en la segunda parte le dieron el triunfo. Los Belgas fueron apretando las tuercas en la segunda parte, llegando a ser superiores, pero sin obtener ningún premio.

Volvió a ser la gran selección de siempre, aunque con novedades que querían convencer y dar un golpe de efectividad en la mesa. Sí, ahí estaba Italia. debutaba en la Eurocopa de Francia y nos dijo a todos, creyentes y no creyentes de este nuevo conjunto: Aquí estamos nosotros.

539931706
during the UEFA EURO 2016 Group E match between Belgium and Italy at Stade des Lumieres on June 13, 2016 in Lyon, France.

Bélgica era el rival más duro que tenían en el grupo y les resolvieron el partido.

A la contra Bonucci se vistió de Pirlo y con una asistencia espectacular le metió un pase largo y profundo a Giaccherini para el primer gol. El segundo, una magnífica contra, que a pase de Candreva empuja con alma y corazón Pellè hasta  dentro de la red sentenciando.

Italia fue más Italia que nunca y Bélgica, que no estaba dispuesta a diluirse, esta vez, tuvo que notar la impotencia de jugar bien y aún así no ganar.

Los Italianos han vuelto, y por la puerta grande. Disfrutemos de ellos porque este es el primer paso para volver a conseguir grandes logros y, creo, que dejemos de debatir sobre esta selección.

Jugadores de Italia – EUROCOPA 2016

 

Porteros:

Gianluigi Buffon

Salvatore Marchetti, que ya jugó en el Mundial de 2010 en Sudáfrica.

Federico Sirigu

 

Defensas:

Andrea Barzagli

Leonardo Bonucci

Giorgio Chiellini

Angelo Ogbonna

 

Mediocentros:

Federico Bernardeschi

Antonio Candreva

Matteo Darmian

Daniele De Rossi, sí, un año más volveremos a disfrutar de él en el cuadro de su selección.

Mattia De Sciglio

Stephan El Shaarawy, uno de los jefes de este conjunto italiano.

Alessandro Florenzi

Emanuele Giaccherini

Thiago Motta, quien llevará el mítico 10 de la azzurra, anteriormente portado por Antonio Cassano.

Marco Parolo

Stefano Sturaro

 

Delanteros:

Eder Martins

Ciro Immobile, menos mal que ha entrado, después de su salida de España.

Lorenzo Insigne, importantísimo en el Napoli.

Graziano Pellè

Simone Zaza

Cj5VJzoXIAA0gyc.jpg large

Como a todo el que lea esta lista le sobran, por no conocerlos bien o no acabar de quererlos dentro de ella, muchos. También le faltarán muchos. El mítico y querido Andrea Pirlo, el lesionado Marchissio, Montolivo, que no es muy querido entre lo seguidores de la “azzurra”, Verratti, Ballotelli o Jorginho.

Habrá opiniones de todo tipo, pero estos son los luchadores que se lleva Conte a intentar conquistar la Eurocopa y a quienes hay que apoyar para que esto suceda. Si, los fieles a esta escudra seguiremos echando de menos aquel grupo tan perfecto y bien cuadrado del Mundial de Alemania 2006, aquel ya “vintage” grupo de futbolistas que nos hicieron disfrutar de su juego y habilidades hasta ganar el título de campeón. Esos tiempos ya pasaro, y como en todas las selecciones viene gente nueva, se cambian los dorsales entre los jugadores y hay que dar confianza porque si están en representación de un país en este tipo de competiciones no será solo por que a alguno hay que llevar. Juventud contra veteranía, caras nuevas con alguna conocidísima. A la mayoría de estos jugadores ya los hemos visto jugar juntos en amistosos y no dieron mal resultado. Esperaremos a ver cómo se desenvuelven en competición oficial.

 

Eurocopa 2016 (Francia)

Esta tarde se han presentado las sedes, los grupos, los horarios y el balón de la Eurocopa 2016 que se celebrará en Francia  entre el 10 de junio, viernes, y el 10 de julio, domingo.

Así ha quedado repartida la fase de grupos:

Grupo A: Francia, Albania, Rumanía y Suiza.

Grupo B: Inglaterra, Rusia, Gales y Eslovaquia.

Grupo C: Ucrania, Alemania, Polonia e Irlanda del Norte.

Grupo E: Bélgica, Italia, República de Irlanda y Suecia

Grupo D: España, Turquía, República Checa y Croacia.

Grupo F: Portugal, Austria, Islandia y Hungría.

La competición la abre Francia, la anfitriona contra Rumanía en París, en el estadio Saint Denis, el viernes, 10 de junio, a las 21:00h hora local francés.

Se clasifican para octavos de final los 2 primeros de cada grupo, más los 4 mejores terceros.

Se celebrarán un total de 51 partidos.

Las sedes: Saint Denis y Parque de los Príncipes (Paris), Lille, Toulouse,  Niza, Burdeos, Lens, Marsella, Lyon, y Saint-Étienne.
Semifinales: En el reconstruido Vélodrome de Marsella y en el nuevo Stade de Lyon. La final, en el Stade de France en Saint-Denis, París.

Franjas horarias de los partidos: 15:00, 18:00 y 21:00, hora local francesa. Como es habitual, en la última jornada los dos partidos de un mismo grupo se disputarán a la misma hora.

 

España jugará el 13, el 17 y 21 en Toulouse, Niza y Burdeos, respectivamente.

13 de Junio (15:00h) contra la República Checa, en Toulouse. El 17 de junio (21:00h) contra Turquía en Niza. El 21 de junio (21:00h)ontra Croacia en Burdeos.

 

El grupo que le ha tocado a España no es fácil, pero pocas cosas hay fáciles en estas competiciones. Juegan el primer partido solo 15 días después de la final de Champions, en caso de que algún equipo español llegase Del Bosque daría descanso a los españoles que jugasen esa competición.

Destacan de nuestros rivales: Arda Turan en Turquía, Mandzukic y Rakitic por Croacia  y Modric y Petr Cech por la República Checa.

 

CWC5ROlWsAAi2XL

Adidas-Euro-2016-Ball
Este es el balón con el que se jugarán los partidos de la Eurocopa 2016

 

Todos los grupos

untitled

 

CeL6A3nW0AA8VO7.jpg largeLas sedes de los partidos de la Eurocopa.  Via BeinSports

3º Aniversario de Siempre el 8

Hace 3 años, un 12 de junio nació este blog.
Hecho en un primer principio con poca visión de futuro, sin un guía de lo que podría contener, con el simple comentario de algunos de los partidos de la Eurocopa 2012. Aquella que España le ganó a Italia por 4 a 0. Muchas cosas han pasado desde aquellos partidos hasta hoy, mucho contado en este blog y mucho que no he contado, porque no puedo abarcarlo todo, pero seguiré contando y escribiendo todo lo que me parezca interesante.
Hablaba al principio del A. C. Milan, ahora ya no, no tengo tanto de lo que hablar. Lo mismo me ha pasado con la Selección Italiana, que poco a poco la he ido dejando de lado. El blog ha ido evolucionando, eso es innegable.
De este artículo: http://siempreel8.blogspot.com/2012/11/primer-partido-espana-italia-eurocopa.HTML a este: http://siempreel8.blogspot.com.es/2015/06/antes-era-cule.html han pasado 3 años, mucho tiempo. Tiempo que me ha servido para crecer, para aprender, para valorar muchos aspectos deportivos y periodísticos antes de escribir, y sobre todo, personales.

En este tiempo me he formado haciendo un curso corto de periodismo deportivo, he leído mucho de fútbol, tanto táctico como psicológico, he colaborado en el blog A Balón Parado escribiendo las andanzas de Italia en Brasil en 2014, he colaborado en Radio Ebro en Zaragoza en alguna ocasión en su programa Pisando Área y actualmente me han ofrecido colaborar en otro proyecto a nivel nacional, del cual prefiero no desvelar nada por el momento.
Después de estos 3 años de crecimiento y experiencia voy a hacer algunos cambios en el blog, ya que por fin me he decidido.

Lo que empezó como afición, sin saber qué visión de futuro profesional podría darle, ha acabado teniendo más futuro del pensado. Ganado, creo, en muchas ocasiones y medio buscado en otras, estoy muy contenta de que estos 3 años hayan podido darme la oportunidad de conocerme en este mundo del fútbol. Por razones externas al deporte no estoy estudiando Periodismo deportivo si no Comunicación Audiovisual, viniendo de haber estudiado Realización de Audiovisuales y espectáculos. Esa espinita que se me clavó al no estudiar ese máster ahora me doy cuenta que puedo paliarla con esta web y con todo lo que hago externo a esto, periodísticamente hablando. Sé que nada es imposible, que todo se puede conseguir con esfuerzo y sacrificio, y que si quiero, puedo conseguir logros mucho mayores, y lucharé por llegar hasta ellos.

Siempre digo que el número de visitas que lleve la página impulsa, y mucho, para seguir escribiendo. Supongo que si tuviera pocas visitas no escribiría, compartir cosas que a nadie le interesan tiene poco sentido. Aunque no me baso solo en las visitas y los buenos comentarios que me hacen, los malos también me ayudan, y mucho. Si duele, si no convence lo que digo, es bueno, porque igualmente me han leído y se han molestado en darme su opinión. Por descontado queda que todo lo hago sin intención de herir a nadie. Escribo siempre respetando todo tipo de opiniones y gustos.
Siempreel8 nació para informar y opinar siempre deportivamente y eso es lo que me mueve, día a día, a seguir haciéndolo. El público, mis logros y mis ganas de dar más fútbol.

Una vez más, gracias, gracias a todos los que hacéis posible que desde hace 3 años Siempreel8 crezca cada vez más y Patricia Marco con la web.
Las cosas que te importan de la vida se consiguen con esfuerzo, sacrificio y recompensa.

Final Coppa Italia 2014

La noche que odié el fútbol.

Empezaba nuestra noche en Nápoles. Esa que no olvidaremos fácilmente, o al menos yo, hablo por mí. Buscábamos un bar que nos había recomendado el del hotel para cenar, Starita. Todavía no se me ha olvidado el nombre, un mes después y me acuerdo de aquello perfectísimamente. Cogimos el metro y nos dirigimos a eso de las 10 de la noche casi a la parada donde se suponía que estaba cerca el bar, Materdei. Yo esperaba pasar por algún lugar que tuviera televisión a vista de calle porque se celebraba la final de la Coppa Italia esa noche. Jugaban el Napoli con la Fiore.

Toda la semana llevaba contando esto mi profesor de “economía de los eventos”, aunque no había dicho qué equipos jugaban o si lo había dicho yo no me enteré. Por la tarde cuando llegamos al hotel me enteré que había habido un muerto y 3 heridos en Roma a causa del partido, enfrentamientos entre aficionados.
La pizzería fue difícil de encontrar, muy difícil diríamos las 3. Por el camino encontramos una flecha en una especie de callejón que daba a una gran calle en la que indicaba en dirección contraria a Starita. Una viejecilla entraba en el portal al lado de donde estaba la flecha, nos indicó que teníamos que bajar e ir hacia la izquierda. Primera vez que nos indicaban hacia Starita. Nosotras le creímos y retrocedimos. No encontramos el sitio ni nada que se le pareciera. Yo vi a través de una televisión que estaba el futbol muy avanzado en un cutre bar que encontramos y noté como el tiempo se nos estaba echando encima.
Volvimos a subir por la misma cuesta por la que bajamos por si habíamos entendido mal a la señora y ahí vino la segunda situación clave de la noche. Mientras mirábamos el mapa que llevábamos por si nos estábamos confundiendo de calle o nos había engañado la señora se paró un coche a nuestro lado y rápidamente nos preguntó si necesitábamos ayuda. Por supuesto que la necesitábamos pero no sé hasta qué punto la suya. La verdad es que se nos había echado la noche encima sin darnos cuenta, teníamos mucho hambre y estábamos empezando a desorientarnos.
Seguimos andando hacia otra dirección y encontramos otra flecha con Starita. Se estaba haciendo de rogar el puñetero bar, demasiado.

Mientras todavía seguía el futbol en la televisión porque se oía algún grito de gol de vez en cuando, pero nada serio. Cuando por fin encontramos el bar, en una calle grande pero la verdad que nada localizable se produjo en la calle una especie de estallido. Fue de alegría. Por la minúscula que era la televisión que tenían en el dichoso bar vi como entrevistaban a Benítez, el entrenador del Napoli y se sabía que habían ganado el partido y la copa.

La gente salió corriendo del bar y allí nos quedamos las 3, mirando a los 3 camareros y ellos a nosotras. Nadie nos atendía, había poca comida en unas bandejas en el mostrador y ni siquiera carta de precios por ningún lado. El bar, por cierto, muy pequeño. Salimos de ese cuchitril con la cabeza medio agachada y sin saber dónde mirar. En la calle se había montado en unos minutos una especie de guerra civil. Se ve que en esta ciudad se celebran así las victorias de su equipo. Los coches iban a toda velocidad por esa calle, lo mismo que las motos, en las que la gente va sin casco y es muy normal ver 3 personas subidas encima. Lo que yo vi aquella noche fueron muchos adolescentes en moto.
La gente gritaba por la calle, estaban como locos. Aquello se volvió un lugar muy peligroso por momentos. Solo se veía gente correr, coches y motos ir a velocidades inimaginables y pitando con fuerza, derrapando, petardos pequeños por cualquier calle… Y mientras nosotras 3 intentando salir de allí, muertas de hambre y con el miedo en el cuerpo desde que empezó aquello. Aquella noche la ciudad se transformó en una ciudad totalmente diferente de la que habíamos visto por la mañana. Desapareció todo su encanto. En unos minutos habíamos pasado de tener hambre a estar apuradísimas de miedo sin saber muy bien qué hacer ni hacia dónde ir. Yo no recordaba haber vivido una situación de tanto miedo desde hacía años, de hecho cada vez que lo pienso sigo sin tener en mente algo parecido. Puede parecer algo exagerado pero no lo es. Es una cosa que si no lo vives no puedes decir nada, y aseguro a cualquiera que lea esto que no se lo deseo absolutamente a nadie.

Yo agaché la cabeza desde que salimos del famoso bar y empezó a superarme la situación. Intentábamos ir a un ritmo medianamente rápido pero sin correr, por calles que no recordábamos haber visto por la mañana, calles amplias por la seguridad pero cuanto más amplias más miedo me daba. Agarrada a una de mis amigas seguí todo el camino, mientras me preguntaba cómo estaba. Ni siquiera era capaz de contestar nada con claridad. En una de estas preguntas se me ocurrió decir que si salíamos de esta situación medianamente airosas y sin un rasguño, por la causa que fuera, les invitaba mañana a las 2 a algo de la pastelería callejera situada en la galería Vittorio Emmanuele. Algo que por cierto cumplí. De eso no se olvidaban tampoco al día siguiente. Cuando ya parecía que había un poco más de tranquilidad, al menos en la calle por la que estábamos pasando, vimos una pelea en directo. 4 o 5 chavales pegando a otro que estaba en el suelo, sin gritar ni nada, pero ellos le daban y mientras unas chicas estaban comiéndose un helado mirando la situación. Creo que nada más podíamos esperar de aquella noche después de ver esa escena. Por supuesto aceleramos el paso todavía más si podíamos hasta que llegamos a un puesto de comida callejero. Ahí nos paramos a comprarnos algo de comer. No había nadie comprando. Nos acercamos y empezamos a pedir y en pocos minutos nos rodearon. La gente acudió a comprarse cena a ese puesto después de ver que nos parábamos. La cosa se había calmado, estaba mucho más pacífica. Ya no se escuchaban ni petardos, ni motos, ni coches, ni salvajes gritar…

Suceso ocurrido durante el partido. Garrogna.

Aquella noche me dio asco el futbol, me dejó de gustar. Me dieron repelús las celebraciones futbolísticas después de ver aquello.  Me sentí mal conmigo misma al no saber que se celebraba esa copa, que estaba en juego ese partido, que podía haber averiguado algo más. Sobre todo me sentí mal por mis amigas, porque ya que controlo tanto podía haber controlado un poco más la situación y haber evitado ir ese fin de semana a esa ciudad. No sabía qué pensar, qué hacer, qué decir… Al poco de cenar callejeando aquellas cosas tan ahogantes algunas y tan medianamente pasables otras por fin encontramos la puñetera plaza y minutos después a quien buscábamos.
La plaza en cuestión, de la que no me acuerdo del nombre, estaba llena de gente. Plagada sería mejor palabra para definirlo. Tranquilidad no puedo decir que se respiraba pero por lo menos veías a la gente que solo fumaba porros y bebía en pequeños grupos de amigos. Parecía que la cosa se había tranquilizado, o por lo menos en ese espacio. Yo me calmé y traté de volver a mi estado medio normal. Aun así nos separamos un poco de la gente y nos quedamos en un lateral de la plaza intentando comernos aquellos engrudos que nos habíamos comprado. Lo que sea por comer algo, yo estaba muerta de hambre. A esto hay que añadirle que yo iba con bailarinas y me hacían un daño en los pies terrible, desde hacía muchas horas.

Una vez pasada toda la vorágine de la noche pero sin estar seguras de querer seguir en la calle y menos ir de fiesta, ya que hacía horas que se nos habían quitado las ganas, y por lo menos yo no las había recuperado esperamos un rato qué hacer. En medio de la tranquilidad escuchamos un petardazo que retumbó toda la plaza y acto seguido alguien en medio de la misma sacó una bandera gigantesca del Napoli y empezó a ondearla. Aquello había dejado de ser una especie de San Fermines medio tranquilos a ser Fallas. Volvió a entrarnos el miedo y ahí fue cuando definitivamente decidimos volver al hotel. Nuestro cuerpo no estaba hecho para volver a pasar por algo parecido a lo de antes. No había tanta necesidad de salir, de tomarse una cerveza o de hablar en la calle viendo el panorama.