Italia 2 – España 0

Algo más que una ilusión

Otra vez Italia, otra vez el derby del Mediterráneo, otra vez un cara a cara a vida o muerte.

Italia es esa selección que nunca se le espera, pero siempre está, y siempre aparece. Fui muy cauta a la hora de analizar este combinado de jugadores. No son estrellas, no lo necesitan. Tienen a Buffon, tienen a De Rossi, no tienen a los grandes, no les ahce falta. Ayer Italia demostró que ante la excampeona del mundo y última campeona Europea pudo luchar como siempre y ganar como nunca.

Los jugadores italianos se convirtieron en equipo, España en presa de ellos. Iniesta desaparecido, Morata desesperado, Ramos todavía intentado relajarse un poco, De Gea rezando para no tener que seguir volando por el cielo de París. Hace 10 años tal día como hoy perdíamos en París ante Francia y nos dejaban fuera del Mundial de Alemania, ayer perdimos la posibilidad de seguir compitiendo en una Eurocopa que solo contra Turquía vimos que podía ser nuestra.

España no tiene el mismo nivel que hace unos años para competir y aspirar aal título, se arrastró por los terrenos de juego en Brasil y ha costado creerse algo más que una ilusión en Francia. Por supuesto no se pueden comparar, a mi parecer ayer España jugó en mano de los italianos cual marioneta en feria, en Brasil se fue a nada, a pensar que se podía ganar con solo bajar del bus. Italia hizo un buen trabajo y España contraatacó como pudo, pero desaparecieron todos.

¿Errores? Yo vi muchos, en convocatoria, en esquema táctico, en ver mentalmente a la Italia de siempre… Pero hay que reconocer que Conte y los suyos fueron a atrapar al equipo español al que tenían miedo y consiguieron desde el fin del himno que bailar a su son y reducirlos como si de un ataque militar se tratase. Fue la Italia de siempre y la España anterior a la magnífica edad de Oro en el fútbol.

En 2008 España cambió la historia del fútbol nacional contra la “azzurra” y ayer nos frenaron, ya valía, España reinó 6 años en el mundo a nivel futbolístico, ahora toca mover fichas y cambiar lo que no funciona. Ni somos tan malos ahora ni podíamos hacer tanto como quisimos en Brasil. Mentalidad, esquema, eleección de teclas correctas y siempre humildad para alcalzar los objetivos.

Qué manera de sufrir

Cuando en un himno al centenario del equipo de tus amores incluyes la frase “Qué manera de ganar”, lo habitual es que se piense en un equipo de altos vuelos, que vence por goleada deleitando con un juego maravilloso; por eso Sabina, como atlético de corazón, supo que tenía que añadir un estribillo que lo matizase: “Qué manera de sufrir.”

Y ha sido eso, señores, lo que hemos visto en el partido de hoy. Una eliminatoria que se presuponía favorable al Atlético, que se fue complicando en el partido de ida con el 0-0 en Holanda, que se ponía tensa al seguir a cero al fin de la primera parte, que nos volvía histéricos al llegar al final de la segunda sin goles… Y que en el descuento de la prórroga tampoco se había encajado gol alguno.

No es que el Atleti jugara mal, o que el PSV Eindhoven jugara como los ángeles, que no se dio ninguno de los dos casos; pero el ataque rojiblanco se anquilosa, se obceca en las mismas jugadas, abusando tanto de la banda de Filipe que hasta el lateral opta por caracolear en el centro del feudo.

El francesito de oro recibía muy atrás, siempre más de cinco metros antes de la defensa, sin capacidad sorpresiva ninguna, y Torres no sabía ya con quién pegarse, si con los centrales o con el árbitro, que no le pitaba una.Arda-penaltis

Infartando en la ribera del Manzanres estábamos, llegan los penaltis y muchos nos acordamos de aquella tanda de penaltis hace poco más de un año, ante el Bayern Leverkusen. Y Arda rezando en el suelo, como volvíamos a estar muchos, aferrados a la bufanda, con ella al ras de los ojos, sin querer mirar, sin poder apartar la vista.

Suena el himno a capella en el Estadio, y se vuelve a invocar la fuerza de las grandes gestas, se corea a Luis Aragonés. No se falla un penalti, ni uno, y eso que los holandeses parecían tenerlo todo en contra. Llega el quinto penalti, vemos a Torres caminar desde el círculo central hacia el área, la cabeza gacha, el corazón escondido en la bota derecha. El Niño nunca fue un jugador inmune a la presión, pero esta vez la supera, salvándonos del infarto.

Marcan, marcamos, a estas alturas de la noche no debe de haber hogar en España que no esté viendo la televisión, o eso parece por los gritos del vecindario. Un Oblak casi desquiciado no oye los gritos del Cholo Simeone desde la banda. El  público sí que corea, grita y silba. Y no sabemos si es efecto de la presión, del argentino, o del azar, pero Narsingh falla el lanzamiento.

Y ahí va Juanfran, de los incombustibles, la flecha, uno de los corazones del equipo.

Y marca.juanfranpenaltigol

Y el Atleti vence y pasa a Cuartos de Final de la Champions.

Y el estadio se vence, Simeone se une a la montaña humana que se ha formado en el córner con el alicantino como epicentro del terremoto. Y el mundo vuelve a latir a su ritmo habitual.

Qué manera de ganar, qué manera de sufrir.

Atleti, un día de estos me vas a provocar un infarto.

Seguimos soñando.

Octavos de Champions League

cuadro-los-enfrentamiento-los-octavos-champions-league-1450108292393Acaba la fase de grupos de la Champions y nos ha dejado con un sabor explosivo en la boca. De los cinco equipos españoles, tres siguen en la competición reina, mientras que Sevilla y Valencia hacen las maletas hacia la Europa League. ¿Cómo han afrontado los nuestros la liguilla?

Comenzamos por el FC Barcelona, uno de los grandes favoritos para alzarse con la orejona este año (el gran favorito junto al Bayern de Guardiola, si hacemos caso a las encuestas). Tras un comienzo algo accidentado con un empate frente a la Roma, el Barça demostró que no es el favorito sólo por historia, sino que su trío de oro se encuentra más fuerte que nunca, especialmente después de coronarse vencedor del Mundial de Clubes.

En las recientes jornadas el equipo culé se ha dejado bastantes puntos en el tintero, con los empates ante el Leverkusen en Champions, y Valencia y Deportivo en Liga, aunque ni los tropiezos, ni la polémica relación de Luis Enrique con el banquillo parecen empañar las expectativas de los blaugranas, que tienen el liderato a tiro a falta de un partido de la primera vuelta por jugar.

Y es a ellos a quienes les ha tocado bailar con la más fea, puesto que se enfrentarán al Arsenal, uno de los rivales más complicados, salvando al Bayern de Munich.

El Real Madrid no está pasando por la mejor de sus etapas. La eliminación (o no eliminación) de la Copa, las críticas a Florentino, el relevo de Benítez… Y sin embargo nada de eso se aprecia en la competición reina, donde el Madrid se viste de historia y sólo se deja arrancar un empate ante el PSG, uno de los cocos del cruce de octavos. La situación en el club no es la ideal, y el juego del equipo se resiente, en especial el de su gran estrella, que no está pasando por su mejor inicio de temporada. Parece que con Zidane al mando los blancos remontan y vuelven a tener esa movilidad arriba que tanto se echaba de menos; la seguridad en defensa es aún una prueba que testar en las próximas jornadas.

Y aún así en las próximas semanas será difícil de olvidar la victoria ante el Sporting de Gijón por cinco goles a uno, y la victoria en Champions por ocho goles (sí, OCHO) al Malmoe. El Real Madrid, sigue siendo un grande de la Champions League. Se enfrentará a la Roma de Totti, un viejo hueso que no se encuentra en sus mejores años.

Vuelve a apostar por la competición reina este año el tercero en discordia, el Atlético de Madrid. Pasó por la fase de grupos sin pena ni gloria, perdiendo la ida contra el Benfica, goleando al Astana por 4-0 en el Calderón y empatando a cero en su campo, pero demostrando la solidez defensiva que les caracteriza y las dificultades de esta temporada para que el balón llegue a la red. Se envcuentra en un momento muy dulce, y sale del parón invernal reforzado por los fichajes de Kranevitter y Augusto, la perla del Celta. De Vigo. En octavos libra también a los grandes cocos del sorteo y se enfrentará al PSV Eindhoven, a priori un equipo asequible, aunque cuenta con estrellas como Guardado y, sobre todo, De Jong, que, no se debe olvidar, ya eliminaron de la fase de grupos al Manchester.

Si hubiera habido un grupo de la muerte, ése hubiera sido el del Sevilla. Desafortunado en el sorteo, tan sólo pudo arrancar dos victorias, una por la mínima a la vecchia signora, y otra al Borussia, por tres goles a cero.

En el vestuario se mascan las palabras inadmisible, desastre referidas a la eliminación de la Champions, y es cierto que esperábamos más de un equipo que no está dando la talla. Ni siquiera en Liga, donde unos muy enchufados Celta y Deportivo se le han subido a las barbas. No sirven excusas, la plantilla lo sabe, y el equipo de Emery espera resarcirse en la Europa League ahora sí, con rivales más acordes con su rendimiento actual.

Nuno aún estaba haciendo la maleta cuando el Valencia lo acompañó haciendo la suya, rumbo a la Europa League. Muy lejos de la cabeza de la clasificación y aún lejos de los puestos europeos, el inicio de temporada está siendo más que accidentado. La llegada de Gary Neville nada pudo hacer para salvar la eliminación, y parece que viene con ideas revolucionarias el sustituto de Nuno. Al igual que el Sevilla, se verá las caras con otros rivales en la Champions Naranja como el Liverpool, Nápoles, Tottenham, Athletic, Manchester United, Villarreal o Galatasaray.