Real Zaragoza 0 – Levante 1

Cantando bajo la lluvia. El Real Zaragoza ha perdido por un fallo del portero jugando el mejor partido de 2017. Irureta se carga los 45 mejores minutos de su equipo.

El Real Zaragoza llegaba con ganas y los ánimos levantados después de ganar el derby de una manera tan valiente. Cuando el equipo juega bien hay que reconocerlo, cuando los fallos vienen por otro lado también. Ayer los señalados fueron el portero Irureta y el árbrito, por ende, a raíz de los cambios y de ya decisión de volver a poner al vasco en la portería, Agné. Hay que ser realistas y abrir los ojos ya, Agné, Irureta no puede vovler a jugar. Nos ha costado ya muchos puntos en partidos importantes por fallos tontos. Sus 10 compañeros muriéndose por ganar mientras él hace que se enfada pero sigue a lo suyo, despistado regalando puntos al rival de una manera, desgraciadamente, espectacular.

Absolutamente nada que reprocharles a los jugadores que llevaban ayer la camiseta blanca y azul. Salieron a jugar e hicieron un buen partido, jugando, dominando, atacando…Y metiendo goles. El árbitro anuló un gol legal que suponía el 1 -0 y comenzó el baile en contra del equipo. Faltas que no pitaba, tarjetas que no sacaba, fueras de juego pitados que no eran… y sobretodola actitud, demasiada prepotencia con sus acciones. Igualmente fue una victoria injusta para el Levante, que con muy poco y muchas ayudas, se llevaron el partido y los 3 puntos.

Gol anulado al Real Zaragoza

Esto es lo que decía Agné en rueda de prensa con respecto a Xabi Irureta: “No quiero hablar de las acciones puntuales, quiero hablar del partido. Xabi venía de una buena trayectoría y es cierto que a lo largo de la temporada ha habido desenlaces qe le han jugado más en contra que a favor. Se tomarán las deciciones que se tengan que tomar.

Los jugadores se vaciaron para dar lo mejor de ellos contra el líder, que con pocas acciones se llevaron el partido. Les palntaron cara al mejor equipo de la categoría bajo una lluvia que no cesó en todo el encuentro. La Romareda salió con mal sabor de boca tras el gol y las ayudas por parte del árbritro, que desde hace tiempo han perdido el respeto del Real Zaragoza. Los mejores del equipo fueron Ros y Xumetra.

Real Zaragoza 2 -Almería 1

Un golpe de efecto.

Un Real Zaragoza más cerca del descenso que del ascenso logró con un buen juego en la primera parte y un buen aguante en la segunda ganar al conjunto andaluz.

La noticia positiva ya llegaba desde la semana pasada: hay portero en la ciudad del Ebro. Unas magníficas paradas dieron el sí quiero de los aficionados blanquillos a Álvaro Ratón. El guardameta se lucía lo que el vasco Irureta no había podido todavía bajo palos maños.

Lanzarote y su trabajazo tanto defendiendo como atacando, las manos de Ratón, la picardía de Ángel y las tablas del veterano José Enrique.

La seguridad en defensa, el centro del campo bien posicionado, Javi Ros sacando el potencial que tiene en su sitio, y Cani y Zapater frenando todo lo que llegaba a su zona. Así, con un equipo bien trabajo y haciéndolo funcionar llegan los buenos resultados. Una rpimer parte positiva en juego se marchó al marcador con un 1-0. Había que seguir llegando apuerta y marcando.

Se consiguió en la segunda parte. Con juego menos brillante que en la primera y un Almería más despierto se empezó a temer más por el partido, pero el Zaragza aguantó.

Un penalti dudoso que le pitaron a Zapater supuso el empate, pero los blanquillos, sin reblar, marcaron el segundo gol. Un árbitro que comenzaba a pitar acciones dudosas y a dejar otras libres de silbato para los almerienses acabaron por enloquecer a la afición, pero ni eso, ni los 5 minutos de añadido supusieron nada para que el Zaragoza no se llevara los 3 puntos en el debut de Raúl Agné desde las cabinas de radio.