Real Zaragoza 0 – Valencia 2

Mucho castigo para tanta lucha

Era noche de fiesta en Zaragoza y se sabía. El ambiente era fantástico. Los alrededores de la Romareda respiraban fútbol, fiesta, felicidad, “buen rollismo”. Un choque de trenes en el que casi se podía adivinar el final, pero no que fuese así.

 

El Real Zaragoza salió con un 11 muy diferente del habitual. Antes 16.200 espectadores el equipo maño se puso serio en su encuentro frente al Valencia. Ofrecieron una de las mejores caras hasta ahora vistas contra el colider de Primera en la tercera ronda de Copa del Rey, dieciseisavos.

“Hay que centrarse en liga.”, “La copa ahora no interesa en Zaragoza.” Habíamos oído en las últimas semanas a la afición, pero ayer tanto Natxo como los jugadores no daban esa afirmación por buena y única. Se presumió de cantera con buen rendimiento en un momento en el que coincidían seis: Alberto Zapater, Daniel Lasure, Julián Delmás, Jorge Pombo y Guti. Una mezcla del Deportivo Aragón y el Real Zaragoza jugando contra un Primera.

Se le plantó cara al rival, de tú a tú, defendiendo bien, atacando cuando se podía, jugando el balón, atando o lanzando según se podía… El Zaragoza mantuvo la esperanza mientras sus aficionados no paraban de animar. Hasta el minuto 33 de la segunda parte no se movio el marcador, a favor de los ches, por un cabezazo de Rodrigo. Parejo puso el segundo tras un penalti desafortunado de Delmás. Se acababa el partido y posiblemente la eliminatoria pero no se acaba ahí el ánimo de la afición. Fueron más puntos positivos que negativos. Debutaron Rai y Vinicius con el equipo, Delmás fue uno de los mejores junto con Papu, este equipo lucha sin importarle a quién tiene delante. Dieron la talla ante la importancia del partido. Ahora a centrarse en la liga, sin perder la esperanza que queda todavía la vuelta en Valencia.

Octavos de Champions League

cuadro-los-enfrentamiento-los-octavos-champions-league-1450108292393Acaba la fase de grupos de la Champions y nos ha dejado con un sabor explosivo en la boca. De los cinco equipos españoles, tres siguen en la competición reina, mientras que Sevilla y Valencia hacen las maletas hacia la Europa League. ¿Cómo han afrontado los nuestros la liguilla?

Comenzamos por el FC Barcelona, uno de los grandes favoritos para alzarse con la orejona este año (el gran favorito junto al Bayern de Guardiola, si hacemos caso a las encuestas). Tras un comienzo algo accidentado con un empate frente a la Roma, el Barça demostró que no es el favorito sólo por historia, sino que su trío de oro se encuentra más fuerte que nunca, especialmente después de coronarse vencedor del Mundial de Clubes.

En las recientes jornadas el equipo culé se ha dejado bastantes puntos en el tintero, con los empates ante el Leverkusen en Champions, y Valencia y Deportivo en Liga, aunque ni los tropiezos, ni la polémica relación de Luis Enrique con el banquillo parecen empañar las expectativas de los blaugranas, que tienen el liderato a tiro a falta de un partido de la primera vuelta por jugar.

Y es a ellos a quienes les ha tocado bailar con la más fea, puesto que se enfrentarán al Arsenal, uno de los rivales más complicados, salvando al Bayern de Munich.

El Real Madrid no está pasando por la mejor de sus etapas. La eliminación (o no eliminación) de la Copa, las críticas a Florentino, el relevo de Benítez… Y sin embargo nada de eso se aprecia en la competición reina, donde el Madrid se viste de historia y sólo se deja arrancar un empate ante el PSG, uno de los cocos del cruce de octavos. La situación en el club no es la ideal, y el juego del equipo se resiente, en especial el de su gran estrella, que no está pasando por su mejor inicio de temporada. Parece que con Zidane al mando los blancos remontan y vuelven a tener esa movilidad arriba que tanto se echaba de menos; la seguridad en defensa es aún una prueba que testar en las próximas jornadas.

Y aún así en las próximas semanas será difícil de olvidar la victoria ante el Sporting de Gijón por cinco goles a uno, y la victoria en Champions por ocho goles (sí, OCHO) al Malmoe. El Real Madrid, sigue siendo un grande de la Champions League. Se enfrentará a la Roma de Totti, un viejo hueso que no se encuentra en sus mejores años.

Vuelve a apostar por la competición reina este año el tercero en discordia, el Atlético de Madrid. Pasó por la fase de grupos sin pena ni gloria, perdiendo la ida contra el Benfica, goleando al Astana por 4-0 en el Calderón y empatando a cero en su campo, pero demostrando la solidez defensiva que les caracteriza y las dificultades de esta temporada para que el balón llegue a la red. Se envcuentra en un momento muy dulce, y sale del parón invernal reforzado por los fichajes de Kranevitter y Augusto, la perla del Celta. De Vigo. En octavos libra también a los grandes cocos del sorteo y se enfrentará al PSV Eindhoven, a priori un equipo asequible, aunque cuenta con estrellas como Guardado y, sobre todo, De Jong, que, no se debe olvidar, ya eliminaron de la fase de grupos al Manchester.

Si hubiera habido un grupo de la muerte, ése hubiera sido el del Sevilla. Desafortunado en el sorteo, tan sólo pudo arrancar dos victorias, una por la mínima a la vecchia signora, y otra al Borussia, por tres goles a cero.

En el vestuario se mascan las palabras inadmisible, desastre referidas a la eliminación de la Champions, y es cierto que esperábamos más de un equipo que no está dando la talla. Ni siquiera en Liga, donde unos muy enchufados Celta y Deportivo se le han subido a las barbas. No sirven excusas, la plantilla lo sabe, y el equipo de Emery espera resarcirse en la Europa League ahora sí, con rivales más acordes con su rendimiento actual.

Nuno aún estaba haciendo la maleta cuando el Valencia lo acompañó haciendo la suya, rumbo a la Europa League. Muy lejos de la cabeza de la clasificación y aún lejos de los puestos europeos, el inicio de temporada está siendo más que accidentado. La llegada de Gary Neville nada pudo hacer para salvar la eliminación, y parece que viene con ideas revolucionarias el sustituto de Nuno. Al igual que el Sevilla, se verá las caras con otros rivales en la Champions Naranja como el Liverpool, Nápoles, Tottenham, Athletic, Manchester United, Villarreal o Galatasaray.